jueves, 31 de marzo de 2011

Y tu... ¿Crees en algo?

Las adversidades que nos presenta la vida condicionan de manera definitiva nuestra actitud hacia ella.

Nuestras actitudes, a la vez, influyen de manera determinante en nuestra forma de encarar la rutina diaria.

Esta es una dinámica ineludible del vivir y no existe posibilidad alguna de evadirla. Solo queda aprender a desenvolverse en este "juego" donde las reglas han sido establecidas desde siempre: o salimos victoriosos del proceso o el proceso nos derrota.

La vida misma ha demostrado que las únicas personas que salen siempre airosas al enfrentar las continuas y duras adversidades que presenta la existencia son los creyentes. Sólo las personas que "creen" pueden superar con ventaja las pruebas. Los incrédulos son víctimas permanentes de esta dinámica impiadosa.

Conceptualmente el "Creyente" no solo está asociado a un dogma o a una doctrina. El creyente, como el término mismo lo indica, es la persona que "cree" en algo. Si bien es cierto que el carácter de este "algo" fortalece, o no, la propia creencia, su sola existencia habilita una participación ventajosa en el proceso.

Alguien podrá argumentar que en el fondo todos los seres humanos creen en algo y por lo tanto aplican en la categoría, pero esto no es así por un hecho muy simple: el Creyente vive activamente en función de lo que cree. No se trata solo de creer, se trata de vivir en función de lo que se cree. Y vivir en función de lo que se cree no es una cosa simple, precisa carácter. Esto último reduce notablemente el número de personas que pueden inscribirse en la categoría.

Otros podrán argumentar sobre la calidad moral de la creencia porque efectivamente existen quienes creen prácticamente "cualquier cosa". Pero estos últimos tampoco se inscriben entre los que pueden transitar victoriosos en la vida porque de mala semilla no emerge buen fruto. La vida siempre paga bien por bien y mal por mal.

Los Creyentes son un grupo selecto de personas muy coherentes consigo mismos, muy fuertes. Sostienen una poderosa visión, se esfuerzan mucho por alcanzarla, no miran innecesariamente a derecha o izquierda y tienen muchísima paciencia. Por el solo hecho de creer firmemente son personas muy seguras, se desenvuelven siempre en primera línea y pocas veces miran atrás. El hombre que cree sostiene la mirada hacia el naciente y la espalda hacia el poniente. La dimensión temporal en la que se desenvuelve es el Futuro, nada puede hacerse sobre el pasado y el presente solo es punto de partida para lo porvenir.

El tamaño del Creyente es proporcional a su creencia, en tanto ésta sea mayor también él es mas grande. Por eso es necesario evaluar profundamente la naturaleza y la dimensión de aquello en lo que creemos. Por otra parte en tanto mayor la dimensión de aquello en lo que se cree, mayor es la humildad del Creyente, mayor su capacidad de medirse honestamente y mayor su respeto hacia las poderosas energías que gobiernan las circunstancias.

Debemos reflexionar profundamente sobre las cosas en las que creemos porque de ellas depende la Calidad de vida que nos espera.

Es necesario, pero no es suficiente, Creer en uno mismo, debe también creerse en los demás. Esto no es sencillo pero es indispensable; la caminata que nos está deparada no puede hacerse de ninguna manera en solitario. El hombre solitario es una de las criaturas más indefensas de la naturaleza y es también una de las más carentes porque con este solo hecho demuestra su incapacidad de "ser" también para otros. Creer en los demás y recibir de ellos lo que se espera y se necesita es producto de haber dado mucho y de muy buena calidad. El Creyente ha sembrado en los demás aquello que ahora demanda y que ahora recibe para encarar con ventaja las adversidades. Sembrar en los demás lo que se quiere recibir de ellos es otra de las tareas que tamiza dramáticamente la categoría de los creyentes. Pocos pueden hacerlo y aún muchos menos pueden sostenerlo durante el largo y accidentado camino que presenta la vida.

Todo lo que el Creyente profesa se manifiesta en Positivo, no existe margen alguno para lo negativo. El Creyente genuino (porque hay mas creyentes falsos de lo que uno se pueda imaginar), piensa en positivo, actúa en positivo y soporta la adversidad, el fracaso y la perdida en Positivo. Este es otro factor que califica la categoría porque tampoco es sencillo de llevar a la práctica, es cierto que el peso de la vida es infinitamente mayor sobre el cuello de una persona que sobre una hoja de papel como esta; pero ello no desacredita la afirmación: si el Creyente no se desenvuelve en Positivo le quita poder a la propia creencia, porque esencialmente es necesario CREER que las cosas suceden para bien porque uno mismo actúa bien.

Lo negativo es como una corriente de agua que surca por el cauce que uno establece, y si se le brinda espacio en el dominio de la creencia, allí ingresa y lo inunda todo. El hombre negativo no solo es producto de pensamientos pesimistas que emergen de un cálculo "objetivo"de las probabilidades, es también una víctima bastante consciente de sus propios actos negativos, los cuales difieren mucho de los "errores". Estos últimos se cometen siempre y no tienen nada que ver con la actitud Positiva o negativa, son elementos naturales de la vida. Un acto negativo es otra cosa porque trae aparejada una consecuencia negativa. El Creyente debe tener la firme convicción de que los actos de bien solo producen buenos resultados y de allí debe emerger la seguridad  de VIVIR en Positivo. CREER esto último es parte esencial de reconocerse Creyente.

Por último el Creyente hace uso sin pausa del arma más poderosa que le está reservada a los pocos y selectos que se incluyen en la categoría: la gratitud. Para el Creyente la gratitud es un arma, no es sólo una actitud, constituye el combustible que lo acerca al objetivo, la energía que lo vigoriza en el proceso, el alma que soporta el sacrificio y el esfuerzo. La gratitud es, además, remedio maravilloso contra la adversidad.

El Creyente dice mil veces Gracias por cada vez que se pregunta ¿Por qué me sucede esto? El Creyente dice Gracias cuando algo salió mal porque de ello debe extraer alguna enseñanza, algún correctivo. El Creyente grita Gracias ante el fracaso y así lo anula, porque de esta forma lo priva de poder. El Creyente entiende que solo gana quien sabe perder y por ello da Gracias en uno u otro caso. El Creyente sabe que la Victoria solo le está reservada a quien conoció la derrota y por ello da Gracias en uno y otro caso. El Creyente anuncia a los cuatro vientos su gratitud porque sabe que al poder hacerlo está con vida… y si hay vida existe oportunidad para volver a pelear por lo que se Cree.

Por eso el Creyente ama profundamente la Vida, porque ésta le ha demostrado, una y otra vez, que tras cada noche oscura y fría siempre sale el Sol. (Tomado de un artículo de Carlos Nava Condarco.)

Me gustaría invitarlos a ver esta película para Internet: Creer es Crear,de Santiago Pando, son 8 vídeos... aquí os los dejo...

miércoles, 30 de marzo de 2011

Un mal hábito... hay que cambiarlo

El sabio Hindú Paramahamsa Yogananda (1.893 - 1.952) quien dedicó toda su vida al perfeccionamiento humano nos da la siguiente definición:

 "Los hábitos son mecanismos automáticos que nos permiten realizar ciertas acciones sin la necesidad de emplear el esfuerzo mental y físico normalmente requerido al realizarlas cuando son nuevas para nosotros."

Y nos previene:
 "Utilizado de manera inadecuada este mecanismo puede convertirse en un enemigo, amenazando la capacidad de libre elección de la persona".

Somos responsables de cada uno de nuestros hábitos... buenos o malos, pues hemos sido nosotros quienes los creamos; tal vez no recordemos el cómo… ni el cuándo pero cada uno de ellos es obra de nuestra propia creación.

El 90% de nuestro comportamiento diario está basado en nuestros hábitos.

Esta canción de Pastora Soler, además de preciosa nos invita a reflexionar…sobre "una mala costumbre".
Cuanto nos cuesta expresar nuestros sentimientos a las personas que tenemos alrededor, y cuanto nos cuesta valorar el presente, como dice la canción "tenemos la mala costumbre",  que simplemente no es más que un mal hábito, y los hábitos cuando hacen daño, cuando nos impiden disfrutar de la vida, hay que cambiarlos.



martes, 29 de marzo de 2011

¿Cómo me estoy sintiendo ahora?

Dicen que tenemos 60.000 pensamientos diarios. Esos pensamientos... son unos 10, repetidos 6.000 veces, los fabricamos en nuestra mente y, nos los decimos a nosotros mismos, así los damos a conocer.

No cabe duda del poder materializador de los pensamientos y las palabras. Nos lo han dicho, por activa y por pasiva, y  la mayoría seguimos sordos a esta verdad, de la que depende nuestro cuerpo, nuestra salud y nuestras experiencias de vida.

Pero, ¿cómo es que se materializan los pensamientos y las palabras que repetidamente pensamos y decimos?

La respuesta:  Aquello en lo que enfocamos persistentemente nuestra atención, lo enviamos y se nos regresa.

Todo es energía... todo. La energía vibra. Y vibraciones atraen vibraciones iguales.

Nuestros pensamientos y nuestras palabras nos provocan sentimientos... emociones. Las emociones emiten vibraciones que salen al espacio, se unen con vibraciones coincidentes, y nos vuelven, en su escencia, a nuestro cuerpo y a nuestras vidas.

Efectivamente, son las EMOCIONES las que crean nuestra vida.

Y solo hay dos emociones, definidas con múltiples adjetivos:

1- Las que nos hacen sentir bien.

2- Las que nos hacen sentir mal.

Amar, odiar, culpar, perdonar, esperar, deprimirse, frustrarse, ilusionarse, entusiasmarse, reir... No es gratuito. Conviene elegir bien porque tiene su precio: una vida de bienestar, alegría y plenitud, o... una vida de miseria, enfermedad, limitación y carencias. Vivir el cielo en la tierra o... vivir el infierno en la tierra.

Tu eliges que pensar. Tu eliges que hablar. Tu eliges que sentir. Tu eliges que hacer. Tú eres el único creador y responsable de tu vida.

Por eso, ¿Cómo te sientes en este momento? ¿Qué estás sintiendo ahora?

Toma conciencia de tus emociones con frecuencia a lo largo del día.
Controlar los pensamientos puede resultar tarea no fácil, pero ser consciente de nuestros sentimientos y emociones si es factible.

Y cuando te sientes mal, es que estás pensando mal...  hablando mal... y / o  actuando mal.

Y cuando te sientes bien, tus pensamientos, palabras y acciones coinciden con las del Ser Divino quién eres.

Está en nuestras manos elegir cómo queremos sentirnos. Solo tenemos que estar atentos.

¿Cómo me estoy sintiendo ahora?.

Según  pienso y hablo...  así siento.

Como siento... vibro.

La esencia de lo que vibro me viene de vuelta: Materializo mis experiencias de vida.

Así es. Es la Ley.

lunes, 28 de marzo de 2011

¿Suerte o desgracia?

Había un rey que tenía una persona de su absoluta confianza que llevaba siempre con él a cualquier lado y ante cualquier duda le preguntaba, esta persona siempre le decía lo mismo

"Mi señor todo lo que pase es para tu bien".

Un día estando de cacería el rey se amputó un dedo con su arco, ante su infortunio le pregunta a su consejero

"¿Por qué me ha pasado esto a mi?"

Él le respondió como siempre:"Todo lo que pasa es por tu bien"

Al escuchar esto el rey se enojó mucho y lo hizo encerrar por toda su vida.

Pasado unos meses el rey sale nuevamente de cacería, al pasar por un bosque que no conocía lo atraparon unos aborígenes antropófagos, antes de comérselo lo revisaron y vieron que le faltaba un dedo, entonces se asustaron mucho y lo dejaron ir ya que si la persona no estaba entera no podían comerla, según sus creencias tendrían mucha desdicha.

El rey con una gran alegría volvió e hizo soltar a su consejero y llenándolo de disculpas y de regalos le dijo:

"Cuánta razón tenías mi buen amigo, ahora déjame hacerte una pregunta, ¿cuál fue tu beneficio el que yo te haya encerrado?"

El hombre respondió:

"Oh mi rey. Yo siempre estaba contigo día y noche, si no me hubieras encerrado habría ido contigo de cacería y a mi no me falta ninguna parte del cuerpo".

Franklin Rivera

Publicado en el blog de Carlos Costa de Tendencia Vital
http://tendenciavital.ning.com/profiles/blogs/suerte-o-desgracia

A propósito de los últimos sucesos acaecidos en Japon, Carlos Costa en su blog nos invita a reflexionar y hacer una Plegaria por todas las personas que están sufriendo...

"No deja de impresionarme el poder de transformación de la naturaleza que nos mima y nos saca del mapa sin titubeos.
Me encuentro frente al televisor y sus crudas imágenes del tsunami y terremotos que circundan nuestro alrededor, con dolor pero con un sentimiento distinto  al que hubiera tenido en otras circunstancias.
Más allá del golpe que me producen estas circunstancias, confieso que presentía que este tipo de fenómenos podían suceder en el transcurso de este año y el próximo.
Digamos que la percepción fue una mezcla de sentido común y sabiduría calificada de los visionarios que leo desde hace un tiempo, entre ellos muchos miembros de esta comunidad.

No debemos entrar en pánico. Solo abrirnos, consolidar nuestra energía en pos de la solidaridad y el servicio y entender que todo pasa. Ayudemos a quienes más lo  necesitan. Desapeguémosnos como base del no sufrimiento. Aún las peores circunstancias siempre son pasajeras.
Debemos tomar una posición sobre quienes somos, que hacemos y hacia dónde vamos. Eso es tener un proyecto. Y es ese proyecto de vida el que se complementa, completa, nutre y concadena con otros que hacen a nuestra identidad, karma y  destino colectivo que recreamos a diario inconscientemente y dentro de nuestra propia ignorancia.

Para quienes mediten y reflexionen sobre el tema; sumemos fuerzas con una oración por la compasión de todos aquellos que sufren por lo que está sucediendo. "
Namaste
http://tendenciavital.ning.com/profiles/blogs/plegarias-antes-los

domingo, 27 de marzo de 2011

El amor es la fuerza que transforma todo

Deseo compartir un poema de Emmet Fox, éstas son unas palabras suyas que me gustan mucho:

El Poder del Amor

"No hay dificultad que suficiente amor no venza. No hay enfermedad que suficiente amor no cure. No hay puerta que suficiente amor no abra. No hay muro que suficiente amor no derribe. Y no hay ningún pecado que suficiente amor no redima. No importa lo profundamente asentado que esté el problema ni lo desesperanzador que parezca. No importa lo enredada que esté la maraña ni lo enorme que sea el error. La comprensión del amor lo disolverá todo. Y si tú pudieras amar lo suficiente, serias la persona más feliz y poderosa del mundo."

Esto es verdad...

¿Qué necesitas hacer para llegar a ese espacio donde podrías ser la persona más feliz y poderosa del mundo? Todo está en tu corazón... todo está en el amor.

El viaje hacia ese espacio interior está sólo iniciándose, estamos comenzando a entender el gran poder que todos tenemos dentro, necesitamos abrirnos para dar y recibir ese amor que todos podemos expresar, con amor y por amor somos capaces de hacer cosas increibles, empieza por romper las barreras del odio, el rencor, la envidia... los celos, etc., nada te lo impide, solo tu mismo... por eso, seas quien seas, hagas lo que hagas, nunca desistas, solamente ama, cuando se ama todo se puede conseguir... el amor es la fuerza que puede transformarlo todo.

sábado, 26 de marzo de 2011

Anímate a ser mejor




Si todos nosotros, antes de tomar una decisión, de emitir un juicio, de hacer una promesa, nos tomáramos unos minutos para pensar acerca de lo que vamos a hacer, seguramente las cosas marcharían mejor.
Porque cuando prometemos algo, es necesario tener la certeza de que vamos a poder cumplir.
Cuando opinemos sobre alguna cosa, que nuestra opinión refleje algo acerca de lo cuál estemos convencidos. Recordemos que nuestras opiniones, nos reflejan a nosotros. Y cuando tomemos una decisión, que la misma sea lo más acertada posible y que nunca lastime a los demás.
La gente valora las personas estables, con carácter parejo, y con patrones de conducta definidos, y se desconcierta ante quien hoy los acaricia y mañana los golpea.

Creo que las relaciones humanas serían mucho más armoniosas si todos respetáramos la siguiente premisa:

No actuar frente a los demás como no nos gustaría que actuaran con nosotros mismos.
Si antes de expresarnos, de una u otra forma, ante los demás, nos pusiéramos en el lugar del otro y evaluáramos cómo nos sentiríamos si fuéramos los verdaderos receptores, con toda seguridad no existirían los insultos, las palabras hirientes, los gestos despectivos...

