martes, 27 de noviembre de 2012

Podemos ser E X I T O S O S ...si realmente nos lo proponemos.


¿Te has preguntado alguna vez qué significa ser exitos@?

Me considero por naturaleza una mujer luchadora y emprendedora ... utilizo mi inteligencia creativa tanto en la vida diaria como en los negocios y creo que poco a poco lo voy logrando, eso sí,  abriéndome paso ante los diferentes obstáculos con los que he tropezado en mi vida.  

Para mi ser una persona exitosa es lograr una meta propuesta que por supuesto me traiga bienestar personal.
Algunas de las cosas que he tenido presente para lograrlo han sido:
Ser oportuna, independiente, trabajadora, segura de mí misma, disciplinada, juiciosa, adaptable, equilibrada, constante y enfocada en lo que quiero.

Sabemos que para lograr metas se requiere de esfuerzo y constancia, pero también  pasión por aquello que hacemos, lo mismo que de nuestro propio reconocimiento y aprobación.
Puede sonar que soy un poco petulante o engreída .. poco humilde, pero no es así, es necesario que nosotros mismos nos valoremos para lograr cualquier cosa que nos propongamos y tener éxito. 

Muchas veces escuchamos decir que alguien... un amigo o familiar etc... "fracasó en el intento", pero eso solo implica que renunció o desistió en plena lucha.
Sabemos que de cada fracaso se aprende, cada intento es una oportunidad de mejorar, la constancia es la esencia del éxito, por eso no debemos nunca rendirnos, la buena intensión no es suficiente y si vemos los fracasos como un aprendizaje llegaremos más rápido al éxito.

Nuestro éxito entonces dependerá del máximo equilibrio entre nuestras habilidades emocionales y nuestros conocimientos, si podemos imaginarlo y creer en ello, podemos crearlo y alcanzarlo.
Para proponernos metas debemos saber qué queremos alcanzar, desafortunadamente  muchas veces no sabemos lo que queremos realmente o pensamos muy en el fondo que ese algo que queremos es inalcanzable, entonces debemos comenzar por creernos exitosos, siendo positivos, con fe y confianza, ser  honestos, responsables y coherentes, conocedores también de que siempre habrán obstáculos que querrán entorpecer o desviarnos del camino, pero tranquil@s... todo sucede por una razón, todos tenemos el poder de manejar y controlar cómo afectan esos obstáculos el desarrollo de nuestra vida.

¡Las personas exitosas trabajan duro para lograr lo que quieren y en eso se enfocan, en lo quieren! (Esto es lo fundamental)

Me gustaría contarles a mis lectores algunos "trucos", si me permiten llamarlo así, por no decir consejos...  que todos podemos y debemos desarrollar para lograr ser exitosos...

Las dificultades son momentáneas .. esto tenlo presente siempre... y el éxito comienza en tu mente, son los primeros pasos, el éxito como la felicidad dependen de ti, por eso enfocate  en aquello que deseas con pasión, asegúrate de que sea una meta posible y realizable, haz todo lo que necesites hacer para alcanzar tu ambición, sin importar el tiempo que necesites para ello, no desistas, no renuncies, define tu plan, no solo lo intentes, hazlo, no podemos controlar lo que pasará ¿el futuro es incierto? si, y como no es seguro debemos mantener un equilibrio, el querer ser exitoso no puede confundirse con un deseo incontenible que nos obsesione, al punto de posponer actividades, relaciones y calidad de vida del aquí y el ahora por un futuro desconocido que solo generará angustia y ansiedad.

No podemos perder el enfoque del tiempo presente, no podemos proyectar el éxito solo en el futuro, una persona exitosa es aquella que equilibra su tiempo, disfruta del día a día, comparte con los suyos tiempo de calidad, sin perder de vista la perspectiva de sus metas a largo plazo. Seria un error pensar que solo cuando logremos metas seremos felices y exitosos... "un día cuando me gradúe"... "cuando logre montar mi negocio"...  "cuando tenga el carro que quiero"....  Así nos perdemos de vista la verdadera vida, no disfrutamos, no compartimos y se pasan los años corriendo tras un sueño que solo nos trae depresión y ansiedad.
Pongamos los pies bien puestos sobre la tierra, el éxito también es disfrutar de tu familia, compartir con tus amigos, tener el tiempo de leer un buen libro y dedicar tiempo libre a aquellas cosas que te nutren como ser humano, el recorrido es lo verdaderamente exitoso, así que toma la decisión, tu camino es tu aventura, maravíllate con tu camino, apasiónate con el y pon tus conocimientos en practica, no basta solo saber como hacer las cosas, hay que hacerlas y allí esta el secreto, no puedes esperar a estar motivado para comenzar a actuar, simplemente actúa y luego te veras motivado en seguir adelante con más fuerza.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Errores... desaciertos... Sin embargo todo tiene una razón de ser.


Hace poco leía algunas frases populares relacionadas con la palabra "Error", y a mi pesar todas ellas me recuerdan lo frágiles que somos los seres humanos...  

"En la escuela de la vida lo que no me mata… me fortalece".
"Fracasar es repetir el mismo error sin haber escuchado el mensaje que esa equivocación tenia para ti".
"El arte de vencer se aprende en las derrotas".
"No es malo equivocarse, lo malo es no reconocerlo".
"Los baches también conforman el camino".
"Las imperfecciones nos recuerdan que somos humanos".
"Posiblemente los peores errores de nuestra vida son los que no cometemos".
"Tu mejor maestro es tu último error".
"La vergüenza de confesar un error hace cometer muchos otros".
"De hombres es equivocarse, de locos es persistir en el error".

