jueves, 7 de febrero de 2013

El Primer pensamiento del día... ¡Así será el día!


Al despertar, el primer pensamiento es la semilla de tu creación para el resto del día.

Cuando abras los ojos, siéntate un momento y agradece el regalo de un nuevo día, crea un pensamiento de paz y disfruta de unos momentos de silencio.



La paz es sencillez... La sencillez es belleza! Proponte un día como el día de la sencillez.

Habla poco, escucha con atención.

Haz algo de forma incógnita por alguna persona cercana.

Come algo sencillo y lo más natural posible.

Dedica espacios de tiempo a "no hacer nada", tan solo pasear, observar y vivenciar el momento. Permite que la mente se abra a una sensibilidad más profunda y silenciosa. Intenta apreciar cada escena y a cada persona tal como es.

Haz algo cada día por los demás des-interesadamente.  Crea el hábito de disfrutar por el hecho de hacerlo, no por la recompensa y descubre el fruto de esa acción.
El mejor regalo es dar felicidad y terminar con el sufrimiento.

Eres lo que piensas. Piensa que eres un ser de paz y la paz se convertirá en tu nueva personalidad.

Comparte buenas noticias con los demás. Ten siempre preparado algo interesante para compartir con las personas que te vas a encontrar.

Practica cada día y en diferentes momentos el crear pensamientos de paz.

"Soy un ser de paz, estoy en paz, amo la paz y comparto la paz con los demás".

Fuente:http://universalprayerplegariauniversal.blogspot.com