Me siguen

Google+ Followers

sábado

El valor de seguir su corazón e intuición...


Fue despedido de la compañía que él mismo fundó, muchas veces ha sido cuestionado por sus decisiones y enfrentó una enfermedad que (según algunos) casi lo lleva a la muerte.

 La prestigiosa revista Fortune lo ha nombrado como el mejor CEO de los últimos diez años,
los puntos claves que la llevaron a nombrar a Jobs son: su comportamiento único frente a los negocios, la forma de llevar el negocio, su carisma y su lucha constante por lograr productos y servicios innovadores. Igualmente ha sido comparado con otros grandes como Henry Ford y Conrad Hilton.

Todos tenemos un sueño, vivamos por él, intentemos alcanzarlo, pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizá necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas y entonces, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios, lo lograremos.
 En su discurso de apertura en la Universidad de Stanford, Steve Jobs, consejero delegado y co-fundador de Apple y Pixar, nos impulsa a perseguir nuestros sueños y ver las oportunidades en los reveses de la vida - incluyendo la muerte misma.

Estos son algunos apartes del discurso pronunciado en junio de 2005 que valen para tenerlos en cuenta :

[...]Por supuesto era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en la universidad. Sin embargo, fue muy, muy claro mirando hacia el pasado diez años después.  Reitero, no pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo – su instinto, su destino, su vida, su karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha marcado la diferencia en mi vida.[...]

[...] En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe. Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía. Tienen que encontrar eso que aman. Y eso es tan válido para su trabajo como para sus amores. Su trabajo va a llenar gran parte de sus vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creen es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que hacen. Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan.[...]

[...] Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo parecido a “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”. A mí me impresionó y desde entonces, durante los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y cada vez que la respuesta ha sido “No” por varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo.

Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida. Porque casi todo –todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso – todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder. Ya están desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a su corazón.

Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas – es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario. [...]  Fuente: Traducción Mertxe Pasamontes


El que se atreve a tener un proyecto en la vida, quien tiene el valor para dejarlo todo y vivir su leyenda personal, acabará logrando su objetivo. Lo importante es mantener el fuego en el corazón y tener resistencia para superar los momentos difíciles.
Recuerden: el deseo que alberga nuestra alma no surgió de la nada. Alguien lo puso allí. Y este Alguien, que es puro amor y solo quiere nuestra felicidad, lo hizo únicamente porque, junto a ese deseo, nos dio los medios para verlo cumplido. Paulo Coelho.



No hay comentarios: