Me siguen

Google+ Followers

viernes

Hoy empieza un nuevo comienzo...


Cada nuevo día nace una oportunidad para re-conectarnos con nuestra esencia... 

“Hoy, me acepto tal como soy, sin juzgarme
Acepto mi espíritu tal como es, con todas mis emociones, todas mis esperanzas y sueños, mi personalidad, mi manera única de ser.
Acepto mi cuerpo tal como es, en toda su belleza y perfección...

Que el amor que siento hacia mi sea tan fuerte que jamás me rechace, ni sabotee mi felicidad, mi libertad y mi amor.

A partir de ahora, que cada una de mis acciones, reacciones, pensamientos y emociones, esté fundada en el amor.

Acreciento el amor a mí mismo, hasta que todo el sueño de mi vida sea transformado y que el miedo a los dramas ceda al amor y a la alegría.

Que el poder del amor hacia mi sea lo bastante fuerte para romper todas las mentiras que se me ha programado que crea, todos los que me han hecho creer que no estaba a la altura, ni era suficientemente fuerte, ni bastante inteligente, y que me salga de todo eso.

Que el poder de mi amor por mi sea tan fuerte que nunca más tenga necesidad de vivir mi vida según la opinión de otros.

Tengo una total confianza en mi capacidad para efectuar las elecciones que debo hacer.

Ataviado del amor hacia mí no tengo ya más miedo para afrontar las responsabilidades de mi vida, ni los problemas de los cuales encuentro la solución cuando se presenten.

Lo que quiera llevar a cabo, que pueda hacerlo con el poder del amor hacia mí mismo.
A partir de hoy, me amo de tal modo que no hago nada contra mí mismo.
Puedo vivir mi vida siendo yo mismo y no pretendiendo ser otro con el objetivo de complacer a otro.

Ya no necesito que los otros hablen bien de mí, porque yo sé quién soy. Gracias a mi amor por mí, a partir de ahora, siento placer por la imagen que me devuelve el espejo. Que una sonrisa ilumine mi rostro y que esto acreciente mi belleza interior y exterior.

Siento tal amor hacia mí que mi propia presencia me resulta siempre un placer. Me amo sin juicios porque cuando me juzgo, hay reproches y culpabilidad debido a la necesidad de castigarme, de modo que pierdo de vista el amor hacia mí.
Fortifico mi voluntad de perdonarme en este mismo instante.

Limpio mi espíritu de todo veneno emocional y de todo juicio a fin de vivir en la paz y en el amor.

¡Que mi amor hacia mí mismo sea la fuerza que cambie el sueño de mi vida!
Armado de este nuevo poder en mi corazón, el poder del amor hacia mí, transformo cada una de mis relaciones empezando por las relaciones que tengo conmigo mismo.

Me libero de todo conflicto con el prójimo.
Me siento feliz de pasar el tiempo con aquellos que me son queridos y les perdono toda injusticia que puedan sentir contra mí.

Me amo de tal modo que puedo perdonar a cualquiera que me haya causado heridas en mi vida.

Tengo el coraje de amar a mi familia y amigos sin condiciones, y de modificar mis relaciones del modo más positivo e impregnado de amor. Creo nuevos canales de comunicación en mis relaciones, de modo que no haya más guerras de poder, ni perdiendo ni ganando.

Puedo trabajar en equipo, con amor, alegría y armonía.

Las relaciones con mi familia y mis amigos están fundadas en el respeto y la alegría, para no sentir más la necesidad de decirles cómo pensar o comportarse.

Mis relaciones románticas son las más maravillosas.

La alegría me invade cada vez que comparto el amor con mi pareja.
Acepto a los demás tal como son, sin juicios, porque cuando los rechazo, me rechazo a mí mismo. Y cuando me rechazo, se me rechaza a su vez.

Hoy empieza un nuevo comienzo.

Recomienzo mi vida en este día con el poder del amor a mí mismo.
Aprecio mi vida, aprecio mis relaciones, exploro la vida, asumo riesgos, estoy vivo/a, no vivo más en el temor hacia el amor.

Abro mi corazón al amor que es mi derecho de nacimiento.

Me convierto en Maestro de la Gratitud, de la Generosidad y del Amor para poder disfrutar de todas las creaciones para siempre jamás.”




Encontré esta hermosa oración en el Foro Sincrodestino 2012, en la sección de Roberto Trevilla, aunque no lo precisa, imagino que él es su autor.

No hay comentarios: