viernes, 20 de abril de 2012

El Mal Humor es la Tristeza del Alma

"Ríe y el mundo estará contigo; llora y llorarás solo",  no sé quien lo dijo, pero es cierto, además, reír causa placer y es algo muy saludable.

 ¿Quieres saber por qué?
Cada vez que te ríes, activas aproximadamente 400 músculos, la mayoría faciales, así es que mientras sonríes, ¡haces gimnasia!

Cuando ríes tu cuerpo necesita una mayor dosis de oxígeno, por lo que tu capacidad pulmonar aumenta, proporcionando también oxígeno a tus tejidos.

Al reír se lubrican y limpian los ojos a través de las lágrimas.

La carcajada hace vibrar la cabeza y se despejan la nariz y el oído.

La risa como expresión de alegría afecta de manera positiva a los sistemas cardiovascular, inmunológico, muscular, nervioso central y endocrino.

Después de reír por dos o tres minutos tu cuerpo entra en estado de relajación, al igual que tu sistema digestivo, por lo que reír es un buen remedio contra el estreñimiento.

Al reír básicamente se libera adrenalina lo que te hace estar más despierta y es un buen remedio contra la fatiga extrema.

Bastan con unos minutos de risa para que el miedo desaparezca junto con el estrés.

Reír ayuda a combatir la depresión, ya que la risa nos hace ver el lado positivo de las cosas.

Está comprobado que las carcajadas generan endorfinas que al llegar al cerebro nos hacen tener sensaciones agradables y aumentan la producción de células protectoras.

La risa también aumenta la producción de serotonina, sustancia química que genera felicidad y ayuda a disminuir el estrés.

¿Sabías que los niños ríen en promedio unas 200 veces al día?.

Los adultos únicamente entre 15 y 20 y no se trata de algún tipo de incapacidad que se origine por la edad, lo que pasa es que los adultos vamos perdiendo la capacidad de estar felices por cualquier cosa, o no reímos simplemente  por temor a parecer tontos, inmaduros o vulnerables.

Tener buen humor ante las cosas que nos pasan e incluso poder reírnos de nuestros problemas nos ayuda a vivir en un ambiente relajado, favorable para la toma de decisiones y la solución de conflictos.... ¡ Bueno... no lo sé, pero me voy a reír de esto!.

  Reírnos de nosotros mismos significa que nos aceptamos como personas con muchos altibajos, pero dispuestos siempre a eliminar la tristeza del alma, y no permitir que el mal humor sea nuestro acompañante permanente.... y además aburrido. 

 ¿Listos para reírnos de la vida y de nosotros mismos? Seguro que nos hará mucho bien. Ja ja ja ... je je je