miércoles, 9 de octubre de 2013

El éxito se encuentra a la vuelta de la esquina...


... Y se llega caminando cada día un paso a la ves...

¿Quieres disfrutar  de la vida y además  lograr tus objetivos? 

¡Claro que se puede! 

Bien sea en tu vida personal, tu trabajo, negocios, estudios…

Para lograrlo es necesario seguir siempre adelante, puedes tomar descansos... un respiro, luego continua...

En ciertas ocasiones nos pueden llegar pensamientos de que el éxito no es para nosotros, y tal vez lo que nos hace falta es solamente encontrar un camino para dar pasos firmes que nos conduzcan a lo que realmente queremos. El éxito llega cuando nos ocupamos en buscarlo, no cuando nos damos excusas, o buscamos culpables, y menos cuando nos quedamos paralizados por el miedo o por la comodidad de no hacer nada porque el éxito no es para mi. 

Encontré en la red una guía práctica que nos permite cuestionarnos sobre cual o cuales son las causas que nos están impidiendo llegar al logro de nuestros objetivos y además con éxito, teniendo siempre en cuenta que  la fórmula para lograr cualquier cosa que nos propongamos en la vida requiere de: amar lo que hacemos y trabajar por ello con constancia buscando siempre la forma de superar las dificultades y obstáculos que se nos presenten. 

Revisa cada uno de estos puntos, es probable que alguno o algunos se han dejado de lado y puede ser la razón por la cual no obtenemos lo que deseamos en el logro de nuestros objetivos... 

1. Por no tener metas claras ni plan definido: una meta es un objetivo, un propósito. Y la realidad es que nada avanzarás, ni un solo paso podrás dar, si no tienes una meta, un objetivo o un propósito definido. Porque si no sabes a dónde quieres llegar, no iras a ninguna parte.

La realidad es que los objetivos son tan esenciales para el éxito como el aire para la vida. Por eso si quieres tropezarte con el éxito, establece hoy mismo tu objetivo. Conciénciate a dónde quieres ir, que quieres lograr y a dónde quieres llegar.

2. Por falta de información: muchas personas no terminan de lograr el éxito porque no manejan la información requerida para lograr su objetivo. No saben cómo lograrlo, no tienen idea de cómo empezar o que hacer.

Y para ello es necesario que estudies a personas que han logrado aquello que tú quieres lograr, asiste a seminarios, lee libros que te acerquen a tu meta y te ayuden a desarrollar las habilidades y estrategias necesarias para lograr el éxito.

Cómo dice el dicho: “Invierte el dinero en tu mente y luego tu mente llenará tu bolsillo”. Así que ya sabes prepárate y podrás lograr el éxito.

3. Por esperar el momento perfecto: si eres de las personas que espera el momento perfecto para ponerte manos a la obra, lamento decirte que ese momento nunca llegará. Las personas mediocres esperan a que la situación sea favorable al cien por cien antes de tomar acción. La perfección es deseable, pero si esperas la perfección, esperarás para siempre.

Así que deja de esperar las condiciones perfectas que no llegarán, y actúa con las que tienes y a medida que vallas avanzando ve amoldándolas a lo que quieres.

4. Por posponer (retrasar las cosas):Ahora es la palabra mágica de éxito. Mañana la próxima semana y más tarde, algún día, un día de estos suelen ser sinónimos de la palabra del fracaso: nunca.

Una persona exitosa se pone manos a la obra, toma acción, es eficiente y consigue resultados. Los mediocres son poco eficaces, posponen las cosas hasta que demuestran que no pueden hacerlas o hasta que ya es demasiado tarde.

Recuerda si piensas actuar ahora conseguirás resultados pero pensar en dejar las cosas para otro día, por lo general conduce al fracaso.

Así que deja de posponer y cuando creas que debas hacer algo hazlo, usando la frase mágica “Voy a actuar AHORA mismo” si tienes una idea ponla en práctica, si quieres hacer algo nuevo hazlo. Sigue el consejo de Benjamín Franklin: No dejes para mañana lo que puedes hacer Hoy.

5. Por dudar: tienes que saber desde ya que la duda es un poder negativo. Cuando la mente es incrédula o tiene dudas atrae “razones” para apoyar esa incredulidad.

Así que empieza a sustituir esas dudas por la confianza y por la fe. Cree en la Superación, cree en que tú puedes ir más allá y cree que puedes lograr el éxito en tu vida. Cree en ti mismo y cree en que lo lograrás, y la puerta del éxito se abrirá ante ti.

