sábado, 29 de octubre de 2011

Amor... Salud y Mucho Dinero


Ser una persona próspera requiere ante todo
 un ¡ PENSAMIENTO PRÓSPERO ! 

¿Qué quiere decir esto?
Que si pensamos bien logramos actuar bien, a pesar de todas las circunstancias que se puedan presentar, y por el contrario, si pensamos mal, actuaremos mal, incluso teniendo todas las circunstancias a nuestro favor. Es así de sencillo pero aún muchos ni lo comprenden, ni lo quieren ver y mucho menos se lo creen.

Su cabeza da vueltas y vueltas, le ponen toda clase de obstáculos a sus pensamientos, no actúan en pro sino en contra y sucede simplemente lo que pensaron: no es viable... no es posible... no funciona... NO... NO y NO, y  sucede lo que querían, un NO por respuesta; No tengo Amor, No tengo un buen trabajo, No tengo amigos... No tengo buena Salud, No tengo Dinero!!! etc, etc, y además se sienten orgullosos de tener la razón.

Pero, ¿cómo pensar mejor y alejarnos de la irracionalidad que tanto daño nos causa?
Buda sostenía que la MENTE es la causa de nuestro sufrimiento, y que también somos capaces de revertir el proceso mental negativo, tenemos la facultad de darnos cuenta de nuestros errores y desaprender lo que aprendimos para empezar a pensarse a uno mismo de una mejor manera y lograr así todo nuestro potencial humano.

La mayor sabiduría es tomar conciencia de nuestro propio déficit y  vivir pese a nuestras limitaciones, pero sin olvidar que podemos esperar con paciencia lo mejor, abriendo nuestra mente a pensamientos positivos y  prósperos, actuando en consecuencia y sintiendo para el mismo lado, de esta forma hará su aparición la Prosperidad en nuestra vida sin ninguna duda.

Las afirmaciones y/o declaraciones positivas son una herramienta útil para encaminarnos hacia la prosperidad, así no las hagamos a diario, el solo hecho le leerlas nos motiva a reflexionar y ser constantes en el cambio a pensar positivamente, son un buen inicio para cambiar patrones arraigados en nuestra mente.

Recordemos que nuestra vida es un reflejo de nuestros pensamientos. 

Los invito a realizar afirmaciones positivas, pueden ser en silencio (mentalmente), en voz baja, de cualquier manera, de la misma forma, actúe, no se quede quieto (a), busque lo que necesita, pida ayuda, la encontrará, no se de por vencido (a), alguna puerta se abrirá, y... sienta que así es y será.

Los dejo con algunos modelos de afirmaciones, pueden crear si lo desean la frase que mejor se adapte a su forma de ser, pero no dude en hacerlas, ayudan mucho, siempre acompañadas como ya les comente con la acción y el sentimiento de lograrlo.

Afirmaciones:


  • Doy gracias por el flujo ilimitado de cosas buenas en mi vida.
  • Todo lo maravilloso me sucede a mí.
  • Mi día está lleno de oportunidades y abro mi mente y mi corazón para recibirlas.
  • Mis pensamientos de prosperidad crean mi mundo próspero.
  • Siempre tengo todo lo que necesito.
  • Mis creencias crean mi realidad, Yo soy próspero (a) en todo.
  • Mi energía está abierta y fluye en todas las áreas de mi vida.
  • Todo está bien en mi vida, todo llega en el momento perfecto y en forma perfecta.