martes, 29 de mayo de 2012

¿Quieres seguir viviendo el pasado, o quieres usar el presente para crear una nueva verdad y un nuevo futuro?

Para cambiar lo que experimentas en esta vida, debes eliminar de tus percepciones toda visión y hábito malsano que haya en tu historia y despertar al poder de tu verdad. Ese es tu verdadero yo, esa es tu conciencia y así eres.

Esta es una de las decisiones más nobles y benéficas que puedes tomar.

 Quizás ni siquiera te des cuenta de que tu vida se ha movido en esa dirección durante años, la mayoría de nosotros vivimos la vida determinada por nuestra historia y por los roles que vamos teniendo, muchos, dependiendo del drama que hayan vivido en la niñez pasan por la vida ahogados en un mar interno de confusión, añoranza o descontento, y tratan de compensar lo que sienten que les hace falta, esforzándose constantemente por arreglar aquello que les parece defectuoso en su vida con autoengaños que lo único que puede causar es una decepción crónica.

Cuando estamos tratando de crear un destino diferente, un futuro nuevo y mejor, debemos dejar de proyectar una conciencia basada en las mismas falsas creencias del pasado. Al conocernos verdaderamente nos podemos definir realmente como somos... seres humanos con todo lo que ello implica.

Como te representes en el universo, esa será la esencia de lo que atraigas y manifiestes en tu vida, aunque habrá desde luego otros factores que también influyen en la creación de tu destino, es necesario  hacer un esfuerzo permanente y consciente por cambiar la calidad de tu vida ahora y verás tus resultados en el futuro.

Un ejemplo de lo que pretendo exponer  aquí es este:

Para los que suelen ser perfeccionistas... Esta es la mentira patrón:
"Debo ser perfect@ y tener una vida perfecta, debo impresionar a la gente para tener su aprobación y que todo me salga bien".  Esto es una mentira que nos impusieron  en la niñez, bien sea en casa o en la escuela.

La verdad es: "Soy valios@ tal como soy, me apruebo sin condiciones, de esta forma la persona se libera completamente para ser ella misma y vive de manera auténtica, libera ansiedades, se sabe que puede ser imperfecta y que tiene la opción de mejorar.

Tal vez no hayamos pensado en esto antes, pero todos vivimos según los supuestos tácitos de nuestra autodefinición. Todos tenemos una historia, dependiendo de cuál sea la tuya y de qué tanto permitas que te defina, ella puede ser suficientemente poderosa para influenciar tu realidad, incluyendo todo lo que atraes a tu vida.

A continuación te dejo unas preguntas que te pueden ayudar a identificar los patrones de tu vida que forman tu conciencia, piensa tus respuestas en términos de tus emociones más prominentes y tus creencias más arraigadas.

1- ¿Cómo te definirías? (no cómo te describirías)?
2- ¿Qué emociones tiendes a sentir más? (¿Podrían ser, por ejemplo, temor, preocupación, confianza, felicidad o tristeza?)
3- ¿Cuál es tu naturaleza? (¿Tiendes a ser una persona pasiva, agresiva, cuidadosa o indiferente?)
4- ¿Cómo te hablas a ti mismo? (¿Eres exigente, cariñoso, motivador o crítico?)
5- ¿Cómo les hablas a los demás? (¿Eres adulador, asertivo, sumiso o sentencioso?)
6- ¿A qué le das prioridad en tu vida? (Haz una lista de las cuatro cosas a las que mas tiempo les dedicas)
7- ¿Qué piensas de ti mismo? (Honestamente)
8- ¿Cuál es tu historia? ¿Cómo te han tratado, te han hablado, y qué prioridad te han dado?
9- ¿Qué te enseñaron a creer sobre ti mism@ y sobre el mundo?
10- ¿Cómo te afectan esas creencias hoy en día?

Quizás se necesite tiempo y un autoexámen honesto, pero hacer este ejercicio bien vale la pena, las respuestas a estas preguntas revelan la verdad acerca de tu consciencia actual, al igual que el origen de cualquier problema del pasado. El hecho de que esas respuestas sean positivas o negativas también indicará el tipo de resultados que probablemente atraerás por ser los patrones de creencia, acción y reacción en tu vida.
Así que si te estas preguntando constantemente por qué los mismos problemas siguen apareciendo una y otra vez, es porque te sigues aferrando a tu vieja historia, sigues apegado a los hábitos mentales y emocionales que se formaron allí.

Es hora de identificar algunas mentiras del pasado, es hora de darte cuenta  que tu vieja historia no es más que el mito de otra persona, y finalmente es hora de darte cuenta que tú sí tienes el poder para deshacerte de los hábitos y limitaciones de creencias pasadas.

Si tu historia te degrada o distorsiona tu verdad de alguna manera, es hora de expresar tus emociones y dejar de lado las falsas conclusiones.

