sábado, 3 de septiembre de 2011

El más valioso tesoro

¡Sabes cual es?


En la primavera del 323 antes de Cristo, Alejandro Magno gobernaba un imperio que se extendía desde el Danubio en Europa hasta los picos nevados del Himalaya en el norte de la India.
Pero la historia de grandes éxitos terminó de repente para Alejandro Magno, cuando a punto de cumplir los 33 años, la fiebre le debilito. Alejandro presintió que su final estaba cerca y convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:
- Que su ataúd fuese llevado en hombros por los mejores médicos de la época.
- Que los tesoros que había conquistado, fueran esparcidos por el camino hasta su tumba.
- Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, y a la vista de todos.
Uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro Magno cuales eran sus razones.
Alejandro le explicó:
- Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos, ante la muerte, ya no tienen el poder de curar.
- Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.
- Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos cuando se nos termina el más valioso tesoro que es el tiempo.Fuente: Contarcuentos.com

Te recuerdo que lo más valioso que tenemos es el tiempo... por lo tanto...

No pierdas el tiempo permitiendo que las lágrimas empañen tus ojos y la tristeza tu corazón; toma las riendas de tu vida y sal al mundo a encontrar la felicidad en cada rincón e instante.

No pierdas el tiempo teniendo miedo al fracaso y aplazando tus decisiones, en vez de eso arriésgate a dar el primer paso,  permite que el coraje ilumine tu corazón y ruge como el más poderoso de los leones.

No te lamentes por tus derrotas ni fracasos, ellos son parte del aprendizaje y sólo si te levantas de inmediato y alzas tu mirada a pesar del dolor serás un verdadero guerrero del universo.

Cree en ti mismo y aférrate a tu fe indestructible, cree en tus propios milagros y no pierdas el tiempo castigándote por no haber encontrado aún tu propia fuerza, ella llegará cuando tu corazón este listo para iluminar el universo.

No pierdas el tiempo quejándote por que debes levantarte de tu cama, levántate cada mañana soñando despierto, con una sonrisa en el rostro y gritándole al mundo que estás listo para conquistarlo.

No pierdas el tiempo encontrando lógica y cordura para todo lo que haces, arriésgate… recuerda que la vida no esta hecha de los momentos que respiras sino de los instantes que te quitan el aliento...

La vida es muy corta para despertarse con remordimientos. Quiere a la gente que te trata bien... Y olvida a los que no lo hacen. La vida pone a cada uno en su lugar. Piensa que todo llega y pasa por una razón. 

Si tienes una segunda oportunidad, tómala... ¡Nadie dijo que la vida sería fácil, solamente que valdría la pena!

El más valioso tesoro... nuestro tiempo, aprovéchalo 

1 comentario:

Miguel García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

La Vida no te dice nada... te lo enseña todo

Reflexionemos  si de verdad el conocimiento de todas  esas pequeñas cosas que creemos saber sobre la vida lo tenemos integrado o simple...

Lo más leído