Me siguen

Google+ Followers

martes

El Cuerpo es quien habla... tu Currículum está escrito en tu Cara

El tradicional Currículum Vitae es la principal  tarjeta de presentación de una persona, sea profesional o no, para evaluar la posibilidad de ingresar a un trabajo.

La frecuente presencia de mentiras (21%), del candidato al exagerar su historial, ha obligado a las empresas a buscar métodos cada vez más sofisticados para analizar a los aspirantes.

En una entrevista puedes mentir, los test psicotécnicos se pueden falsear, pero la cara no la puedes modificar.
No solo transmitimos significados con la ropa y otros objetos de uso personal, el coche o cualquier otra posesión más o menos costosa, no solo con nuestro "deje" o manera particular de pronunciar el idioma que hablamos, la entonación y los silencios conque marcamos el ritmo de nuestra habla.

Tambien con los gestos, sobre todo con aquellos inadvertidos que nuestra cara y en general nuestro cuerpo manifiesta en microsegundos y transmiten una impresión tan fugaz como penetrante. Nuestro cuerpo es muy expresivo y de la misma manera que, (como dicen los criminólogos) de todo contacto siempre queda una huella, y en la comunicación humana, verbal y no verbal, sucede lo mismo.

Cada emoción tiene su mímica espontánea, es posible descubrir emociones y sentimientos, peligros y dificultades, cuanto más facilidad verbal se tiene, más mensajes codificados se emiten, y el silencio tambien tiene su significado.

El lenguaje corporal proporciona una gran cantidad de información sobre nuestro estado anímico, nuestra personalidad; la sonrisa, el sentido del humor se reflejan en el rostro, dejan una huella visual que ofrece tambien mucha información, cabe anotar, que en aparente igualdad de condiciones, la información que transmite la expresividad del rostro influye de manera decisiva en la percepción de la persona que está llevando a cabo la entrevista.

Un rostro con huellas de ganador, convence y seduce, contagia ilusión y ánimo, y esto es energía movilizadora; un rostro con huellas de tristeza se da la mano con el aburrimiento, la fatalidad, no comunica esperanza, no es capáz de liderar emociones positivas, sin las cuales no hay proyectos.

 No pretendo reivindicar la superficialidad de la sonrisa hueca, del gesto artificial, de la pose previsible de gesto acartonado; cuantas veces nos encontramos frente a seños fruncidos pero en el fondo amenazan expresar un sonrisa contagiosa, fresca y dinámica, que ha combatido su vida con inteligencia y determinación , esa huella  ha quedado y comunica recuperación, proclama su fe y determinación.

Cuando las huellas se encuentran en nuestro rostro en su justa medida, la persona se mantiene en equilibrio , procura mejorar constantemente su autoestima, mantiene alejado el temor, se conoce y se acepta tal como es, muestra una actitud de confianza en sí mismo, a pesar de las dificultades que haya tenido, simplemente... es una persona motivada, con actitudes favorables, y a la vez cree que siempre es posible mejorar.

No es necesario convertirnos en "ratas de biblioteca", lo que si es importante es tener un guía experimentado, un coach con cualidades para la enseñanza, que nos ayude a desarrollar nuestro crecimiento personal.
Enriquecer y avanzar en el mejoramiento de uno mismo y de las relaciones interpersonales es adquirir una cierta transparencia, es abandonar un falso rostro y sus diferentes máscaras, es liberarse y estar preparados para las grandes oportunidades que la vida nos presenta.




En el mes de noviembre dictaremos un Seminario - Taller sobre este tema tan importante, donde los participantes aprenderán a mejorar sus habilidades de comunicación verbal y no verbal,  tanto profesionalmente como en la vida personal.
Oportunamente ampliaré esta información.

No hay comentarios: