Me siguen

Google+ Followers

domingo

Prepárate para el 2011

La vida es hermosa, pero no necesariamente sencilla...
Cuando se aproxima el nuevo año, muchos de nosotros pensamos en aquellas cosas que deseamos cambiar... es inevitable. El cambio de año nos ofrece, sicológicamente, la oportunidad de renovarnos...
Veamos cuales son los temas que típicamente deseamos mejorar:

  • Mantener los gastos de acuerdo al presupuesto.
  • Reducir los niveles de deuda.
  • Disfrutar de tiempo de calidad con la familia y los amigos.
  • Perder peso y lograr una mejor forma física. Encontrar pareja.
  • Dejar de fumar.
  •  Encontrar un mejor trabajo.
  •  Aprender algo nuevo.
  •  Participar en un voluntariado y ayudar a otros.
  •  Organizarse.

El reconocer que hay cosas que debemos cambiar no es suficiente.... Debemos ponernos en acción, trabajar en definir los propósitos y utilizar las estrategias adecuadas para lograrlos con éxito. 

Es tiempo de que los buenos propósitos se vuelvan realidad... pues todos sabemos cuán efímeros son esos propósitos, y que no pasarán ni siquiera un par de semanas antes de que se olviden. 

Para ello  necesitamos de la perseverancia, es la forma  para logralo... la perseverancia es un esfuerzo continuado, es un valor fundamental en la vida para obtener un resultado concreto.

"Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa." Mahatma Gandhi

Éste es el arbol de los propósitos...

Vaya a cami-
nar. Sonría a su hijo.
Haga su álbum familiar. Cuente
las estrellas. Mime a los que ama. Llame
a sus amigos por teléfono. Dígale a alguien "te
quiero mucho". Hable con Dios. Sea un niño otra vez.
Salte a la cuerda. Borre la palabra "rencor". Diga que sí. Ría-
se. Lea un buen libro. Pida ayuda, corra. Cumpla sus promesas.
Cante una canción. Anote su cumpleaños. Ayude a un enfermo. Salte
para divertirse. Cambie su peinado. Sea voluntario. Piense. Devuelva un
favor. Termine un proyecto. Rompa un hábito. Dése un baño de espuma.
Haga una lista de las cosas que hace bien. Relájese. Exprese lo suyo. Trátese
como un amigo. Escriba un poema bello. Visite a un hermano. Sueñe despierto.
Apague el televisor y hable. Permítase equivocarse. Devuelva una amabilidad. Es-
cuche a los grillos. Agradezca a Dios por el sol. Acepte un cumplido. Perdónese.
Deje que alguien lo cuide. Muestre su felicidad. Aprenda algo que siempre de-
seó. Tóquese la punta de los pies. Mire una flor con atención. No diga "no pue-
do" por un día. Cante en la ducha. Viva cada minuto de la mano de Dios. Em-
piece una tradición familiar. Haga un picnic adentro. Por hoy no se preocu-
pe. Practique el coraje de las pequeñas cosas. Ayude a una anciana en su
barrio. Aliente a su niño. Mire fotos viejas. Escuche a un amigo. Imagi-
ne las olas de la playa. Juegue con su mascota. Permítase brillar.
Dése una palmada en la espalda. Grite por su equipo fa-
vorito. Pinte un cuadro. Salude a un nuevo veci-
no. Haga un pe-
queño cam-
bio. Delegue
tareas. Hága-
le sentirse
bienvenido a
alguien. Permi-
ta que alguien lo ayude.
Sepa que no está solo. Hágase un regalo.
Aunque uno no lo tenga presente, hay un montón de
cosas que pueden hacerse para mejorar cada día, ¿no?
 
 
Haz tu propio arbol  y revisalo de vez en cuando... te sorprenderás al ver cuántas cosas has mejorado en tu vida... tenerlas anotadas es una forma de recordarlas.  


No hay comentarios: