Me siguen

Google+ Followers

lunes

Vivir bien y en paz ... vivir sin Prejuicios

"Las ideas que te has formado acerca de los demás están fraccionando tu propia mente. Nadie es estátua para que puedas evaluarlos, esta es una característica de tal o cual persona. ¡No! Todo el mundo está cambiando, cada mente es una corriente. Y la mente de cada quien está cambiando y moviéndose cada segundo".
Sri Sri Ravi Shankar

Lo más lindo de nosotros -los seres humanos- es que Cada uno de los Otros es ni más ni menos que el espejo en el cual nos reafirmamos como seres  existentes... como madres o padres, como hijos, como hermanos, como amigas o amigos, como amantes, como diversos somos en el género, lo somos también en las preferencias.

Los prejuicios nos dominan, no hay duda!!!  Las formas como se manifiestan los prejuicios es realmente la problemática de nuestro ser, porque son expresiones  de hostilidad, de segregación, de persecucion, de odios, de amarguras, de violencia, de ausencia de compasión, de falta de afecto y respeto.
Los prejuicios nos hacen perder toda paz y armonia, crean falta de seguridad y estabilidad emocional, son la expresion contraria al amor.

Es con el amor  como podemos combatir los prejuicios, si cambiamos de actitud y dejamos de prejuzgar, viviremos mucho mejor. Por eso la solidaridad llegará a ser inevitable si queremos sobrevivir.

Es conveniente que aclararemos lo que es juzgar y prejuzgar:

PREJUZGAR. " Juzgar sin tener suficiente conocimiento de los hechos. Hay una gran diferencia entre juzgar y prejuzgar, porque juzga el que sabe y prejuzga el que no sabe.  Cuanto más sabemos, más se acercará nuestro juicio a una decisión justa y mayor será nuestra obligación de juzgar, porque el que sabe está obligado a hablar. Cuanto menos sabemos, más se acercará nuestro juicio a una decisión injusta, es decir, a un prejuicio, y mayor será nuestra obligación de no juzgar, porque el que no sabe está obligado a callar. El derecho de juzgar tiene siempre como deber correlativo el respeto por el otro, de modo que en cada circunstancia se deberá evaluar si, aun sabiendo, el silencio es la mejor conducta. El derecho de juzgar termina donde comienza el derecho del otro a no ser juzgado. La sabiduría, el respeto, la prudencia y el sentido común deben primar siempre. Juzgar implica asumir responsabilidad, porque con la misma vara que juzguemos seremos juzgados. En la duda, la mejor decisión es la abstención." Gr Elron

No hay comentarios: