Me siguen

Google+ Followers

lunes

Muy fácil... Criticar ¿Porqué lo hacemos?

Es una práctica muy común... se da en las familias, en el trabajo, en el colegio o universidad y desde luego en el ámbito social. Criticamos a todos, porque sí y tambien porque no.

 Dejando de lado por el momento el concepto de: "es una crítica constructiva", se puede decir que las críticas normalmente son puntos de vista negativos sobre las acciones de otras personas.

Paradójicamente, cuando criticamos, la gran mayoría de las veces son acciones derivadas de problemas o debilidades propias, antes que de las personas a las cuales se critica.

¿Porqué lo hacemos?  Porque nuestra Autoestima está baja.

Hablar mal de otras personas, sobretodo de las que no están presentes, es doblemente dañino,  creemos que nos volvemos  más importantes o  interesantes ante nuestros amigos, o familiares...Y es probable que esa estrategia funcione, pero momentaneamente, pues tan pronto nos demos la vuelta, la crítica vendrá en contra de nosotros, nos volveremos personas menos confiables y nuestra imagén empeorará.

Normalmente las personas con vidas más complicadas, son las que más critican a otros, viven en un autoengaño constante, no están a gusto con ellos mismos, al lanzar la crítica sobre otra u otras personas, pretenden que sus propios defectos parezcan menos graves ante los demás y ante ellos mismos.

La crítica es la salida negativa a nuestros errores, al criticar a otros, nos mentimos a nosotros mismos diciéndonos que el problema está en otras personas.

Cuando emitimos algunas críticas, es posible que estemos reflejando lo que nos molesta de nosotros mismos, nos hace sentir inferiores y no lo hemos superado.

La envidia y los celos son grandes generadores de críticas sobre otras personas. Sentirnos inferiores a alguien, activa un mecanismo de defensa que consiste en rebajar a la otra persona y tratar de aminorar sus cualidades a través de la crítica, se asumen cosas sin comprobar y se inventan historias sobre ella y sus comportamientos.

Lo Positivo de la crítica es que podemos dejar de hacerlo.

Para dejar de criticar es necesario realizar un AUTO ANÁLISIS muy profundo para descubrir cúales son las verdaderas razones por las que te ves impulsado a criticar, indagar cuales son las NECESIDADES INTERIORES que satisfaces cuando criticas, cuales son las carencias interiores, qué es lo que te hace falta: aprecio, aceptación, amor, reconocimiento, admiración, etc.

Cualquiera que sea la necesidad personal e interior que encuentres insatisfecha, no esperes a que otros lleguen a satisfacerla, tú puedes comenzar a darte lo que necesitas, ya sea aprecio o reconocimiento.
En la medida en que seas más capaz de aceptarte a tí mismo, más fácil resultará para los demás apreciarte y reconocerte.

Una vez que logres encontrar tu propio valor personal, tu necesidad de criticar a otras personas será mucho menor o inexistente.

Recuerda: Criticar es un hábito, al no insistir en practicarlo, el hábito ya no existe.




No hay comentarios: