miércoles, 24 de abril de 2013

¿Cuál crees que es tu tipo de inteligencia?



Quererse a uno mismo y querer a a los demás, saber lo valiosos que somos  y afirmarlo, es autoestima,   implica respetarnos y enseñar a los demás a hacerlo, sin embargo la sociedad actual nos enseña a poner etiquetas, en muchos casos sin tener en cuenta  los verdaderos valores que como seres humanos debemos practicar.

Todos tenemos algo en lo que nos podemos destacar, démonos una oportunidad, reconozcamos que somos seres humanos inteligentes, que podemos entender, asimilar, elaborar información y utilizarla, sólo que somos diferentes unos de otros...

Comparto un acertado e interesante aparte del  artículo  Cómo ser más inteligentes naturalmente…
24 abril, 2013  - Autor: Mertxe Pasamontes
Mertxe Pasamontes
Licenciada en Psicología (Universidad de Barcelona)

… durante muchos años las únicas inteligencias que han sido realmente valoradas son: la abstracta, la matemática y en cierta medida la verbal. Y eso es una actitud muy reduccionista que deja a muchas personas fuera. Pues según el psicólogo e investigador Howard Gardner, existen varios  tipos de inteligencia que son los siguientes...

1. Inteligencia lingüístico-verbal. Contempla las capacidades relacionadas con el lenguaje, así como la habilidad en el habla y la escritura.

2. Inteligencia lógica-matemática. Capacidad para resolver problemas de manera rápida y eficaz. Comprender modelos, hacer cálculos, formular hipótesis científicas.

3. Inteligencia espacial. Capacidad para presentar ideas visualmente, crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos.

4 .Inteligencia musical. Capacidad para escuchar, cantar, tocar instrumentos y componer.

5. Inteligencia corporal cinestésica. Habilidad en el control de movimiento corporal que dota al movimiento de flexibilidad, fluidez, fuerza, coordinación visomotora.

6 .Inteligencia intrapersonal. Conocimiento interno, de las propias emociones, de plantearse metas, evaluar habilidades y desventajas personales y controlar el pensamiento propio.

7. Inteligencia interpersonal. Capacidad para entender a los demás, sus estados de ánimo, ver su temperamento, distinguir sus emociones, etc…Es útil para trabajar con gente y ayudarles a ver sus problemas y cómo solucionarlos.

8 .Inteligencia naturalista. Competencia para percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas, así como reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos.

Conocer y comprender que tenemos varios  tipos de inteligencia nos hace más sencillo detectar nuestro tipo de inteligencia natural entre una de ellas.  Ya no nos hemos de ceñir a dos o tres tipos de inteligencia como se clasificaba de manera tradicional, con lo que era probable que no encajáramos en ninguna de ellas. Y eso podía provocar que nos sintiéramos “poco inteligentes”.  Podemos quitarnos también la idea de que sólo unos pocos son los inteligentes. Porque cada persona tendrá una mayor facilidad en unos tipos que en otros, pero es infrecuente que alguien sea muy habilidoso en todas. Con este abanico de opciones, podremos escoger un área que se nos de realmente bien y ser unos expertos en ella. Y orientarnos de ese modo hacia algo en que podríamos destacar.  Hablaremos más ampliamente de cómo escoger bien, pero por hoy lo que me interesa es que te quede claro que la inteligencia no es patrimonio de unos pocos. Y que seguro que tú tienes de manera natural una de estas inteligencias. Así que detecta cuál es la tuya y poténciala.

¿Cuál crees que es tu tipo de inteligencia?

 Psicología en acción
TrackBack
URL del Trackback para esta entrada:
http://blogs.lainformacion.com/coaching-psicologia-accion/2013/04/24/como-ser-mas-inteligentesnaturalmente/trackback/







Conociendo esta información que he adjuntado, propongo que busquemos dentro de cada uno" ese ser inteligente y maravilloso" que somos, recuperemos nuestra autoestima si ha sido resquebrajada por algún motivo o circunstancia que la vida nos ha puesto delante, convirtamos lo negativo en positivo, démonos una oportunidad y reconozcamos nuestras cualidades, aceptemonos como somos, sin aprobar nuestros comportamientos bajos, respetando nuestras fronteras y las de los demás.

Alarguemos la mano y conectémonos con otras personas, aprendamos a entenderlos y también a proteger nuestra autoestima.