A veces hacemos cosas o "cometemos errores" de los que después nos arrepentimos… pensamos que tener éxito implica hacer lo correcto siempre y obtener los mejores resultados en todo lo que hacemos…
Pero no es así!!!  Claro que tenemos la intención de lograr nuestros objetivos cada vez que entramos en acción, y además es necesario que nos demos el permiso de tener desaciertos… de llorar, de reír, de enojarnos por lo que dijimos o hicimos (¡incluso no hicimos!), de saber que aunque tratamos y lo deseamos mucho, no pudo ser…Todo esto le da sentido a nuestra vida. 

Los pseudo "errores" que cometemos reafirman nuestros sueños y nuestras metas... Nos guían. No hay día sin noche. Ni luz sin oscuridad. Ni frío sin calor. Algunas veces, simplemente, hacemos mal las cosas, y otras... son solo aciertos. Si nunca tuviéramos un obstáculo en nuestra vida, no tendríamos la posibilidad de desarrollar muchas de nuestras capacidades y aquellas partes de nuestra personalidad que, de otro modo, quedarían latentes y nunca descubriríamos.

Siempre podemos hacer las cosas de una mejor manera si aprendemos que los errores son enseñanzas que debemos atender... si hicimos o dijimos cosas que nos hirieron o hicimos un daño a alguien en cierto momento, todo tenía una razón de ser... cuando lo reconocemos podemos enmendar el error, perdonarnos  o pedir perdón es lo que nos queda, luego lo que vendrá será mucho... mucho mejor.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Liberándonos de enfermedades...

Hay muchas razones por las cuales nos enfermamos, sin embargo la mayoría de ellas guardan relación con nuestras emociones... el temor, la falta de amor...  los temas no resueltos, las rabias, las heridas del pasado... y podría enumerar muchas más, pero tal vez la que causa más daño es la incapacidad de PERDONAR.

Enfermamos porque no perdonamos y sentimos necesidad de vengarnos...  enfermamos porque muchas veces no somos capaces de hablar claro y defender nuestros puntos de vista.
Enfermamos porque nos falta valor para afrontar la vida con todos sus altibajos,  porque nos falta confianza en nosotros mismos, porque nos rechazamos... porque queremos controlarlo todo, porque estamos llenos de culpas y remordimientos...  y no somos capaces de perdonarnos, y tampoco perdonamos de corazón a los demás.

Que difícil es comprender nuestro malestar y el malestar de las personas que nos rodean, si pudiéramos entender que cuando alguien nos grita, nos ofende...  nos critica o nos hace daño, en la mayoría de los casos no lo hace porque nos quiera mal, sino porque esa persona  se siente mal, algo malo está pasando por su vida.

Recuerdo que una persona  muy especial me dijo: cuando alguien esta mal es como un animal herido, tu tratas de ayudarlo pero el no entiende... entonces te ataca!

Muchas veces la rabia contenida nos  lleva al enojo y ese enojo genera angustia y cuesta  manejarla,  esto sucede porque en  ocasiones sentimos temor de decir lo que nos pasa, por miedo a que nos dejen de querer o nos dejen de aceptar, o sencillamente por miedo a  que el otro sea quien se enoje con nosotros.

Otras veces nos guardamos dentro lo que queremos decir, porque pensamos que si lo decimos tal vez lastimemos al otro, cuando en verdad a quien  lastimamos es a nosotros mismos y como una consecuencia más de ese proceder llegan enfermedades que van haciendo su nido en nuestro ser. 
A veces preferimos transitar el camino de enojarnos en silencio en vez de hablar o explicar lo que sentimos, o bien nos aislamos cuando en realidad así estamos pagando un precio que no queremos ni debemos pagar.
Cuando el enojo se instala,  comienza el dolor...  nos conduce al rencor y del rencor pasamos al resentimiento, es en ese momento donde iniciamos la etapa de ir dañando nuestro organismo, perforando células, órganos... y poco a poco iniciamos el camino hacia una serie de enfermedades, que de otra forma no se hubieran presentado... Y así andamos por la vida como un oso herido, dándole manotazos y mordiscos a todo aquel que intente ayudarnos.

Estoy convencida que solo liberándonos de todo ese enojo instalado allí dentro, encontraremos el equilibrio y la armonía que nos permita tener una buena salud y además  ser seres armoniosos, tolerantes y   pacíficos.

 Sin embargo es preciso aclarar que es normal tener dificultades con otras personas, pero  mientras exista la tolerancia,  el respeto, los valores... los principios,  a pesar de las diferencias continuaremos funcionando como amigos, familias, compañeros, vecinos, etc. y lo que es mejor, saludables. 

Y  bueno...  llegamos al punto,  liberarnos de algunas enfermedades sólo se puede hacer a través del perdón, aclarando que perdonar no es lo mismo que excusar, justificar...  en realidad perdonar no es una opción... es una decisión para todo aquel que desee paz interior y una mejor salud, libre de tantas enfermedades que han tenido su origen en esas emociones que no han logrado salir de nuestro cuerpo. 

Perdonar de corazón, con el alma, no nace solo,  se aprende con el día a día,  y esto lo logramos cuando entendemos  que perdonar libera al que perdona, no al que recibe el perdón.

La Vida no te dice nada... te lo enseña todo

Reflexionemos  si de verdad el conocimiento de todas  esas pequeñas cosas que creemos saber sobre la vida lo tenemos integrado o simple...

Lo más leído