domingo, 16 de octubre de 2011

Un poco de Ciencia

Continuamos esta serie de artículos sobre la habilidad de conectarse e impactar positivamente... en pocas palabras saber llegar a la gente.

Conocer y aprender un poco de ciencia cerebral nos viene bien, entender acerca de cómo nuestro cerebro pasa de la resistencia a la aceptación es elevarnos por encima de una crisis y hacer lo correcto.

El cerebro primitivo, el de reptil, ese que nos impulsa a "pelear o huir", puede tomar el control en cualquier momento, la clave de esto es una región del cerebro llamada "Amígdala", una pequeña zona en lo profundo de tu cerebro, que entra rápidamente en acción si siente una amenaza, (sea física o verbal),  la parte lógica de tu cerebro también se pone en alerta en situaciones en las que sientes una amenaza, sin embargo esta zona del cerebro quiere analizar la amenaza y no siempre tiene tiempo para ello, por ejemplo cuando estas muy asustado (a), tu amígdala de inmediato apaga tu cerebro superior, haciéndote actuar con instinto primitivo.
 Esto quiere decir que mientras tu amígdala permanezca como a "fuego lento" y no sea llevada a hervir, siempre podrás tener acceso a tu cerebro superior, lo cual te capacita para hacer una pausa, considerar opciones y hacer elecciones sabias, pero cuando tu amígdala toca el punto de ebullición, tu cerebro superior ya no está en control, tu habilidad para razonar cae drásticamente, las hormonas de estrés inundan tu sistema, tu ataque de adrenalina te impedirá pensar claramente durante los siguientes minutos y todos los efectos pueden tardar horas en desvanecerse, y si pretendes hablar de los hechos o razonar con una persona ( o tu mismo) que está en estas condiciones, estás desperdiciando tu tiempo.
Si aprendes a intervenir antes de que la amígdala llegue al punto de ebullición, el cerebro superior de la persona podrá seguir en control y tus palabras tendrán acogida.

En los siguientes artículos aprenderemos a reflejar efectivamente las emociones, redirigirlas hacia su más elevado proceso de pensamiento e impedir que el cerebro primitivo tome el control en cualquier momento, poniendo en juego unas sencillas normas y técnicas para saber permanecer tranquilos y decir lo correcto en lugar de ceder ante la presión, esto hará una gran diferencia, será poder llegar positivamente a la gente, sea en el trabajo, en tus relaciones y en general en todo lo que se refiere a tu vida.


La ciencia del cerebro viene con un asterisco añadido: no se aplica a todos. Algunas personas no les importa en lo absoluto reflejar sus sentimientos, sólo quieren que los demás hagan lo que ellos quieren, también aprenderemos a traspasar los muros que han erigido, algunos para evitar ser lastimados o controlados y otros porque simplemente son así.


Artículo 2 de 10. Tema: Aprendiendo a impactar positivamente en los demás.



Fuente: Título del libro en inglés: "Just Listen: Discover the Secret to Getting Through to Absolutely Anyone"  Autor Mark Goulston. Traducido y Publicado por: Editorial Taller del Exito