jueves, 28 de abril de 2011

Tres actitudes positivas para poner en práctica

Son muchas y muy variadas las interpretaciones que se hacen en torno a los "monitos sabios" Japoneses, para este artículo tomaré la siguiente...

Existen tres monitos muy sabios que probablemente conozcan. Lo que nos dicen estas  criaturas es que no veamos la maldad, no escuchemos la maldad y sobre todo no hablemos sobre ella. Estas tres actitudes encierran un mensaje muy positivo que podemos comenzar a implementar.

Bajo el nombre de Mizaru tenemos al sabio primate que no ve la maldad. Mientras tu mirada más se concentre en las cosas buenas que te rodean, en esas hermosas bendiciones que ya tienes y que muchas veces ignoras o le restas importancia, mejor te sentirás con lo que ya tienes ahora. Concentrarse en la falta solamente te hace sentir miserable y le quita importancia a lo que ya has logrado. No veas el error, no veas el desastre, aprende de él y luego pregúntate... ¿qué es lo bueno que tienes en tu vida aquí y ahora? Es mejor así y es una actitud positiva que te ayuda.

Kikazaru no escucha la maldad. ¿Se han percatado de que en los noticieros priman las malas noticias? ¿Qué la gente siempre se queja? ¿Que las críticas fluyen más que los halagos o que nosotros decidimos darle más importancia a las críticas que a las cosas bellas que dicen de nosotros? Es hora de decir basta... hay un momento en que tenemos que tomar las riendas de nuestro destino y decidir qué escuchar y que no. La respuesta es muy sencilla, las cosas que te hacen bien debes mantenerlas en tu camino y alimentarlas, aquellas personas que te hacen daño o la situaciones que no te satisfacen por completo o te disminuyen, déjalas que se evaporen.

Iwazaru no habla maldad. No solamente podemos caer en la tentación de hablar mal de los demás, de quejarnos, de ser incomprensivos, intolerantes, sino que usualmente solemos hablarnos a nosotros de una manera despiadada, como si tuviéramos que juzgarnos como los peores personajes de la historia. También podemos caer en quejarnos constantemente de nuestra situación mientras contemplamos como va pasando el tiempo y no hacemos nada. Seamos gentiles con los demás, pero también deberíamos serlo con nosotros.

Cuando pensemos en tener una actitud positiva esta metáfora es muy oportuna.
Seamos conscientes a qué le prestamos atención, y hacerlo,  va a generar una diferencia muy importante en nuestra vida, cuando decidamos escuchar  frases de cariño, ver lo hermoso que tenemos, ser agradecidos por lo que hemos logrado, toda nuestra actitud comienzará a cambiar, y no hay nada más hermoso que vivir desde una actitud positiva que nos brindará fuerza cuando más lo necesitemos.

Tomado de un artículo de la Psicóloga Mariana Alvez -  Psicología Positiva del Uruguay

A manera de información...
Estos tres monitos... "es una de las estatuas más famosas de Japón, por su significado y también por su origen misterioso. Hay un proverbio japonés que dice “No veas lo malvado, no escuches lo malvado, no digas con maldad”. Este proverbio parece ser que proviene de unas escrituras de Confucio. Los tres monos sabios tienen nombre, Mizaru (el que no ve, 見ざる), Kikazaru (聞かざる, el que no escucha), Iwazaru (言わざる, el que no dice). Lo curioso es que la terminación “zaru” significa “no hacer” (En japonés antiguo) y a la misma vez también significa “mono”. Seguramente sea por eso por lo que el proverbio fue representado con una estatua de tres monos".