jueves, 9 de febrero de 2012

¿Tolerar mejor que respetar?


El respeto hoy en día es un desafío, es uno de los valores /virtudes  más anunciado y exigido pero... curiosamente el menos respetado, podría decirse que se asemeja a  una utopía.
En todas partes vemos o escuchamos frases como:  respetar los derechos humanos… respetar a los demás… respetar al público, respetar las leyes,  respetar las diferencias, respetar a los mayores, a los niños, a los discapacitados, respetar la vida, respetar su intimidad, respetar los bienes de los demás…  etc., etc.  

Me cuestiono si no será mejor usar el término "tolerar", puesto que la tolerancia, es ante todo respeto por la otra persona, por su forma de ser, por su forma de pensar, es reconocimiento de que nadie puede ser la medida de los demás.

Creo que la tolerancia es fundamental en las relaciones humanas, tolera quien deja pensar, crear, y creer libremente , quien ama en la diferencia y acoge en la diversidad sin discriminar, quien confronta las ideas sin violencia, hace oposición con respeto y es sereno ante el desacuerdo, quien ayuda a construir la verdad entre todos y antes que rechazar prefiere dialogar.

Estoy convencida que en la vida diaria hay que practicar la tolerancia. Un ciudadano tolera a sus congéneres cuando aprende a moverse entre la apretujada multitud sin impaciencia, a mirar a los demás sin etiquetarlos y a no culpar a nadie de lo que le pasa.

En cambio, por falta de tolerancia agredimos al otro, lo maltratamos y violentamos. Quizá por esto el mundo ha sido tan violento en todos y en especial en estos tiempos. Se nos olvidó tolerar... o respetar? 

Hay tanto en la palabra "respeto" y en su práctica, que prefiero que cada uno medite esta reflexión y saque sus propias conclusiones, pero que nunca olvide tolerar... respetar... mejor sería: nunca dejar de AMAR.