... anímate a ser mejor...

Para empezar puedes poner en práctica el filtro de las 3 puertas...

 Un joven discípulo dijo a un sabio filósofo:
Maestro, un amigo tuyo estuvo hablando mal de ti.
Espera, le interrumpió el filósofo. ¿Ya hiciste pasar por las tres puertas lo que vas a contarme?

¿Qué tres puertas?



Sí, la primera es la verdad ¿Estás seguro que es totalmente cierto lo que vas a decirme?
No, lo oí comentar a unos vecinos.


Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda puerta, la bondad. Lo que quieres decirme ¿es bueno para alguien?
No, al contrario






Y la última puerta es la necesidad ¿es necesario que yo sepa lo que quieres contarme?
No, no es necesario.


Entonces dijo el sabio sonriendo:
"Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, mejor será olvidarlo para siempre"

¡¡ QUE BUENO SERIA PENSAR SIEMPRE EN LAS TRES PUERTAS ANTES DE HABLAR!!



Y el útlimo consejo...

Algunas veces es un error juzgar el valor de una actividad simplemente por el tiempo que toma realizarla.
Un buen ejemplo es el caso del experto que fue llamado a arreglar una computadora muy grande y extremadamente compleja... una computadora que valía 12 millones de dólares.
Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato.
Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo. Entonces encendió de nuevo la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente.

El presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto.
-¿Cuánto le debo? -preguntó.
-Son mil dólares, si me hace el favor.
-¿Mil dólares? ¿Mil dólares por unos momentos de trabajo? ¿Mil dólares por apretar un simple tornillito? ¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones de dólares, pero mil dólares es una cantidad disparatada! La pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique.

El experto asintió con la cabeza y se fue. A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza y procedió a pagarla en el acto, sin chistar.

La factura decía:
Servicios prestados:
Apretar un tornillo_____________ 1 dólar
Saber qué tornillo apretar_____999 dólares



viernes, 25 de marzo de 2011

Y tú ¿Te atreves a arriesgarte?

"Un hombre recibió una noche la visita de un ángel, quién le comunicó que le esperaba un futuro fabuloso: se le daría la oportunidad de hacerse rico, de lograr una posición importante y respetada dentro de la comunidad y de casarse con una mujer hermosa.
Ese hombre se paso la vida esperando que los milagros prometidos llegasen, pero nunca lo hicieron, así que al final murió solo y pobre.

Cuando llegó a las puertas del cielo vio al ángel que le había visitado tiempo atrás y protestó:
- "Me prometiste riqueza, una buena posición social y una bella esposa. Me he pasado la vida esperando en vano!
Yo no te hice esa promesa, replicó el ángel. Te prometí la oportunidad de riqueza, una buena posición social y una esposa hermosa.
El hombre estaba realmente intrigado. "No entiendo lo que quieres decir", confesó.

- "Recuerdas que una vez tuviste la idea de montar un negocio, pero el miedo al fracaso te detuvo y nunca lo pusiste en practica?"
El hombre asintió con un gesto.
- "Al no decidirte unos años más tarde, se le dio la idea a otro hombre que no permitió que el miedo al fracaso le impidiera ponerlo en practica.
- Recordarás que se convirtió en uno de los hombres mas ricos del reino."

"También, recordarás,... prosiguió el ángel, aquella ocasión en que un terremoto asoló la ciudad, derrumbó muchos edificios y miles de personas quedaron atrapadas en ellos. En aquella ocasión tuviste oportunidad de ayudar a encontrar y rescatar a los supervivientes, pero no quisiste dejar tu hogar solo por miedo a que los muchos saqueadores que había te robasen tus pertenencias, así que ignoraste la petición de ayuda y te quedaste en casa."
El hombre asintió con vergüenza. "Esa fue la gran oportunidad de salvarle la vida a cientos de personas, con lo que hubieras ganado respeto de todos ellos" continuó el ángel.

- "Por último, ¿recuerdas aquella hermosa mujer pelirroja, que te había atraído tanto?... la creías incomparable a cualquier otra y nunca conociste a nadie igual. Sin embargo, pensaste que tal mujer no se casaría con alguien como tú y para evitar el rechazo, nunca llegaste a proponérselo"
El hombre volvió a asentir, pero ahora las lágrimas rodaban por sus mejillas.
- "Sí, amigo mío, ella podría haber sido tu esposa" dijo el ángel.
"Y con ella se te hubiera otorgado la bendición de tener hermosos hijos y multiplicar la felicidad en tu vida"

A todos se nos ofrecen oportunidades, pero muy a menudo, como el hombre de la historia, las dejamos pasar por nuestros temores e inseguridades y por nuestro miedo a tener riesgos y en esos riesgos fracasar.
Reírse... es arriesgarse a parecer tonto.
Llorar... es arriesgarse a parecer sentimental.
Ponerse a lado del otro... es arriesgarse a quedar implicado.
Exponer los sentimientos... es arriesgarse a exponer al verdadero yo.
Plantear las ideas y los sueños a los demás... es arriesgarse a perderlos.
Amar... es arriesgarse a no ser amado a la vez.
Vivir... es arriesgarse a morir.
Tener esperanza... es arriesgarse a sentirse desesperado.
Intentar algo... es arriesgarse al fracaso.

Pero uno tiene que correr riesgos... porque el mayor riesgo en la vida es no arriesgar nada. 
 

jueves, 24 de marzo de 2011

Luz roja... atención... señal de alarma!

Solemos llamar emociones "negativas" al miedo, la tristeza... la soledad, la culpa, la envidia, etc., y en realidad no lo son, viéndolas desde otra perspectiva.
Son valiosísimas señales que nos remiten a problemas que estamos experimentando en ese momento, por ejemplo, el miedo es la sensación de angustia que nos informa que hay una desproporción entre la amenaza que enfrentamos y los recursos que tenemos para encararla, desde ese otro punto de vista, el miedo será la señal que nos avisa que algo está sucediendo, en ese sentido podemos comparar al miedo con la luz roja del tablero del auto que se enciende e indica que hay poco aceite, o gasolina... o falta algún lubricante, etc., y esa luz roja... esa señal nos remite a resolver ese problema, entonces lo que necesitamos es aprender a tratar al miedo, la culpa... la soledad, etc.,  con la misma eficacia con que tratamos la luz del tablero, y eso es posible.

Así como en nuestro cuerpo físico cada órgano cumple una función específica y necesaria, en el plano emocional, cada emoción cumple también una función importante.
Existen emociones que nos informan acerca de lo que tenemos, alegría... gratitud... confianza, solidaridad, etc., otras nos informan acerca de algo que nos falta, y sentimos tristeza, culpa, envidia, miedo, etc., de esta forma podemos resolver favorablemente los problemas y no permitimos que lleguen a convertirse en algo que nos paralice y nos haga sufrir.

Recordemos que no solo sentimos miedo o culpa...  sino que generalmente, a continuación reaccionamos ante ese miedo o esa culpa o... esa emoción,  e inmediatamente sentimos vergüenza, rabia, impotencia... o miedo por tener miedo, es decir, se produce una reacción emocional en cadena.
Si nos da miedo sentir miedo, tratamos de suprimirlo, si nos da rabia nos enojamos con la parte miedosa y solemos castigarla, si nos da vergüenza, la escondemos, y así, con cada una de esas segundas reacciones, y lo peor es que todo esto nos lleva a agravar el problema, porque logramos enfermarnos, sentirnos rechazados, etc., etc.

¿Qué podemos hacer para aprovechar esas emociones en lugar de padecerlas solamente?

Primero que todo legitimarlas y escucharlas, ojo que no quiero decir consentirlas, eso sería como anestesiar y no ayuda ni sirve de nada, retomemos el ejemplo de la luz roja del coche, ¿qué haría?... para, revisa y pone la solución, de la misma forma debemos proceder con esas emociones, reconocerlas y atenderlas lo más pronto posible.
Segundo, una vez reconocidas, evaluarlas, para encontrar la causa y por último buscar los recursos psicológicos apropiados para poder enfrentar el problema y de esta forma nos logramos recuperar.

Solo si buscamos ayuda a tiempo, podemos reiniciar nuestro recorrido y en condiciones mucho más propicias.  
 

miércoles, 23 de marzo de 2011

Un cuento...

Dime, ¿cuánto pesa un copo de nieve? -preguntó un gorrión a una paloma.
Nada de nada, le contestó.
Entonces, si es así debo contarte una historia, dijo el gorrión:
Estaba yo posado en la rama de un abeto, cerca de su tronco, cuando empezó a nevar. No era una fuerte nevada ni una ventisca furibunda. Nada de eso.
Nevaba como si fuera un sueño, sin nada de violencia. Y como yo no tenía nada mejor que hacer, me puse a contar los copos de nieve que se iban asentando sobre los tallitos de la rama en la que yo estaba. Los copos fueron exactamente 3.741.952. Al caer el siguiente copo de nieve sobre la rama que, como tú dices, pesaba nada de nada, la rama se quebró.
Dicho esto, el gorrión se alejó volando.

Y la paloma, toda una autoridad en la materia desde la época de Noé, quedó cavilando sobre lo que el gorrión le contara y al final se dijo:
Tal vez esté faltando la voz de una sola persona más para que la solidaridad se abra camino en el mundo. (Kurt Kauter)

Lo tome prestado de esta direccion http://www.educarueca.org/

Ayuda al otro... solo necesita que lo escuchen


Cuando una persona elige compartir con nosotros una experiencia que impactó su vida y su estado emocional, no siempre está buscando una respuesta, sólo necesita que uno esté allí para escucharlo, para ponerle el hombro... para tomarlo de la mano, pero sin emitir ningún juicio de valor sobre lo que nos está contando.

El solo hecho de escucharlo, de estar presente cuando un amigo, un familiar o alguien cercano nos necesita, es un acto de ayuda emocional, esa persona tiene necesidad de compartir una experiencia emocional con nosotros, así que escúchela sin juzgarla, sin darle sugerencias, sin hacer ningún tipo de comentarios sobre lo que nosotros creemos que lo que hizo está bien o mal, etc..
Al escuchar de este modo, nos abrimos y nos volvemos receptores de los sentimientos y las emociones ajenas, nos abrimos a las experiencias de los demás, nos damos la posibilidad de aprender a oír a otras personas sin juzgar, es una ayuda valiosa y en algunos casos, puede ser el único tipo de ayuda que brinde una contribución emocional eficaz.

Se suele presentar cuando se trata de una experiencia casi siempre muy dolorosa, después de la pérdida de un ser querido, una ruptura sentimental, una situación de estrés y angustia prolongada, un abuso o maltrato físico o emocional, cualquiera de estas situaciones de la vida puede afectar mucho emocionalmente a la persona que lo ha vivido, por esta razón, tratemos de comprender al otro.

¿Alguna vez te ha sucedido?  ¿Has necesitado ese tipo de ayuda o te la han pedido?  Ya sabes cómo actuar... recuerda que si alguien habla reiteradamente sobre un tema determinado o relata algo una y otra vez, es porque necesita contarlo para sacar afuera sus sentimientos y liberar tensiones, también para poder comprender mejor algo que le ocurrió a través de la repetición, de esta forma ese acontencimiento o hecho lo va viendo desde otro lugar, un lugar más objetivo y esto le permite despojarse un poco de las emociones y analizarlo de un modo más racional.

Escuchar es un arte que todos deberíamos aprender... recuerda... SIN JUZGAR, hoy por ti... mañana de pronto por mi.

domingo, 20 de marzo de 2011

Si estamos logrando lo que deseamos... no hay necesidad de grandes cambios

Sin embargo, inclusive cuando vamos bien encaminados, hace falta ver de vez en cuando el espejo retrovisor para asegurarnos y no encontrarnos con sorpresas desagradables que se nos puedan presentar en cualquier momento.

Me gustaría relacionar la vida en esta ocasión con el motor de un coche... ¿Hace cuanto tiempo cambiaste el aceite de tu motor?
Se recomienda cambiar el aceite del motor del auto periódicamente... de esta forma extendemos su vida útil, de la misma manera podemos hacerlo con  nosotros, los hábitos y las rutinas son el aceite de nuestro propio motor de vida, cuando cambiamos algunos hábitos y algunas rutinas que ya están desgastadas, extendemos la vida de nuestro motor produciendo resultados sorprendentes.

Podemos empezar por analizar lo que estamos haciendo cada día, por ejemplo: ¿Estamos cuidando nuestro cuerpo para mantenerlo en óptimas condiciones? ¿Cuántas veces al año acudimos a nuestro médico de cabecera de forma preventiva para un chequeo general? Lamentablemente, lo que suele impulsarnos es alguna circunstancia de la vida que nos obliga a adoptar un nuevo hábito o costumbre, casi nunca lo hacemos como mantenimiento preventivo, si cambiamos el aceite del motor a nuestro auto cada cierto kilometraje, de la misma forma debemos hacer con el motor de nuestra vida.
Los hábitos pueden darnos poder o pueden destruirnos, si modificamos ciertos hábitos que nos pueden estar causando molestias... de salud, en el cuerpo, en nuestra mente, en nuestro espíritu, podemos determinar la dirección de nuestro destino y asegurarnos que nuestro motor de la vida está funcionando como debe ser.

Cambios dramáticos en nuestras vidas no son una fórmula secreta que mágicamente resuelve todos nuestros desafíos, son las pequeñas cosas hechas constantemente lo que hace la diferencia con el tiempo.
Nuestros hábitos y rutinas cotidianas son las que crean nuestras realidades, nuestros cuerpos son máquinas muy bien afinadas, algunas veces abusamos de ellas y otras, por negligencia no les prestamos el debido cuidado,  tomemos acción, cambiemos nuestro aceite y aseguremos que nuestro motor de la vida ande suave para los días, meses y años que aún nos quedan por vivir.


Si cuidas tu coche, su motor y le haces mantenimiento regularmente, ¿no crees que al motor de tu vida lo deberías cuidar, mantener y mimar de forma constante?  Revisa tus hábitos, tus rutinas, y si hay necesidad de cambiar algo, es el momento, no dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy.

Sígueme en Facebook... Saviesa de Vida

sábado, 19 de marzo de 2011

Hay que crecerse ante la adversidad...

... Y mostrar de qué madera estas forjado!

Cuando nos encontramos en tiempos de grandes adversidades, y por allí hemos pasado todos, cuando todo es oscuro y no se ve ninguna salida a los problemas, cuando solo vemos y sentimos angustia... desesperación y dolor... es cuando debemos tomar acción y dejar  de ser victimas para convertirnos en creadores de circunstancias y salir de los problemas.

Los pensamientos condicionan nuestras emociones y mientras no controlemos esas emociones no podremos tener resultados positivos, lo que quiero decir es que:  EMOCIONES es igual a RESULTADOS.

Como en todo debemos empezar por el principio, empieza por cambiar la raíz del problema, cambia tus pensamientos y tus resultados serán otros. Si piensas que las cosas son terribles y que tus problemas no tienen solución (pensamiento negativo) entonces las emociones (negativas) serán de angustia y desesperanza (emociones limitantes), lo que te llevaría a obtener resultados de la misma naturaleza.
Por el contrario, si te enfocas en lo positivo eso es lo que vas a recibir como resultado.

Piénsalo por un instante... cuando estas en un problema, tu mente instintivamente empieza a buscar de manera inconsciente algunas respuestas tales como... ¿Porqué me sucede esto a mi?, ¿Porqué Dios me hace esto... o porqué si le he pedido tanto no me da aquello? le echamos la culpa a Dios y estamos bloqueando la mente inconsciente, de esta forma no estamos buscando ninguna solución; es cierto que errar es humano, pero echarle la culpa a otras personas o a Dios es una tontería, lo que debemos hacer es cambiar la forma de realizar las preguntas, entendiendo que las respuestas están escondidas en tu interior, solo que lo verdaderamente importante es entender que de acuerdo a la forma como realices las preguntas, obtendrás las respuestas y los recursos de poder que te permitirán evolucionar.

Si en cambio te preguntas... ¿Para qué me puede servir este problema? ¿Qué puedo aprender de esta situación? es muy probable que la respuesta en tu mente inconsciente pueda tardar algunos días o semanas en llegar, pero llegará dejándote una respuesta que te habrá permitido crecer y evolucionar... es decir: aprendiste una lección y pasas a la siguiente, no has bloqueado tu mente y por el contrario esas enseñanzas que aprendiste forman parte de la solución al problema y te permitirá encontrar nuevas circunstancias para salir de el fortalecido y con ventajas sobre los demás.