6. Por asociaciones negativas: ten en cuenta que la mente refleja lo que recibe del entorno, así como el cuerpo refleja la alimentación que recibe. Y el entorno nos marca y condiciona el pensamiento, es por esto que si constantemente te rodeas de personas negativas, fracasadas o mediocres, terminarás de pensando de forma negativa, y siendo un fracasado y mediocre.

La parte positiva es que el contacto con personas positivas, exitosas y emprendedoras, eleva tu nivel de pensamiento, y te acerca a convertirte en una persona de éxito.

Así que desde hoy ignora los negativos y rodéate de solo aquellas personas que sabes que son positivas y exitosas.

7. Por excusas y pretextos: la excusa es lo que sirve de pretexto para explicarte a ti mismo y a los demás porque no sales adelante, y porque no has logrado aún aquello que quieres.

La realidad es que las personas fracasadas tienen una enfermedad en sus pensamientos “las excusas y los pretextos”. Y lo curioso es que todas las excusas que te da una persona mediocre te las podría dar la persona de éxito, pero no lo hace.

Por ejemplo Beethoven podría haber usado su sordera como excusa para dejar la música, pero no lo hizo, o Kennedy habría podido excusar que era demasiado joven para ser presidente, pero tampoco lo hizo.

Así que si quieres lograr el éxito tienes que vacunarte contra esta enfermedad de la excusa, y al contrario usar cualquier dificultad como un motivo más para avanzar hacia el éxito.

En vez de pensar: “no logro el éxito porque soy pobre” (excusa), al contrario piensa: “como soy pobre más voy a luchar por lograr el éxito y mejorar mi situación”.


Finalmente encuentra  la razón por la cual no logras el éxito en lo que te propones, ahora ponte manos a la obra, da un paso a la vez  y trabaja por lo que quieres.
¡Tienes todo para lograr el éxito… Sólo falta que te pongas en Acción!

Fuente: Floulife , autoayudapractica.com, Escrito por: Yasnely  Gómez.

Comparto también esta hermosa poesía ...

La vida es dura, pero Si se puede. Da el primer paso; revive tu andar peregrino; trae o crea puentes y siempre... hacia adelante!
Abre nuevos rumbos, porque Si se puede.

Si me ves cansada fuera del sendero
ya casi sin fuerzas para hacer camino
si me ves sintiendo que la vida es dura 
porque ya no puedo, porque ya no sigo
Van a recordarme como es un comienzo
ven a desafiarme con tu desafío
muéveme en el alma, llévame al impulso
llévame a mi misma
Yo sabré entonces encender mi lámpara
en el tiempo oscuro, entre el viento frío
volveré a ser fuego desde brasas quietas
que alumbre y reviva mi andar peregrino
Vuelve a susurrarme aquella consigna
del primer paso para un principio
muéstrame la garra que se necesita
para levantarse desde lo caído
Si me ves cansada fuera del sendero
sin ver más espacios que el de los abismos
trae a mi memoria que también hay puentes
que también hay alas que no hemos visto
Que vamos armados de fe y de bravura
que seremos siempre lo que hemos creído
que somos guerreros de la vida plena
y todo nos guía hacia nuestro sitio
Y que un primer paso, y que un nuevo empeño,
nos lleva a la forma de no ser vencidos.
Que el árbol se dobla, se agita, estremece,
deshoja y retoña, pero queda erguido.
Que el único trecho que da el adelante
es aquel que cubre nuestro pie extendido.
Si me ves cansada fuera del sendero,
solitaria y triste, quebrada, herida.
Siéntate a mi lado, tómame las manos,
entra por mis ojos hasta mi escondrijo.
Y dime . . . ¡SE PUEDE!,... e insiste,
¡SE PUEDE!,
Hasta que yo entienda que puedo lo mismo.
Que tu voz despierte, desde tu certeza,
al que de cansancio se quedó dormido.
Y, tal vez, si quieres, préstame tus brazos,
para incorporarme, nueva y decidida.
Que la unión es triunfo
cuando hombro con hombro vamos,
¡sí, se puede!, con el mismo brío.
Si me ves cansada fuera del sendero,
lleva mi mirada hacia tu camino.
Hazme ver las huellas, que allá están marcadas,
de un paso tras otro por donde has venido.
Y vendrá contigo una madrugada,
la voz insistente para un nuevo inicio.
Que abriré otro rumbo porque sí he creído,
QUE SIEMPRE SE PUEDE...
¡se puede,mi amigo! 


Autora: María Soledad Salazar Valenzuela.

No hay comentarios:

La Vida no te dice nada... te lo enseña todo

Reflexionemos  si de verdad el conocimiento de todas  esas pequeñas cosas que creemos saber sobre la vida lo tenemos integrado o simple...

Lo más leído