Me siguen

Google+ Followers

miércoles

Ayuda al otro... solo necesita que lo escuchen


Cuando una persona elige compartir con nosotros una experiencia que impactó su vida y su estado emocional, no siempre está buscando una respuesta, sólo necesita que uno esté allí para escucharlo, para ponerle el hombro... para tomarlo de la mano, pero sin emitir ningún juicio de valor sobre lo que nos está contando.

El solo hecho de escucharlo, de estar presente cuando un amigo, un familiar o alguien cercano nos necesita, es un acto de ayuda emocional, esa persona tiene necesidad de compartir una experiencia emocional con nosotros, así que escúchela sin juzgarla, sin darle sugerencias, sin hacer ningún tipo de comentarios sobre lo que nosotros creemos que lo que hizo está bien o mal, etc..
Al escuchar de este modo, nos abrimos y nos volvemos receptores de los sentimientos y las emociones ajenas, nos abrimos a las experiencias de los demás, nos damos la posibilidad de aprender a oír a otras personas sin juzgar, es una ayuda valiosa y en algunos casos, puede ser el único tipo de ayuda que brinde una contribución emocional eficaz.

Se suele presentar cuando se trata de una experiencia casi siempre muy dolorosa, después de la pérdida de un ser querido, una ruptura sentimental, una situación de estrés y angustia prolongada, un abuso o maltrato físico o emocional, cualquiera de estas situaciones de la vida puede afectar mucho emocionalmente a la persona que lo ha vivido, por esta razón, tratemos de comprender al otro.

¿Alguna vez te ha sucedido?  ¿Has necesitado ese tipo de ayuda o te la han pedido?  Ya sabes cómo actuar... recuerda que si alguien habla reiteradamente sobre un tema determinado o relata algo una y otra vez, es porque necesita contarlo para sacar afuera sus sentimientos y liberar tensiones, también para poder comprender mejor algo que le ocurrió a través de la repetición, de esta forma ese acontencimiento o hecho lo va viendo desde otro lugar, un lugar más objetivo y esto le permite despojarse un poco de las emociones y analizarlo de un modo más racional.

Escuchar es un arte que todos deberíamos aprender... recuerda... SIN JUZGAR, hoy por ti... mañana de pronto por mi.

No hay comentarios: