martes, 21 de junio de 2011

¿Por qué seguir aferrados al sufrimiento?

Buscando temas para mi blog me encontré con  esta página que está dedicada a las mujeres, sin embargo, sabemos que en cuestiones de amor, hombres y mujeres sufren y se aferran a este sentimiento doloroso,  que debemos superar para continuar con nuestra vida, recobrar la esperanza y volver a ser felices.

Atrás queda lo malo, demos paso a lo bueno en nuestras vidas, es un articulo de Toda Mujer es Bella, con autoria de: Shoshan .
Publicado con permiso.




El pasado es parte de nosotros, incluso los errores y sufrimientos del pasado lo son. Pero a veces le damos demasiada importancia al pasado y lo convertimos en nuestro eterno presente.
¿Por qué nos aferramos al sufrimiento?
¿Por qué no olvidamos?
¿Por qué nos seguimos comiendo la cabeza por el pasado?
Pero atrás no hay nada bueno ni rescatable, atrás sólo hay heridas, olvido, dolor y la indiferencia de la persona que se fue. Y pese a todo, se han formado murallas en el alma de quien no quiere dejar el pasado ir.

¿Por qué seguir aferrados al sufrimiento? La vida es demasiado hermosa como para seguir sufriendo por lo pasado. Si nos pasamos el tiempo mirando atrás nos perderemos lo que está delante nuestro...

El amor... la alegría... los deseos de vivir dejemos definitivamente atrás el dolor y las ganas de no seguir viviendo. De eso créanme, ya hemos tenido suficiente. No tiene sentido querer retomar lo que dejamos atrás. El renunciar es más digno, debemos amarnos a nosotros mismos más, lo suficiente como para no permitir que sigamos encerrados en esos barrotes del pasado.
El pasado ya pasó y nadie ni nada lo podrá cambiar, el presente está delante con muchas puertas abiertas para reír, para amar y ser amados. Hay lugar para que llegue la persona adecuada a nuestras vidas, hay lugar para esos deseos de ser amados...

¿Por qué negarnos a ser felices?

 ¡Basta de pensamientos que destruyen el alma y los sentimientos! Todo esto sólo provoca que nos convirtamos en nada o en nadie, así que ánimo,  hay mucho más por lo cual vivir, conocer y descubrir. Queda mucho por descubrir dentro de cada una de nosotros, mucho más que aún podemos hacer y dar… Dar, sí, dar... esa acción que nos hace más nobles y dignos.

Cuando se cierra una puerta, otra se abre...Todos merecemos más......Ser felices y estar agradecidos por todas las cosas que nos pasa y sucede, pues de toda experiencia se aprende y de todo dolor nace un gran perdón que nos hace mejor personas.
Sonrían, que ello es buena medicina para el alma y cojan su saco de dolor de sufrimiento heridas y todo aquello que no deben seguir cargando y tírenlo por un precipicio tan profundo que nunca más se deje ver el dolor, las lagrimas, el sufrimiento y la soledad. Caminen erguidos con la frente en alto, porque en ese camino Dios les pondrá la persona con un corazón conforme al de ustedes y serán tan felices que nunca más se acordarán de las cosas que vivieron. Todo lo vivido y sufrido será como aguas que pasaron, recuerden lo que les digo y tengan el corazón abierto, para ayudar y dar al que necesita una palabra de aliento, a su debido tiempo Dios se lo devolverá doblemente, quiéranse, valórense y no se dejen vencer.
Siempre sacamos lo mejor, incluso de lo peor que nos ha tocado vivir, somos criaturas de amor valentía y progreso.
Recuerda:
Repasa tu vida... pero decide ser feliz, viviendo cada día como si del mejor se tratase. Donde antes había dolor, ahora ya no lo hay, pues queda la esperanza, así que mira la vida con amor.
© Autor: Shoshan