Pareciera ridículo, pero es real, cuando entendemos que si controlamos nuestros pensamientos podemos cambiar todo... transformar aquello que en un principio era totalmente obscuro en un camino nuevo, amplio y claro, nuestra manera de actuar se torna diferente y segura, descubrimos muchas otras posibilidades y cientos de motivos para sonreírle a la vida, las personas a nuestro alrededor lo notarán y llegarán diferentes ofertas con soluciones.

Atrévete a cambiar tus pensamientos y emociones... y cambiaras tus resultados.  

Este cuento es muy popular sin embargo aquí os lo dejo...

Una hija hablaba con su padre y se quejaba de la vida, lamentándose de que las cosas no le salían bien.
No sabía qué hacer para seguir adelante. Se sentía sin fuerzas y a punto de rendirse.
Estaba cansada y harta de luchar y luchar, sin obtener ningún resultado.
Cada vez que solucionaba un problema, aparecía otro. Ya no podía más.
Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí tomó tres ollas con agua y las puso sobre el fuego. Cuando el agua de las tres ollas empezó a hervir, puso en una zanahorias, en otra colocó huevos y en la última granos de café.
Las dejó hervir y se quedó mientras tanto en silencio. Simplemente se limitó a sonreír a su hija, mientras esperaba a que las tres ollas acabaran su proceso.
La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre.
Después de unos veinte minutos el padre apagó el fuego.
Sacó los huevos y los colocó en un recipiente, sacó las zanahorias y las puso en un plato y finalmente, colocó el café en un tazón.
Mirando a su hija le dijo: -Querida, ¿qué ves?
-Huevos, zanahorias y café, respondió.
Hizo que se acercara y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas.
Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera, después de quitarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro.
Luego le pidió que probara el café, ella después de tomar un sorbo, sorprendida e intrigada a la vez, preguntó: ¿Qué significa todo esto, padre?
Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: “agua hirviendo”
Pero que los tres habían reaccionado en forma diferente.
La zanahoria llegó al agua, fuerte, dura; pero después de pasar por el proceso había quedado blanda y fácil de deshacer.
Los huevos habían llegado al agua siendo frágiles, su delicada cáscara protegía su interior; pero después de estar en el agua hirviendo, se habían endurecido.
Los granos de café, después de estar en el agua hirviendo, habían teñido el agua.
-¿Cuál de los tres elementos eres tú?… Cuando la adversidad llama a tu puerta… ¿Cómo respondes?
Le preguntó a su hija.
-¿Eres como una zanahoria que parece fuerte pero cuando la fatalidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?
-¿Eres como un huevo, que comienza con un corazón frágil, con un espíritu fluido, pero después de una pérdida de un ser querido, una separación o un despido se ha vuelto duro e inflexible?
Por fuera todo sigue aparentemente igual, pero por dentro estás amargada y rígida; y tu espíritu y corazón se han endurecido.
-¿O eres un grano de café? Que es capaz de aprovechar la adversidad y lo que le causa dolor y justo cuando el agua llega al punto máximo de ebullición, es capaz de desprender su mejor sabor y aroma.
Dios quiera que seas como el grano de café, que cuando las cosas se ponen mal, tú puedas reaccionar en forma positiva, sin dejarte vencer por las circunstancias y hagas que las cosas a tu alrededor mejoren.
Que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumine tu camino y a todas las personas que te rodean.
“Que puedas siempre esparcir e irradiar con tu fuerza, optimismo y alegría el “dulce aroma del café”, para que nunca pierdas ese olor grato que solo tú y quien es capaz de atravesar por las más duras circunstancias sabe transmitir a los demás”



 Algo más...
 Te invito a tomar una taza de café... percibe su aroma... huele riquísimo... sabe delicioso!
Así eres tú.
Cuando tengas dificultades... vuelve aquí y juntos (as) tomaremos café, seguro que encontramos una solución
Saviesa de Vida te puede ayudar...


viernes, 18 de marzo de 2011

¿Quieres ganar el juego de la vida?

Una de las carasterísticas más importantes de las personas y de los líderes exitosos es... ¡que saben lo que quieren... tienen un plan para lograrlo... y todo su tiempo lo dedican al logro de sus metas!

 
Si realmente estás interesado (a) en ganar... triunfar en la vida, en los negocios y en tu profesión, existe una fórmula comprobada que te enseña a planear para alcanzar tus metas y tus sueños, pero solo sirve si la pones en práctica y tomas acción.

 

Esta fórmula realmente es muy sencilla y a la véz muy poderosa... son seis pasos, no omitas ninguno:

 
  1.  Decide exáctamente lo que quieres, tómate el tiempo necesario para hacerlo.
  2.  Fija una fecha para el logro de tus metas, porque una meta sin fecha es solo un sueño.
  3.  Haz una lista de todo lo que necesitas hacer para alcanzar tus metas.
  4.  Escribe  tu plan o tu estrategia para el logro de tus metas.
  5.  Toma acción inmediatamente sobre tu plan, porque con acción todo es posible, sin ella, nada lo es.
  6.  Toma la decisión de hacer algo diariamente en pro de lo que te propones... hasta que tus metas se hagan realidad.

 
Puede sonar repetitivo, pero las metas por escrito te transforman de una persona con metas vagas, en una persona con un propósito específico, por eso es muy importante que decidas exactamente lo que quieres... y luego realiza un plan... pero hazlo por escrito.

"El universo recompensa de una manera diferente a las personas que toman acción que a las que no lo hacen", recuerda que tanto las personas exitosas como las mediocres tienen 24 horas al día, la única diferencia es que las primeras saben lo que quieren, tienen un plan para lograrlo y todo su tiempo lo utilizan para que sus metas y sus sueños se hagan realidad, no es que tengan más suerte, más conocimiento o más talento, es que todas sus acciones están encaminadas a acercarlas a sus metas.

Las distracciones diarias hacen que nuestro tiempo se diluya y se nos escape como agua entre los dedos, el tiempo pasa de prisa, quien no tiene un plan, al final del día queda con la sensación de no haber concretado nada, como si no hubiese avanzado, se siente disperso... confuso y agotado.
Todos podemos enfocarnos en lo que realmente queremos lograr y ser resolutivos, de esta forma se gana  el juego de la vida.

 

jueves, 17 de marzo de 2011

El mejor Centro de Formación

Ni el colegio, ni la universidad, ni ningún centro educativo pueden sustituir a la educación recibida en el hogar. Es en el seno de la familia donde se forma el carácter del ser humano, sus valores, su ética, su sentido de responsabilidad. La vida en familia deja su huella indeleble en la vida.

Si bien es cierto, la educación académica aporta los elementos técnicos y de cultura general, en términos de teorías, modelos y métodos necesarios para nuestro desempeño en el trabajo y para múltiples orientaciones en la vida, es la dinámica de la vida familiar la que deja la huella, a través de mapas, modelos, actitudes y comportamientos observados y vivenciados, aprendidos y codificados a lo largo de la vida en familia.

El hogar es como el laboratorio natural en el que los seres humanos somos formados para la vida, donde aprendemos las bases de... la responsabilidad, la tolerancia, la disciplina, el respeto, el amor, los comportamientos de efectividad y los mapas de éxito, etc.
Desafortunadamente la participación que tenemos hoy es muy pobre y limitada debido a la complejidad del entorno actual, las familias están en crisis y deterioradas, fenómenos como el divorcio, el abandono, la violencia intrafamiliar, etc., se han convertido en algo común y toda esta problemática compromete seriamente al ser humano.

De ahí la importancia de todos los padres (padre-madre) de asumir responsablemente nuestro rol como educadores y formadores de nuestros hijos; formar es modelar y en este caso,  es modelar para la vida: aprecio y valoración propia, determinación, confianza en sí mismo, coraje, valores y principios, excelencia y calidad, estilo de vida... formar a nuestros hijos es darles la información y herramientas para que aprendan el arte de vivir, para que aprendan a enfrentar las sorpresas de la vida, los aciertos y equivocaciones, en pocas palabras, es hacerlos responsables de su propia vida.

Educar implica además presencia en el hogar a través del contacto, ese contacto medular e íntimo de caricias, abrazos y besos, donde integramos sentimientos profundos y cálidos para capacitarlos y habilitarlos con estructuras sólidas de sentido de arraigo, identidad, pertenencia y ubicación.

Existe pues, una relación directamente proporcional, entre la calidad y compromiso de las personas con su desempeño eficaz en cualquier ámbito de la vida, sea profesional, social, personal o familiar con la educación recibida en el hogar.