Debemos tener claro que podemos  redefinirnos, desbloquearnos,  darnos cuenta de nuestra  verdad y del potencial que tenemos para lograr lo que nos propongamos.
Primero debemos  empezar por sanar nuestra conciencia y establecer un nuevo comportamiento más honesto con nosotros  mismos y esta nueva alineación cambiará nuestra vida completamente, ese es el poder sanador de la verdad.

Algunas personas no tienen ni idea de cuál puede ser su verdad, otros muchos no tienen ningún deseo de enfrentar esta circunstancia, otros creen que no pueden o no deben cambiar lo que son, aún si lo que son es tóxico para sí mismos.  Ese es el poder del subconsciente, que nos hace pelear por nuestra historia en lugar de liberarla, y nos obliga a defender nuestras falsedades con mucha propiedad.

Un pequeño consejo: no debemos obsesionarnos pero sí debemos estar preparados para un autoanálisis, porque si no reconocemos lo que hay que cambiar, no hay manera de que podamos hacer algo distinto.
Si podemos identificar lo que debemos cambiar, esto nos dará poder para crear una vibración más alta en nuestra percepción actual, y una calidad de vida mucho mejor con respecto a las experiencias que inevitablemente están por venir en nuestra vida

Dejo algunas mentiras patrones  para que te sirvan de guía ...  te ayudarán en tu autoanális

Mentiras de autonegación y sentido de culpa: tendencia a juzgarte, desmeritarte o criticarte.

Mentiras de desempeño, perfeccionismo y complacencia: los demás tienen el poder de imponerte sus expectativas y te ajustas a las prioridades de los demás.

Mentiras de preocupación, miedo y necesidad de controlar: miedo al mundo y sus incertidumbres, preocupación de no saber manejar lo que surja. Miedo a soltar y confiar.

Mentiras de arrogancia, hostilidad y falso poder: ansias desesperadas de controlar, impresionar, intimidar y manipular a los demás.

Mentiras de inferioridad y poco merecimiento: no ser digno de recibir por diferentes razones, debido a  falsas prioridades de otra persona.

Mentiras de adquisición y valor externo: cuando te defines en términos de riqueza - dinero-  o falta de ella.

Mentiras de impotencia y culpa: creerse incapaz en tu vida o en el mundo, te han maltratado, victimizado o te han hecho sentir impotente para protegerte o para tomar decisiones acertadas, convirtiéndonos en  observadores pasivos de nuestra propia vida.

Mentiras de separación, prejuicio y odio: odiar por política, raza, religión o cultura, peso corporal, pobreza, ubicación geográfica y muchas otras razones. Mientras más separación creamos, más amenazados nos sentimos y nos lleva a crear más poder y superioridad.

Tu verdadera capacidad de ser feliz se construye en gran medida a partir del modo en que te defines a ti mismo. Es hora de ser auténticos! Identifica qué o cuáles son tus mentiras patrones que están en ti y cámbialas. 


Fuente: Triunfo y transformación, Sandra Taylor

miércoles, 16 de mayo de 2012

El secreto de una vida feliz está en el "Equilibrio"


 Cuanto más estables estamos en nuestra autoestima, más emanamos lo que realmente somos, sentimos una profunda sensación de satisfacción y estamos felices de ser lo que somos, tal y como seamos.

La autoestima viene cuando realmente nos valoramos, y cuando sentimos nuestro propio valor los demás también nos valoran. Cuando no nos valoramos a nosotros mismos, ¿cómo podemos esperar que los demás nos valoren?, si continuamente nos rebajamos, pensando y diciendo “no soy bueno” o “no soy capaz”, quienes escuchen esto empezarán a creerlo. 

Así que, ¿qué deberíamos hacer?, la palabra clave es “conciencia”, a medida que nos volvemos más conscientes, más alertas a nivel espiritual, empezamos a estar en posición de valorar nuestra vida, el efecto de esto es que empezamos a valorar a los demás, comprendiendo que todos tienen su propia posición, ni más alta ni más baja, simplemente diferente. La singularidad de cada uno tiene su valor y cuando reconocemos el valor del ser, desarrollamos confianza en nosotros mismos.

Del mismo modo, en todos los ámbitos de la vida, el secreto está en el equilibrio...
El equilibrio para un ser humano significa tener un ritmo de vida armonioso de moderación, regularidad, actividad... descanso...

Por ejemplo: cuando hablamos de humildad,  para no caer en el ego o arrogancia,  es importante poner de presente que cuando somos demasiado humildes caemos en el defecto de la sumisión y la docilidad, por ello es de suma importancia cuidar del equilibrio autoestima – humildad, virtudes imprescindibles para vivir en paz.

Generalmente, basamos la propia estima en identificarnos con aspectos superficiales de la existencia: aspecto físico, género, éxito profesional, inteligencia, estatus social, nacionalidad, raza, etc. Con tal identificación superficial, nunca conseguiremos un sentimiento estable de autoestima, porque las opiniones de las personas cambian, y así, acabaremos fluctuando todo el tiempo, sintiéndonos felices cuando nos dicen cosas buenas, y sintiéndonos tristes cuando nos dicen cosas negativas.



Les comparto una bella oración que escribió
Paramahansa Yogananda:

"Que con las alas equilibras de la vida recta,
pueda yo ascender hasta las regiones purificadas
de las claras percepciones de Tí.
Me elevaré por encima de todas las tormentas
del dolor, hasta las alturas de Tu celestial
nido de águilas.
¡Señor, hazme tu águila del desarrollo espiritual!"


Fuente: Tomado de un escrito de Elsa Fries.

domingo, 13 de mayo de 2012

Un madre no se cansa de esperar

En esta época de crisis y caos, las personas en general viven siempre sobresaltadas, cercadas de peligros y dificultades: en la vida personal, en la familiar, en los ambientes de trabajo, en las luchas cotidianas.

A todo momento surgen nuevos desafíos, nuevos riesgos y peligros. Un sentimiento parece dominar su existencia: la aflicción.
Cada vez más las personas se sienten enredadas en innumerables dificultades que las atormentan; no consiguen "desatar los nudos" y librarse de los mismos.

Durante el mes de mayo, en diferentes fechas según cada país, se acostumbra a celebrar el Día de la Madre,  le rendimos un homenaje a nuestras madres, hoy propongo hacer lo mismo con nuestra Madre del Cielo, La Santísima Virgen María.
Rendirle un homenaje a nuestra  "Madre... La Virgen María", porque es Ella quien no se ha cansado de esperar por nosotros, sus hijos, para que volquemos todas nuestras angustias y penas sobre ella, y así   con su inmenso amor maternal "desatar todos los nudos y liberarnos de todos los peligros y dificultades" que continuamente rondan nuestra vida. 

Hoy 13 de mayo de 2012 estamos celebrando los 95 años de la primera aparición en Fátima (Portugal) de la Virgen María a tres humildes pastorcitos, Lucia, Francisco y Jacinta.
Se les presentó también el 13 de junio, el 13 de julio, el 19 de agosto, el 13 de septiembre y el 13 de octubre del mismo año; siempre pidiendo que recemos el Santo Rosario con el fin de proteger no sólo a nosotros y a nuestras familias, sino también a nuestros pueblos y naciones.

Volver nuestros ojos hacia nuestra Madre del Cielo y rezar el Santo Rosario cada día, como Ella nos lo pide, es el mínimo homenaje que podemos hacerle, pues la acción sobre nosotros será de alivio sobre todas nuestras dificultades y aflicciones, siempre sentiremos su maternal protección, ayudándonos  como sólo saben hacerlo las madres. Ella actúa de modo maravilloso y soberano, con  rapidez y eficacia impresionante.


En todas las circunstancias de nuestra vida, siempre tendremos ocasión de experimentar la bondad misericordiosa de nuestra Madre, la Santísima Virgen María,  la que "desata los nudos" y nos libra de todo mal. En la alegría y en la tristeza, en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte, en el tiempo y en la eternidad, siempre nos será de valor esa Dama celestial que es Madre de Dios y que, en su misericordia, el Señor quiso también que fuese nuestra Madre.

Tan sólo nos pide una cosa: rezar diariamente el Santo Rosario, el arma más poderosa contra todas las dificultades, es tan poderosa que nunca nadie podrá hacerle nada malo a tu familia ni a ti cuando lo rezas diariamente. 

 Bendiciones del Rosario

1. Los pecadores obtienen el perdón.
2. Las almas sedientas se sacian.
3. Los que están atados ven sus lazos desechos.
4. Los que lloran hallan alegría.
5. Los que son tentados hallan tranquilidad.
6. Los pobres son socorridos.
7. Los religiosos son reformados.
8. Los ignorantes son instruidos.
9. Los vivos triunfan sobre la vanidad.
10. Los muertos alcanzan la misericordia de Dios.

Los beneficios del Rosario

1. Nos otorga gradualmente un conocimiento completo de Jesucristo.
2. Purifica nuestras almas, lavando nuestras culpas.
3. Nos da la victoria sobre nuestros enemigos.
4. Nos facilita practicar la virtud.
5. Nos enciende el amor a Nuestro Señor.
6. Nos enriquece con gracias y méritos.
7. Nos provee con lo necesario para vivir y para pagar nuestras deudas, y finalmente, se obtiene toda clase de gracia de nuestro Señor  Dios todopoderoso.


Antigua y Respetable devoción - Ella resuelve todos los problemas -




Oración pidiendo a nuestra Madre desatar los nudos que entorpecen nuestra vida. 

