Me siguen

Google+ Followers

domingo

Hay muchos caminos que conducen a la felicidad


 Hay muchas leyes y muchas piezas en el rompecabezas de la Ley de Atracción, el hecho es que todavía hay mucho por descubrir, tanto acerca del mundo como acerca de la experiencia humana.
La energía y la materia oscura constituyen más del 90 % del Universo. Lo mismo ocurre con nuestras vidas,  podemos entender cómo nuestra conciencia y nuestra fuerza vital contribuyen a nuestras experiencias personales, factores muy importantes que nunca debemos desestimar, pero a veces pueden ocurrirnos cosas inesperadas y tal vez todavía no sepamos por qué.
  
Creer es clave; pero también lo son la acción, la interacción, la intención, la armonía,  el espíritu, la expansión y el desapego.

Hay fuerzas en el Universo que no se pueden negar, sin embargo, todavía hay muchas cosas que debemos entender, tanto sobre nuestro proceso energético personal como sobre la manera en que funciona el Universo.
Hay también muchas concepciones equivocadas que se han desarrollado alrededor del proceso de manifestación y atracción, son como verdades a medias sobre la Ley de Atracción.

La vida real ocurre y hay que manejarla con honestidad, no de manera superficial, cuando hablamos de la Ley de Atracción, lo más importante es toda tu fuerza vital, las emociones negativas como las positivas son parte de la experiencia humana, cuando surgen los problemas, aunque sean desagradables, hay que enfrentarlos, negarlos no hace que el problema desaparezca, una posición sana requiere enfrentar el problema, manifestar tus sentimientos al respecto y asumir los retos que te presenta.

Esto es sumamente importante, la solución no es cerrarse, es abrirse, ya sea una nueva herida o un viejo trauma, tu energía se afecta por los hechos de tu vida. Cuando algo negativo te ocurre, algo cambia en tu vida y es normal que sientas rabia, temor y dudas. Cuando no expresas tus sentimientos, ellos se quedan en tu campo de energía personal y afectan tu vibración, pero si persistes en esas emociones, finalmente generarás más de lo mismo y no podrás salir de esa situación, eso es verdad, tu conciencia ha creado tu realidad, de la misma forma ocurre con los sucesos positivos.

Recibo mensajes electrónicos de personas en los que me preguntan cómo deben hablarse, cómo deben pensar, qué deben visualizar y cómo y qué afirmaciones deben hacer para que realmente les funcione la Ley de Atracción. Con frecuencia se sienten frustradas, me preguntan ¿Cuál es la verdad?
¿Qué estan haciendo mal?

La visualización y las afirmaciones son elementos clave, las afirmaciones deben hacerse con sentimiento, nunca usar una forma negativa y siempre en tiempo presente, pero lo más importante es que no permitan que sus intenciones sean desesperadas u obsesivas con el resultado final, que tanto sus afirmaciones como las visualizaciones encuentren resonancia en su corazón y que den valor de lo que son como personas y de lo que ya tienen en su vida.

Tratar de no preocuparse excesivamente por las palabras que usan para hacer las afirmaciones, a cambio usar frases que le trasmitan esperanza, es mucho mejor afirmarnos que culparnos, de esta forma liberamos el hábito de juzgarnos. Abrirnos a la alegría, la paz y la autoaceptación incondicional, somos seres valiosos.
La vida no es solo cuestión de dinero o de tener muchas y buenas cosas, la energía del mundo y nuestra energía tienen un propósito mucho más amplio, no es crear una búsqueda constante de resultados mágicos e inmediatos.

La vida sucede día tras día, así que lo que hagamos en este momento es lo que realmente cuenta, centrarnos en el presente, con actitudes y acciones positivas conduce más al éxito que habitar en los posibles logros futuros.
El aprecio y la gratitud por lo presente son una intención mucho más fuerte que centrarse en el futuro, hay que permitirnos pensar en lo que deseamos, pero concentrándonos realmente en ser agradecidos por lo que tenemos, cuando reconocemos y apreciamos el valor de todas las bendiciones que hay dentro de cada uno de nosotros y en nuestras vidas, casi siempre obtenemos lo que hemos deseado.

Cualquiera que sea nuestro objetivo, es importante relajarnos, mantener la calma en la incertidumbre, pues esto genera una energía mucho más magnética que mortificarse con forzar el deseo. Un último paso, sentirnos cómodos con las contradicciones, ya que hay muchas en estas verdades sobre las Leyes Universales  en especial sobre la Ley de Atracción:
- A veces no consigues lo que deseas, puede ser doloroso, pero lo que obtienes, ya sea como lección o como resultado totalmente diferente, puede resultar siendo mucho más valioso.
- A veces cuando llegas a tu meta descubres que la experiencia no es ni siquiera cercana a lo que tenias en mente.
- A veces tu objetivo llega inmediatamente y descubres que es justamente lo que habías imaginado.
- A veces toma mucho tiempo conseguir lo que estas buscando, y hay muchas desviaciones en el camino.
- A veces el Universo te da una opción maravillosa en la que nunca pensaste antes.

Todas estas variables son ciertas, no siempre puedes predecir los resultados, tan solo te dan fuerza en tu comprensión y fortaleza en tu proceso.
El poder de tu conciencia y tu energía vital definitivamente ejercen una influencia sobre lo que atraes, pero los resultados pueden aparecer posteriormente y en formas inesperadas y divergentes.
Todo es más fácil cuando miramos la vida como un proceso y cada experiencia como algo que nos permite avanzar, las soluciones provienen de seguir adelante, mantenernos abiertos, pues hay muchos caminos que conducen a la felicidad.

Fuente: Inspirada del libro Triunfo y Transformación de Sandra Anne Taylor









No hay comentarios: