viernes, 9 de septiembre de 2011

... E S T R É S ...


¿Estrés laboral?... existen estadísticas que demuestran lo que se está viviendo en casi todos los lugares del mundo…  que 4 de cada 10 trabajadores sufren de estrés laboral, para no hablar de los empresarios en los que sube a 1 de cada 2,  y las consecuencias a veces suelen ser devastadoras.
En los momentos de crisis, donde el aumento de despidos es notable, cuando los niveles de paro están en aumento, cuando nada es permanente e indispensable, el fantasma del estrés comienza a merodear en nuestro entorno.
El tema del estrés laboral, no es un tema minoritario que solo le sucede a algunos, y tampoco podríamos afirmar que a mi nunca me pasará. Si sientes  inseguridad  al tratar este tema, este post será de tu agrado.
… Alteraciones de sueño, cefaleas, cansancio, irritabilidad, depresión son algunas de sus manifestaciones, sin hablar de los trastornos alimenticios.
Cuando los niveles de estrés aumentan, el consumo de productos ricos en azúcares y grasas aumentan, como también aumenta el consumo de alcohol y del tabaco, de ejercicio ni hablar, más televisión… etc.  y todo tipo de estrategias para evadir la situación.
Además de la repercusión directa a la salud, también nos afecta en el aspecto afectivo, en nuestro carácter, en nuestras relaciones, en nuestra mirada del mundo.

¿Qué debemos hacer?
Lo mejor que podemos hacer es salir rápidamente del papel de victima, de esa actitud de ¿Por qué a mi? Intentar identificar la fuente del estrés y pensar acciones concretas para cambiar la situación que nos afecta.

Seguir estos pasos te pueden ayudar...

Poner orden en nuestra vida,  arreglar los asuntos pendientes paso a paso, respetar los horarios de las comidas y sueño… pero sobre todo no darle cabida en nuestra mente a pensamientos negativos rondando todo el día, pues de seguro cuando estemos durmiendo nuestra mente subconsciente seguirá en las mismas.

Haz actividad física, elimina tensiones... descarga tu energía negativa , libera tu mente a través del ejercicio,  ello te ayudará.

Respira y relájate, oxigena tu organismo, busca actividades que te generen paz, relajación, que enfoquen tus pensamientos, Yoga…  Pilates… Thai chi, o simplemente dar largas caminatas, son buenas para encontrar la calma que tanto necesitas en estos momentos.
… También  planifica,  mira hacia delante, visualiza un mejor  futuro, recuerda que todo es pasajero.
Poco a poco verás que nada es eterno y que lo que hoy es imposible mañana se convertirá en una anécdota más, en una experiencia rica en aprendizaje, que te permitió crecer como persona.

Que no te pille el estrés…  y si te pilla estate preparado para afrontarlo.