Decirla después de rezar el Santo Rosario. 

Santa María, llena de la Presencia de Dios, durante los días de tu vida aceptaste con toda humildad la voluntad del Padre, y el Maligno nunca fue capaz de enredarte con sus confusiones. Ya junto a tu Hijo intercediste por nuestras dificultades y, con toda sencillez y paciencia, nos diste ejemplo de cómo desenredar la madeja de nuestras vidas.
Y al quedarte para siempre como Madre nuestra, pones en orden y haces más claros los lazos que nos unen al Señor.
Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, tú que con corazón materno desatas los nudos que entorpecen nuestra vida, te pedimos que recibas en tus manos a........................................................................y que lo libres de las ataduras y confusiones con que lo hostiga el que es nuestro enemigo.
Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo, líbranos de todo mal, Señora nuestra, y desata los nudos que impiden nos unamos a Dios, para que, libres de toda confusión y error, lo hallemos en todas las cosas, tengamos en Él puestos nuestros corazones y podamos servirle siempre en nuestros hermanos. Amén.

A todas las madres de la tierra les deseo una feliz celebración, retomemos rezar el Santo Rosario diariamente, si lo hacemos en familia sería maravilloso, pero si no es posible recemos cada una sola, por nosotras, por nuestra pareja, por nuestros hijos, por nuestra familia, por nuestra comunidad y nuestra patria, para que sea libre de todo mal.









viernes, 4 de mayo de 2012

El Amor es un ejercicio de jardinería




Un esposo fue a visitar a un sabio consejero y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba separarse.

El sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra: Ámala, luego guardó silencio.

-Pero es que ya no siento nada por ella.

Ámala, repuso el sabio.

Y ante el desconcierto del señor, después de un oportuno silencio, el viejo sabio agregó lo siguiente: Amar es una decisión, no un sentimiento; Amar es dedicación y entrega, amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor.

El Amor es un ejercicio de jardinería: arranque lo que le puede hacer daño a su jardín, prepare el
terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, mas no por eso abandone su jardín.

Ame a su pareja, es decir, acéptela, valórela, respétela, dele afecto y ternura, admírela y compréndala. Eso es todo, Ámela.

Por eso la vida sin amor  podría tener estos efectos...

La inteligencia sin amor, te hace perverso.
La justicia sin amor, te hace hipócrita.
El éxito sin amor, te hace arrogante.
La riqueza sin amor, te hace avaro.
La docilidad sin amor, te hace servil.
La belleza sin amor, te hace ridículo.
La verdad sin amor te hace hiriente.
La autoridad sin amor, te hace tirano.
El trabajo sin amor te hace esclavo.

Desconozco su autor.


miércoles, 2 de mayo de 2012

¿ Sabes cómo obtener bienestar en tu vida ?


Sembrando  calidez a tu alrededor

La calidez, la gentileza o la ternura, pueden derretir muros, construir puentes de confianza o crear hermosos paisajes de afecto. Es sencillo ser cálido y gentil cuando todos a tu alrededor lo son.

Sin embargo ¿Qué tan conciente eres de la importancia de crear estos momentos?

Cuando expresas tu calidez te conviertes en un imán que atrae, que invita, que siembra paz y esperanza en un mundo por lo general duro.

Sin embargo, recuerda, que cuando expresas calidez, tú eres la primera persona que la recibe.

Durante las próximas 24 horas, te invito a convertirte en un sembrador de gentileza y calidez, no solo con los tuyos, sino con cualquier persona que contactes.

Te sugiero hablar con gentileza, sin sarcasmos o críticas. Solo comentarios que ayuden a quienes te rodean a sentirse mejor acerca de si mismos. Si tienes que criticar a alguien hazlo como si fueras a corregir a tu tía millonaria que te tiene en el testamento.

Te sugiero contacto visual, sonríe a quienes te encuentres, incluidos quienes te sirven. El vigilante, el cajero, el mesero etc. Te invito a actuar en forma serena y calmada. Escucha con atención y valora honestamente lo que te hablan.

Un punto más...  no lo hagas por los demás, hazlo primero por ti.

Observa cómo te sientes, qué ganas con esta actitud, o cómo reaccionan los demás.

La mejor parte de ti está por expresarse, los mayores rechazos están en tus propias fantasías, no lo hagas esperando nada a cambio, sólo disfrútalo... es una forma segura de sembrar más bienestar en tu propio mundo.




Si lo hiciste hoy... también lo puedes hacer  mañana... y al siguiente día, y así un día tras otro. 
Pronto veras un hermoso jardín en tu vida .

La Vida no te dice nada... te lo enseña todo

Reflexionemos  si de verdad el conocimiento de todas  esas pequeñas cosas que creemos saber sobre la vida lo tenemos integrado o simple...

Lo más leído