Me siguen

Google+ Followers

domingo

Quíereme cuando menos me lo merezca...

... Pues será cuando más lo necesite.

Les voy a hablar de la necesidad del ser humano de amor, cariño y comprensión, cosa poco habitual en nuestra sociedad, ya sea por las prisas, la falta de atención a los demás y porque no...  la falta de atención a nosotros mismos.

Últimamente leer la prensa, encender la televisión u oír la radio se ha convertido en un intento de no encontrar... y repito "no encontrar malas noticias", guerras, terrorismo, malos tratos a mujeres, utilización de los sentimientos y de las religiones para conseguir fines tanto políticos como personales, un mundo lleno de hambre, penas y miserias de todo tipo, con niños muriendo de enfermedades,  mujeres y hombres asesinados...
En resumen, un cúmulo de realidades que nos hace ver que nuestra sociedad se encamina a una lenta pero segura destrucción, posiblemente no física pero sí de afecto, y relación.

Si pudieramos  ser un poco más tolerantes con nuestros semejantes...  si unos y otros dedicáramos un poco más de nuestras vidas a ayudar y amar a los demás... estoy segura que  algo iría mejor.

...Reflexionemos  un poco más sobre ésta situación, dejemos de lado tantos juicios de valor que solemos hacer hacia los demás y ... tratemos de entender que cuanto mayor sea la autoestima, la dignidad, la valoración propia, más alta estima tendremos por quienes interactúan con nosotros....
Contrariamente cuanto menor sea el aprecio por nosotros mismos,  más tendencia a des-calificar a los demás tendremos.

Esto es una mirada hacia nosotros mismos.

No hay comentarios: