miércoles, 4 de mayo de 2011

El poder del perdón...

Este es el poder que nos lleva a soltar todo aquello que ya cumplió su propósito en nuestras vidas...
eliminando  aquello que nos limita y que no permite manifestar el bienestar que anhelamos.
En cuanto perdonamos, tanto a los demás como a nosotros mismos hacemos un espacio para que llegue a nosotros nuevas energías que estimulan nuestra mente, cuerpo y espíritu,  dando paso a lo nuevo... como consecuencia natural... vitalidad, entusiasmo, voluntad, concentración, iniciativa, personalidad agradable, capacidad de entender a la gente... es básicamente un desbloqueo a todas las áreas de nuestra vida, personas, situaciones y cosas, perdonar nos lleva a un nuevo florecimiento total de nuestra vida.

El perdón lo debemos aplicar a toda nuestra experiencia de vida, comenzando con la relación que tenemos con nosotros mismos, liberándonos del pasado, incluyendo tantos falsos pensamientos y creencias que nos han limitado, dejando únicamente las enseñanzas  adquiridas para no volver a caer en lo mismo.

Hacer una lista es la tarea... repasa tu vida mientras escuchas algún tema musical que te trae recuerdos... pueden ser de la infancia, con algunos familiares... amigos (as)... compañeros (as) de estudios... profesores... amores de juventud... locuras que se cometieron en las diferentes etapas de nuestra vida y que aún están ahí, personas y situaciones que nos dañaron o que nosotros lastimamos... ex-pareja, simplemente trae a tu memoria... repasa... algunas personas puede ser que ya no estén vivas, pero su recuerdo sí y te lastima... ¡Perdona!... ¡Perdona!... suelta... déjalo ir... afirma simplemente ¡Te Perdono! ... Puedes irte... estamos en Paz... o, ¡Perdóname, lo siento mucho... hoy me acuerdo de... y en mi mente éste recuerdo me lastima porque te hice daño... Perdón... y cierra los ojos por un momento e imagina que sale... vuela... se va... y ya hay paz, hay una sonrisa, hay un adios...