Hoy me permití reflexionar sobre este tema pues indudablemente se hace necesario sembrar hoy para recoger en un futuro, si como padres tocamos lo esencial, lo medular, lo íntimo del ser humano, que son sus valores, creencias, emociones... etc., el mundo y la vida del futuro la podremos mejorar.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Lo que todos sabemos... pero a veces es necesario recordar




¡SI SE PUEDE!

"Sí se puede cuando estás decidido, cuando comprometes tu voluntad para lograr lo que deseas alcanzar"

"Sí se puede cuando ante cada obstáculo muestras temple y con mayor decisión los empiezas a enfrentar"

"Sí se puede si ante cada fracaso buscas reconocer tus propios errores, lo que te permitirá acumular sabiduría y todos tus sueños realizar"

"Si se puede si ante los conflictos mantienes una actitud positiva y, a pesar de las adversidades, tu ánimo no comienza a menguar, así, no habrá cima que no puedas alcanzar"

"Si se puede cuando ante los negativos y escépticos mantienes una sonrisa y la alegría se convierte en tu fiel compañera... siempre amigos podrás cautivar"

"Sí se puede, cuando ante la duda y la incertidumbre, tu fe te mantiene firma"

"Si se puede, si tienes el coraje de vivir intensamente y haces de cada día, una fascinante aventura... La muerte, entonces, será una angustia que nunca llegará"

"Si se puede, cuando aprendes a confiar en Dios, dejándole a él los imposibles y entregas tu vida entera a las estrellas por las que quieres luchar... "

martes, 15 de marzo de 2011

La vida sigue...

Y donde no diluvia... la tierra tiembla y el mar engulle, derribando, sepultando y anegando todo lo que se le pone por delante. Y fuera de los fenómenos meteorológicos, la economía no levanta cabeza, el paro no decrece, y una bomba ha volado por los aires junto a 200 personas más…
A todas horas, todos los días, es lo que escuchamos, es de lo que hablamos, pensamientos tristes nos rondan  la cabeza y un nudo en el estómago o en la garganta nos confirman el pánico que sentimos a que nos toque a nosotros, si aún no nos ha sucedido: que perdamos la salud, el trabajo, no tener casa, o que se nos inunde, o se desplome, que no tengamos alimentos, ni agua… Ni la película de terror más laureada podrá conseguir nunca crearnos ese estado de miedo y terror, en el que últimamente vivimos. 

Sí, la vida y sus condiciones a veces son  inseguridad y cambio por más que nos  empeñemos en asegurarla, hay cosas, hechos... fenómenos que están fuera de nuestro poder y control, y en un solo segundo, podemos perder absolutamente todo lo que tenemos y que tanta lucha y esfuerzo nos ha costado. Pero no paremos ahí nuestros pensamientos, nuestros mensajes ni las imágenes que vemos de desolación, impotencia y sufrimiento, porque si seguimos pensando, hablando... escuchando y viendo, de pronto también  aparece la VIDA entre el agua o los escombros y la sangre… y llegan  otras vidas solidarias aportando su esfuerzo físico, dinero, alimentos, ropa... abrazos, consuelo... para ayudar a la reconstrucción, para paliar la escasez, para volver a empezar.
Y es entonces cuando caemos en  cuenta... lo verdaderamente importante es la vida.
En ese segundo en que se pierde todo lo material... los que aún siguen respirando y siguen con vida, por algún lado asoma la  esperanza, llega la  ayuda y hay medios para un nuevo comienzo.

Nos afanamos por acumular dinero o posesiones, lo convertimos en el propósito de nuestra vida y a ello sometemos salud, bienestar, relaciones y felicidad, y solo cuando todo lo material desaparece despertamos a la verdad: ¡estoy vivo (a), no estoy solo (a), puedo seguir…! Y esa valoración, esa humildad y agradecimiento, es el empuje que necesitamos.

No tenemos poder sobre lo que no podemos controlar, pero el ser humano tiene el poder y la libertad, en todo momento, de elegir su actitud, su respuesta, ante cualquier situación y circunstancia, además cuenta con su excepcional poder creativo y resolutivo, su valor, resistencia, espíritu de superación, entusiasmo y esperanza que junto con la solidaridad y fuerza de muchas personas le devuelven la ilusión, la esperanza para volver a sonreírle a la vida.

La vida sigue…

Para todas las personas del Japón y sus familias, un abrazo cariñoso y todo mi apoyo.

domingo, 13 de marzo de 2011

Creando nuevas posibilidades

El objetivo de este post es el de aprender  a crear y generar nuevos esquemas y miradas de posibilidad, tantas... como tu quieras y de esta forma puedas crear en tu mente nuevos caminos.

"Todo aquello que la mente humana pueda concebir y creer, se puede alcanzar" Napoleon Hill.

Nuestra mente está limitada por el sistema de creencias que hemos incorporado a lo largo de nuestra vida en forma de prejuicios y conceptos, que constituyen los modelos mentales desde los cuales nos paramos frente al mundo. A partir de nuestros modelos mentales, observamos nuestra realidad y nos predisponemos a accionar en ella para lograr resultados.

...  es necesario expandir tu mente a nuevas miradas y luego permitirte crear nuevas posibilidades de acción, para lograr los resultados que estás esperando y todavía no has podido lograr.

¿Qué necesitas pensar en tu mente que no habías pensado hasta ahora para crear nuevas posibilidades?

¿Cómo puedo abrir mi mente para generar nuevas posibilidades?

Existen muchas maneras de ampliar tu visión, a continuación te propongo las siguientes sugerencias:

Utiliza una hoja para diagramar cómo ves hoy tu realidad, dibuja y esquematiza tus pensamientos, de manera que esa representación pueda reflejar todas las relaciones y todos los conceptos. Puedes utilizar flechas, diagramas, formas geométricas, escribe... conecta las relaciones, haz una verdadera obra de arte de tu forma de ver tu realidad hoy. Luego pregúntate, ¿de qué otra manera completamente diferente puedo representar esta realidad?
Intenta concentrarte en lo que te gustaría que ocurra y comienza a dibujar las personas, relaciones, oportunidades y recursos que hagan falta para reflejar en tu nuevo dibujo la realidad que te gustaría vivir.
En una tercera hoja, crea un tercer diagrama diferente al anterior. Haz lo mismo, crea diferentes destinos y realidades, de esta forma le ayudarás a tu mente a ver nuevas posibilidades. Quédate con la que más te agrade, la que se acomode mejor a tu personalidad, tus preferencias... la que intuitivamente sientas que debe ser y aplica lo visto en el post anterior "El éxito llega cuando hemos aplicado apropiadamente lo que aprendemos",  Propósitos... entusiasmo... disciplina... responsabilidad y organización...

Lee el libro "Piense y hágase rico" de Napoleon Hill, estoy segura que te puede ayudar... en él encontrarás la mejor forma de abrir tu mente para obtener nuevas posibilidades en cualquier campo en el que decidas o necesites actuar.

Y tambien te propongo ver algunos vídeos ...


Por último, mantente motivado y utiliza todos los recursos necesarios para ello, conserva siempre una actitud positiva, cree en ti y actúa... infinitas posibilidades se abrirán ante tus ojos.

sábado, 12 de marzo de 2011

El éxito llega cuando hemos aplicado apropiadamente lo que aprendemos

El  ÉXITO  como palabra parece contener un significado amplio y complejo asociado únicamente al reconocimiento, tambien sabemos que el éxito lo clasificamos en... éxitos profesionales, sociales, financieros, familiares... etc., en el post de hoy lo que pretendo es analizarlo desde el punto de vista de nuestros principios y valores, alineando esa palabra al plan de vida que cada uno de nosotros perseguimos.

Percibir el éxito como un objetivo en la vida no debe ser nuestro máximo ideal, en cambio si podemos tomarlo como una actitud que no da cabida a renunciar a el, es decir, que el éxito consiste en seguir siempre adelante.

En mi opinión, el éxito llega cuando hemos aplicado apropiadamente lo que hemos aprendido...

