Me siguen

Google+ Followers

martes

Análisis del SER y del DEBER SER... ¿Dónde estoy parado?

En estos tiempos tan competitivos, se hace necesario realizar una estrategia exitosa para encontrar un buen empleo o negocio rentable que nos permita "vendernos" de la forma más efectiva posible.

Imagine que usted es un producto, pero... nadie lo conoce, nadie lo "compra", nadie lo necesita, los que lo han "comprado" no reconocen todavía su verdadera utilidad, etc.

La "venta" de su propia persona requiere una estrategia de mercadeo y para ello debemos realizar un análisis del ser, sin un conocimiento exacto de las circunstancias del presente, podemos tomar decisiones erradas. Por ejemplo, sin un chequeo completo y a fondo, ningún médico puede dar un diagnóstico serio, y ningún piloto elevaría un avión sin haber realizado los controles necesarios, de la misma forma debemos proceder si lo que pretendemos es un mercadeo personal.

Una comparación constante entre el análisis del SER y el análisis del DEBER SER, nos facilita una corrección permanente y, por tanto, un exacto encuentro en el punto de meta fijado.
El análisis del SER abarca todos los campos de su EGO y de su entorno completo, tanto profesional como privado. En primer lugar, debemos ubicarnos con todas nuestras facetas y estructuras de personalidad, después sigue la consideración del entorno social.

En el área empresarial uno se sirve del llamado análisis DOFA (debilidades, oportunidades, fortalezas, amenazas), también en el área del mercadeo personal, ésta forma de análisis es fácil y efectivamente aplicable.

Primero filtre sus FORTALEZAS, tómese suficiente tiempo para en lo posible, hacer una lista de todas ellas, aquí no se trata solamente de los aspectos positivos de su estructura de personalidad (valor, resistencia, persistencia, visión de futuro, disposición para aprender, capacidad de aprendizaje, fiabilidad, etc.) sino también las áreas de formación profesional, ampliación de estudios, compromiso honorífico y red personal, (familia, círculo de conocidos y amigos, contactos empresariales), todos estos recursos personales son el potencial de su futuro éxito. Una relación sincera es esencial para que al elaborar su estrategia, pueda reconocer vacíos y rellenarlos y movilizar reservas ocultas.

Dejo algunas preguntas que posiblemente  le ayudarán a determinar sus fortalezas...



- ¿Por qué cosas fue elogiado (a) en su entorno en los últimos tiempos?

- ¿Cuáles de sus cualidades son especialmente apreciadas por la gente que lo (a) conoce y cuáles le son exigidas?

- ¿Posee destrezas que le son envidiadas por los demás?

- ¿Qué tareas le gusta realizar en especial?

- ¿Qué trabajos realiza con mucho gusto?

-¿De qué está especialmente orgulloso (a)?

- ¿Qué en especial, le gusta de usted mismo (a)?

- Qué metas ha alcanzado hasta ahora y de qué éxitos puede acordarse con gusto?

Su red personal lo (la) puede ayudar a avanzar, es el elemento más importante en el portafolio de fortalezas, permanentemente tiene que actualizar los contactos activos, reactivar los pasivos o cancelarlos y cambiarlos por nuevos, cada uno de nosotros dependemos de una permanente comunicación e intercambio de conocimientos, opiniones, filosofías etc, con otras personas, todos necesitamos interactuar con otros en todos los campos. Se ha preguntado ¿cómo está su relación de red personal? ¿Conoce realmente la dimensión y los potenciales de desarrollo y valores? ¿Sabe en qué parte su red tiene vacíos, es decir, cuáles contienen posibilidades que hasta ahora no conoce?
Procure una primera visión en conjunto de sus contactos, haga una lista con apellidos, nombres, identifique a qué rama de su red pertenece, privada, negocios, trabajo, tiempo libre, cotidianos, familia, etc., recuerde que esta tarea requiere tiempo pero es indispensable, ya que la red personal es un componente fundamental.
Y... si no tiene una red, es el momento de iniciar, recuerde que existe su círculo de familia, amigos, conocidos, etc, empiece ya!

Ahora vamos a revisar las DEBILIDADES, si bien es cierto que cuando nuestras debilidades se ponen al descubierto o se evidencian, podemos tornarnos un poco agresivos, se hace necesario reconocer que nuestras debilidades en combinación con nuestras fortalezas forman nuestro perfil y es único en cada persona.

Hay una cita de Willy Haas, quien decía: "Exitoso es quien sabe qué es lo que no sabe hacer", reconocer nuestras debilidades y aceptarlas es una forma de iniciar en buen mercadeo personal, nos permite ir de frente sobre hechos reales.

Hacer la lista de nuestras debilidades es igual que si se tratara de la que hicimos con la de nuestras fortalezas, debe ser meticulosa y realista, deje de lado cualquier justificación, no es necesario justificarse consigo mismo ni con los demás, evite la defensa o la búsqueda de culpables por sus debilidades, no se trata de eso, piense solamente que se trata de lograr una estrategia exitosa para lograr "venderse" adecuadamente, y si tiene al frente todos los hechos reales, estará ganando.

También quiero dejarle una lista de preguntas para ayudarlo (la) a determinar sus debilidades...



- En los últimos tiempos, ¿sobre qué recibió más críticas?

- ¿Cuáles de sus características son constantemente criticadas y rechazadas?

- ¿Hay características suyas por las cuales es evitado (da) por los demás?

- ¿En qué tareas tiene problemas más grandes?

- ¿Qué trabajos le resultan mal o casi siempre mal?

- ¿Qué tareas aplaza permanentemente?

- ¿Qué es especialmente penoso para usted?

- ¿Qué situaciones trata de evitar en lo posible?

- ¿Qué es lo que menos le gusta de sí mismo?

- ¿Qué metas se ha fijado, pero no ha alcanzado?

- ¿Cuáles son sus problemas permanentes?

- ¿A qué es lo que más le teme?

En el próximo artículo veremos el tema de las oportunidades y amenazas, si bien son fuerzas externas de influencia, en cierta forma nos conciernen directamente e influyen en nuestra estrategia de mercadeo personal, por ahora podemos empezar por realizar los puntos de fortalezas y debilidades.

El autoretrato de su ego determina su comportamiento y caracteriza la imagen que otras personas tienen de usted.


Fuente:Colección Desafíos. El Espectador. Edición especial de Panamericana editorial. 

No hay comentarios: