lunes, 5 de septiembre de 2011

Soy un ejemplo viviente...


“CUANDO DESEAS ALGO DE VERDAD, TODO EL UNIVERSO CONSPIRA PARA QUE LO CONSIGAS”. Paulo Coelho.


Hace más de 15 años que encontré esta frase de Paulo Coelho… la tengo siempre presente y desde ese mismo instante en que la leí me agarré a esas palabras y las convertí en mi mayor creencia… ¿sabes lo que me sucedió? Esta sencilla frase me cambió la vida.
Te preguntarás… ¿por qué?
Porque de alguna forma interiorice estas palabras a tal punto que decidí investigar y ampliar mis conocimientos sobre este tema y me encontré con numerosas enseñanzas sobre las capacidades ilimitadas que tenemos las personas, sobre nuestros límites mentales que creamos nosotros mismos, sobre la atracción que ejerce nuestra mente hacia todo aquello que nos rodea o nos sucede, y cuanto más me informaba, más descubría y sencillamente lo ponía en práctica, y cuanto más lo practicaba mejor me salían las cosas y encontré que realmente todo funciona, teniendo claro qué es lo que yo quería para mí vida, di el primer paso y desde ese mismo momento empece el camino hacia un nuevo destino, feliz y vital.
Lo siguiente fue  aprender a quererme, a confiar en todo mi potencial (más allá de las creencias limitantes con las cuales alimentaba mi mente), a darme la oportunidad de demostrarme que PUEDO.
El hecho de comprobar que somos capaces nos da una fuerza inmensa a repetirlo, e ir por más.
Si todos  hacemos esto, estaremos alineados con nuestro deseo y pondremos la atención en todo aquello que pase a nuestro alrededor, en todas aquellas “señales” que nos envíe el Universo, que no son más que los pasitos o las elecciones que nos van a ir acercando a nuestros  objetivos… Y los conseguiremos. Si el propósito que nos fijamos es realista, confiamos en nosotros y abrimos los ojos a nuestro alrededor, llegaremos hasta él.
Los que me conocen  saben que a mi, éste tema me apasiona profundamente, es lo que da sentido a mi existencia y no hay nada que me haga más feliz que ayudar a otras personas a descubrirlo, a practicarlo, y ver la felicidad que desbordan, cada vez que tocan un nuevo sueño con sus manos.

Los invito a que tomen e interioricen estas palabras, a que las hagan suyas… busquen un objetivo, una meta, un propósito, y se darán cuenta que quien toma acción y cree… el universo conspira a su favor. 

No hay comentarios:

La Vida no te dice nada... te lo enseña todo

Reflexionemos  si de verdad el conocimiento de todas  esas pequeñas cosas que creemos saber sobre la vida lo tenemos integrado o simple...

Lo más leído