 Propósito - Entusiasmo - Disciplina - Responsabilidad - Organización

Propósitos = Determinación

- Defínelos claramente
- Escríbelos completamente
- Sométalos a la realidad de tu vida
- Estúdialos de acuerdo a tu personalidad
- Organízalos en orden a su importancia y al tiempo en que quieres lograrlos

Entusiasmo = Fuerza interior más poderosa del ser humano

- Entusiasmo real, profundo y verdadero conduce al logro de cualquier meta
- La máxima dosís secreta que complementa las acciones de la vida humana
- Si quieres lograr algo hay que emprenderlo con entusiasmo

Disciplina = Actitud personal que pone freno y control a nuestras acciones

- Gran fortaleza de voluntad
- Orden
- Auto-control
- Perseverancia

Responsabilidad = Responder por todos tus actos

- Asumir con responsabilidad es propio de personas con valor, formación y personalidad
- No te excuses, ni te escondas, ni des explicaciones tontas
- Enfrenta la verdad con valor
- En caso de error, reconoce y rectifica, no busca víctimas ni disculpas

Organización = Darle un lugar a cada cosa y ubicar cada cosa en su lugar

- Hacer cada cosa a su tiempo y darle el tiempo exacto a cada cosa
- Programar cada día  y si es posible cada hora
- Aprovechar lo que ahorra tiempo
- Ordenar por prioridades

Resumo este artículo con un significado que he tomado prestado del libro "El mapa para alcanzar el éxito" de John Maxwell,  Éxito es:


"Conocer su propósito en la vida,

Crecer para alcanzar su máximo potencial,

y

Sembrar semillas que beneficien a los demás".


Te deseo mucho éxito en todo lo que emprendas en tu vida y que el éxito te acompañe en tu camino.




viernes, 11 de marzo de 2011

Tener esperanza... también es nuestra elección

La paciencia y la esperanza son dos sentimientos fundamentales para tener una buena inteligencia emocional, la esperanza es una emoción que surge de los pensamientos optimistas que nos crean ilusiones .La paciencia es otra emoción resultado de pensamientos que nos ayudan a mantenernos lo más serenos posibles, a tener fe y a saber esperar. La paciencia se crea, se aprende, se practica. Tener esperanza también es nuestra elección.

Este cuento nos ilustra sobre la paciencia y la esperanza...

Un pastor tenía dos ovejas y estaba contento porque las dos habían parido y tenían unos hermosos y juguetones corderitos.
Durante la noche el pastor encerraba sus dos ovejas en un corral que tenía muy cerca de la casa. Así se aseguraba que lobos y zorros no las mataran. En las horas del día las soltaba para que fueran a pastar por los cerros. Y aquel día las soltó, como siempre y dejó a los corderitos en el corral. Es muy riesgoso soltarlos tan pequeños.


Las dos ovejas cruzaron el río caminando sobre su firme lecho de piedras. Las aguas del río serrano eran poco profundas y ellas lo cruzaban a diario. Pero al poco tiempo se desató un temporal muy fuerte y la lluvia fue repentina y torrencial. Las aguas descendieron de los cerros, se volcaron torrentosas en los pequeños arroyos y llegaron turbias al cauce del río y el río se desbordó.
El pastor salió hasta la orilla, porque sabía que se acercaba la hora en que sus ovejas regresarían, para amamantar a sus críos y pasar la noche en el corral y vio que sería imposible cualquier intento por cruzar aquel torrente de aguas, sin exponerse a ser arrollado y golpeado contra las piedras.

Una oveja se puso a pastar paciente en la orilla, esperando que las aguas bajaran, la otra se impacientó y comenzó a lamentarse:
"Esta agua no descenderá y mis hijitos se morirán de hambre, aquí nos sorprenderá el lobo y nos moriremos". La compañera trató de calmarla: "No te impacientes, recuerda que ya vimos muchas crecientes en el río y siempre vimos las aguas descender, no nos pasará nada grave y mañana amamantaremos a nuestros hijos".
De nada valieron sus reflexiones, la oveja se arrojó al agua. El pastor la miraba impotente desde la orilla opuesta. La pobre oveja avanzó un par de metros, pero las aguas la vencieron y la arrastraron río abajo, el pastor y la compañera vieron cómo el cuerpo de la desdichada era llevado por la corriente, que lo golpeaba contra todas las rocas salientes. Al anochecer las aguas ya habían descendido bastante, pastor y oveja se miraban desde las dos orillas, el pastor que conocía bien los pasos menos riesgosos, entró al agua lenta y cuidadosamente, llegó hasta la otra orilla, ató una cuerda al cuello de su oveja y ambos volvieron a cruzar el río.
Los corderitos balaban en el corral, el pastor hizo que los dos huerfanitos mamaran de la oveja sobreviviente, que se constituyó en su madre adoptiva. Desconozco su autor.

"Sin esperanza es imposible tener paciencia, porque nadie espera lo imposible y la esperanza más hermosa es la que nace en situaciones más desesperantes. La impaciencia, con la que quieren alcanzarlo todo hoy, es la que te hace perder la oportunidad de alcanzarlo mañana."

Incertidumbre... dudas... expectativas

Y podriamos seguir enumerando diferentes palabras todas son sinónimas de incertidumbre... temor... angustia... zozobra... que causan en la vida del ser humano  desequilibrio emocional e inestabilidad.

La incertidumbre nos produce inseguridad, pero si nos paramos a pensar ¿qué es la vida ? sino precisamente eso, no sabemos las cosas que nos van a suceder mañana, casi ni siquiera dentro de una hora.

No sería más sencillo aceptar esta cuestión y darnos cuenta que muchísimas cosas se escapan a nuestro control, este tipo de actitud puede parecer evitativa, pero no me estoy refiriendo a aceptar un estado de indefensión o a resignarnos a lo que pueda deparar el mañana. Tenemos control si, pero sobre cómo afrontar las situaciones de la vida y sobre todo qué actitud tomar.

 El autocontrol real es ese, todos los demás son mecanismos de defensa. Las personas creemos que si controlamos las situaciones nos sentiremos más seguros, pero eso lleva tantas dosis de cansancio, desgaste, ansiedad que al final nos debilitan.
¿Por qué no aceptar la inseguridad de la vida como algo atractivo de nuestra existencia? Y tirar para adelante, teniendo ilusión por el día a día, esperanza, fuerza por conseguir nuestros sueños, y confianza en nosotros, porque pase lo que pase nuestra responsabilidad es ayudarnos, comprendernos y seguir adelante.

Hay algo más que podemos hacer... aprender a relajarnos,  una de las formas, tal vez la mejor es con la meditación.

La meditación nos sitúa en el aquí y en el ahora. Cuando uno medita esta realmente en el presente, ya que si no es así no se produce la meditación.

La meditación nos enseña a no hacer, a no buscar una finalidad a las cosas y a estar en la percepción o atención sin búsqueda de objetivos.

La meditación nos ayuda a eliminar las identificaciones que normalmente tenemos con los contenidos de la mente, sean los pensamientos, las vivencias, los recuerdos, etc.

La meditación genera un estado de calma mental no alcanzable por ningún otro procedimiento de trabajo mental.

El silencio mental generado por el estado meditativo produce unas condiciones de calma profunda lo que supone un alivio a los estados de estrés o ansiedad.

Te dejo con algunos vídeos que te pueden ayudar a relajarte y a meditar...



miércoles, 9 de marzo de 2011

Regala un abrazo... mira cuánto puedes lograr

Deshace la soledad
Derrota el miedo
Abre las puertas a las sensaciones
Ayuda al autoestima
Alienta el altruismo
Retrasa el envejecimiento
Ayuda a reducir la tensión
Ayuda con el problema del insomnio
Preserva en condición a los músculos de los brazos y los hombros
Imparte la sensación de que pertenecemos
Llena los sitios vacíos en nuestras vidas
Sigue funcionando a dar beneficios hasta después de que el abrazo se termina



Un abrazo dura entre tres y diez segundos, tiempo que parece eterno cuando un abrazo es sincero, de corazón. Todos los beneficios anteriormente expuestos son basados en este tiempo, en ese parpadeo.

Un tango dura en promedio tres minutos, tres minutos de abrazo, tres minutos sin soledad, sin miedo.
Durante esos tres minutos todos los problemas son contenidos por el abrazo de esa otra persona, que nos comprende y contiene.

Si vimos los beneficios de diez segundos de abrazos, ¿podrías imaginarte lo que pueden lograr tres minutos?


martes, 8 de marzo de 2011

Día Internacional de la Mujer

Mujer, Jamás Permitas...


Jamás permitas que algún hombre te esclavice, tú naciste para amar y no para ser esclava.
Jamás permitas que tu corazón sufra en nombre del amor, amar es un acto de felicidad, ¿porqué sufrir?.
Jamás permitas que tus ojos derramen lágrimas por alguien que nunca te hará reír.
Jamás permitas que tu cuerpo sea usado, sabes que tu cuerpo es la morada del espíritu, entonces, ¡mantenlo apreciado!.
Jamás permitas quedarte horas esperando por alguien que nunca vendrá, ¡así te lo tenga prometido!.
Jamás permitas que tu nombre sea pronunciado en vano por un hombre, ¡que ni se sabe si tiene nombre.
Jamás permitas que tu tiempo sea desperdiciado por alguien que nunca tendrá tiempo para ti.
Jamás permitas escuchar gritos en tus oídos, ¡el amor es el único que puede hablar más alto!.
Jamás permitas que pasiones desenfrenadas te saquen de un mundo real para otro que nunca existió.
Jamás permitas que los otros sueños se mezclen a los tuyos haciéndolos girar en una gran pesadilla.
Jamás confíes que alguien pueda volver, ¡cuando nunca estuvo presente!.
Jamás permitas prestar tu útero para engendrar un hijo que nunca tendrá un padre.
Jamás permitas vivir en la dependencia de un hombre haciendo creer que tú naciste inválida.
Jamás permitas que quedes linda y maravillosa, ¡para esperar a un hombre que no tiene ojos para admirarte!.
Jamás permitas que tus pies caminen en dirección de un hombre, ¡que sólo vive huyendo de ti!.
Jamás permitas que el dolor, que la tristeza, que la soledad, que el odio, que el resentimiento, que los celos, que el rencor y todo que pueda sacar el brillo de tus ojos; haciendo debilitar la fuerza que existe dentro de ti.
Jamás te permitas perder tu dignidad de ser... ¡Mujer!.

"Hombre... cuídate mucho de hacer llorar a una mujer, pues, ¡Dios cuenta sus lágrimas!.
La mujer salió de tu costilla, no de tus pies para ser pisoteada, ni de tu cabeza para ser superior; sino del lado para ser igual... Debajo de tu brazo para ser protegida y al lado de tu corazón para ser amada."...

Desconozco su autor


Es incomprensible que en pleno siglo XXI aún existan Mujeres que teman a su pareja.
La Violencia Intrafamiliar la debemos denunciar y erradicar de nuestras vidas.

Este poema es para quienes están pasando por una situación similar... ámate, tú puedes salir adelante, no permitas que te maltraten...
¡¡¡ Reflexiona !!!


Recibí flores hoy!
No es nuestro aniversario o ningún otro día especial;
anoche me aventó contra la pared y comenzó a ahorcarme.
Parecía una pesadilla, pero de las pesadillas despiertas
y sabes que no es real; me levanté esta mañana adolorida y con golpes en todos lados, pero yo sé que está arrepentido; porque él me mando flores hoy...

Recibí flores hoy!
Y no es día de San Valentín o ningún otro día especial;
anoche me golpeó y amenazó con matarme; ni el maquillaje o las mangas largas podían esconder las cortadas y golpes que me ocasionó esta vez.
No pude ir al trabajo hoy, porque no quería que se dieran cuenta, pero yo sé que esta arrepentido; por que él me mandó flores hoy...

Recibí flores hoy!

Y no era el día de las madres o ningún otro día especial; anoche el me volvió a golpear, pero esta vez fue mucho peor.
Si logro dejarlo, qué voy a hacer?
Cómo podría yo sola sacar adelante a los niños?
Qué pasará si nos falta el dinero?
Le tengo tanto miedo, pero dependo tanto de él, que temo dejarlo.
Pero yo sé que está arrepentido, por que él me mando flores hoy...

Recibí flores hoy!

Hoy es un día muy especial: Es el día de mi funeral. Anoche por fin logró matarme. Me golpeó hasta morir.
Si por lo menos hubiera tenido el valor y la fortaleza de dejarlo; si hubiera aceptado la ayuda profesional.
Hoy no hubiera recibido flores!

Anónimo


¡¡¡ POR UNA VIDA SIN VIOLENCIA!!!
Compartan este mensaje... para crear conciencia.
No dejemos que continúe. Es una realidad muy triste.
 

lunes, 7 de marzo de 2011

Cuando alguien nos decepciona... ¿de quien es la culpa?

Pueden haber muchas causas para la decepción... es un tema muy espinoso, a veces tenemos muchas expectativas puestas en las personas o situaciones, expectativas que se traducen en satisfacer nuestras propias carencias, puesto que si necesitamos algo es porque carecemos de ese algo.
Por lo general las relaciones humanas caminan sobre ese filo, el de una cuerda muy fina, al menor descuido o por cualquier leve brisa... tambalean... se pierde el equilibrio y se corre el riesgo de caer, cuando esto sucede nos alcanza a lastimar un sentimiento de decepción.

Cuando alguien nos decepciona, no significa que la otra persona haya actuado mal... o bien, lo que significa es que actuó de forma tal que no nos beneficia. Cada quien actúa según su criterio y su capacidad, en función de la realidad que le rodea, entonces la decepción surge porque estábamos esperando que algo sucediera o alguien actuara de alguna forma que satisfaciera algunas de nuestras necesidades o expectativas y que nosotros mismos no podemos satisfacer o... porque  hemos cifrado todas nuestras ilusiones en el otro.
La decepción es uno de los grandes males de la humanidad, si las personas se comportan como yo espero, o si las situaciones ocurren como me convengan , entonces estoy feliz, tengo bienestar, pero... como esto no siempre es así, tendemos a buscar culpables de nuestro malestar, por ejemplo: si nuestra pareja, un hijo, o una persona muy cercana,  no cumple con lo que nos ha prometido, en forma casi inmediata lo juzgamos y lo condenamos, no buscamos el porqué de su acción, simplemente nos ha fallado, nuestras expectativas eran de total confianza,  sin entender que como ser humano puede equivocarse o fallar, no cumplió nuestra expectativa y eso nos basta para decepcionarnos, la culpa es de la otra persona, así solemos pensar;  otro caso, éste muy trivial,  si una comida nos hizo daño, (la culpa es de... quien la preparó, ese restaurante es... me lo habían recomendado muy bien,  me decepcionó, etc.) cuando pudimos no haberla comido o elegido otra opcción...lo que le gusta a quien nos lo recomendó no es lo mismo que nos gusta a nosotros... o no comer tanto, o... simplemente no pasaba nada con la comida,  nosotros podíamos estar indispuestos por otra causa; de la misma forma sucede si alguien por cualquier circunstancia no puede prestarnos dinero...  hacernos cualquier otro tipo de favor, creemos que son los demás quienes nos han hecho daño, -sin ponernos en sus zapatos-, y sufrimos porque la otra persona nos decepcionó al no satisfacer nuestras carencias, sin reconocer que las carencias son nuestras, no de la otra persona... y lamentablemente por un NO y por falta de comprensión,  hay muchas personas que han roto relaciones con sus parejas, socios, amigos y familiares.

De la misma forma sucede al contrario, quien pudiendo hacer un favor a tiempo, o prestar un buen servicio, prefiere perder al amigo, socio o pariente, porque siente que puede perder su estado de confort y bienestar, talvez porque ha sufrido una decepción anteriormente por una causa similar o porque está desilusionado de esa persona que hoy se lo solicita.
Sin intentar juzgar las acciones de cualquiera, que pueden ser buenas o malas, apegadas o fuera de la ley, sanas o enfermizas, cada quien actúa según su criterio y su capacidad. Reconocer que es inherente del ser humano, es ganancia.

Los seres humanos tenemos la tendencia al mínimo esfuerzo por una parte, y éste nos lleva a no reconocernos como responsables de nuestra situación y tendemos a buscar culpables de nuestro malestar, siempre  fuera de nosotros.

Tratar de no tener altas expectativas cifradas únicamente en los demás, es un ejercicio sano que podemos poner en práctica, de esta forma evitamos decepcionarnos, por una parte, y comprender sin egoismos al otro, sin esperar que siempre satisfaga nuestras necesidades, considerando que sus acciones convenientes para nosotros,  pueden no satisfacer las suyas. 
Es mejor erradicar el sentimiento de decepción, enfocando nuestra felicidad  desde el punto de vista realmente personal, y no quiero decir con esto que sea cuestión de autosuficiencia, sino que es necesario comprender antes de juzgar y de perder una buena relación por buscar el culpable fuera de nosotros.

El éxito del manejo de nuestras relaciones personales, laborales, familiares o de cualquier otra índole, debería ser siempre del tipo ganar-ganar.

La Vida no te dice nada... te lo enseña todo

Reflexionemos  si de verdad el conocimiento de todas  esas pequeñas cosas que creemos saber sobre la vida lo tenemos integrado o simple...

Lo más leído