viernes, 29 de abril de 2011

Todo es posible


“Yo también puedo lograrlo, Yo también puedo crecer, Yo también puedo prosperar”.



Todos los días millones de personas en el mundo, renuncian a buenas ideas y a proyectos con un tremendo potencial de éxito, al ponerse a analizar las imposibilidades y los obstáculos imprevistos que pueden surgir. La gran mayoría nos fuimos acostumbrando con los años a pensar negativamente. Un pequeño y simple obstáculo, cuando ha hallado un lugar en la mente para desarrollarse, hace caer por tierra todos los otros argumentos positivos que demuestran que sí se puede lograr.

Lo bueno es que la historia revela ejemplos de grandes hombres celebres que triunfaron a pesar de sus grandes impedimentos y una no pequeña adversidad. Gente singular como tú y como yo… pero que tenían una cualidad muy destacada: sabían encontrar una oportunidad ante cada dificultad de la vida.


Entra a la vida, y siéntete vivo en las pasiones y también en la espera...
En los aciertos y en los desaciertos...
En el éxito y en el fracaso...
Muchos escapan cuando llega el momento de entrar... la puerta siempre está frente a nuestros ojos sólo que es mejor por conveniencia quedarse detenido y no abrirla...
¿Por qué digo por conveniencia?
Porque cuando pensamos en lo que vivimos, cuando algo no resultó como esperamos, cuando nos pegaron justo en el corazón y el sacudón nos dejó debilitados... es preferible cuidarnos y resguardarnos antes de volver a intentarlo... y entonces parados ahí, firmes nos decimos: Mejor no me arriesgo de nuevo... y si vuelvo a sufrir? y si pasa lo mismo?
Y qué grave error porque sólo aprenden a vivir aquellos que se entregan sin temor, que se animan a entrar a la vida reconociendo que al pasar esa puerta serán los verdaderos protagonistas de esa historia.

Entra... Vive... Renace... Levántate...

 
¡Todo es posible!


Atesora este poderoso concepto en tu mente, en tu corazón, en tu alma, guárdalo en tu subconsciente hasta que se arraigue profundamente: Acepta la posibilidad de que “Tu también puedes”… Y recuérdatelo cada día de tu vida, especialmente cuando surjan grandes obstáculos delante de ti.