sábado, 28 de septiembre de 2013

Descubro dentro de mi un ser especial...

Crisis emocional…
… o qué sé yo como se llame por lo que estoy pasando. Pero gracias a Dios aún tengo la capacidad de darme cuenta cuando esto me sucede y hacer acopio de todas mis fuerzas para luchar contra ese sentimiento de desgano y apatía que se quiere apoderar de mí en algunos momentos, como por ejemplo… estos  últimos días, mejor en estas últimas semanas.
Pues sí, después de largo tiempo hago mi reaparición, quizás los ánimos andan un poco mejor estos días, quizás necesito sacar un poquito de cosas que habitan dentro de mi corazón, en fin.
Por un lado, sigo activa, hago todo lo que tengo planeado para el día,  rindo en el trabajo, pero por otro lado, siento que a todo lo que hago le falta esa llamita de luz que uno suele ponerle a las cosas cuando las hace con entusiasmo.
Sin embargo, debo confesar que hoy "tomé al toro por las astas", me miré al espejo y me dije "Déjate de tonterías y sonríe ", y esbocé un amago de sonrisa, y me dije nuevamente "Así no, ponle ganas de verdad!" y volví a sonreír  esta vez con más entusiasmo pues empezaba a causarme gracia la situación de verme así y luego esa vocecita interior que tenemos todos y que al parecer había estado durmiendo estos  últimos días y me dijo: "Sonríe de corazón y no te preocupes de nada, confía en Dios" y esta vez sonreí de verdad con la sonrisa de los labios, de los ojos y del corazón, y mi estado de ánimo cambió, y acá me tienen, nuevamente escribiendo y con nuevos bríos para sonreirle al mundo y sentir que "Todo lo puedo en El que me fortalece".

Y esta es mi reflexión para iniciar de nuevo en mi blog Saviesa de Vida,  que tanto quiero…

La búsqueda de la FELICIDAD…

¿Qué no hacemos por ir tras ella? Somos capaces de recorrer mar y tierra, escalar el monte más alto, o bajar a las profundidades del planeta si nos aseguran que ahí la encontraremos.
Vehementemente nos quejamos por no encontrarla, preguntamos cuál es el secreto de su felicidad a cada persona que pensamos es feliz, pero que ciegos que somos.
No nos damos cuenta que la felicidad habita dentro de nosotros y está en todo lo que nos rodea, en las cosas simples de la vida, una flor, un amanecer, la lluvia, el sol, nuestros seres queridos, un buen libro, una canción, en fin, en todo, pero no sabemos verla, y creemos que existe una clave secreta para lograr ser felices.
Esforcémonos por encontrarla dentro de nosotros, tratemos de verla en todo lo que nos rodea, y poco a poco nos iremos sintiendo más felices cada día.
Quitémonos la venda de los ojos y atrevámonos a botar el lastre que cargamos y nos impide ser felices, un lastre lleno de resentimientos, de anhelos de una "vida mejor" o por lo menos distinta a la que tenemos.
Aprendamos a perdonar de corazón, a aceptar a los otros como son, y a encontrar en cada persona ese tesoro inmenso que guarda en su interior. Y así, quizás, empecemos a ser felices de verdad.

Rompamos nuestras ataduras y… ¡SEAMOS FELICES!

La Vida no te dice nada... te lo enseña todo

Reflexionemos  si de verdad el conocimiento de todas  esas pequeñas cosas que creemos saber sobre la vida lo tenemos integrado o simple...

Lo más leído