Me siguen

Google+ Followers

viernes

SEMINARIO TALLER DE RENOVACIÓN Y CRECIMIENTO




Hoy es un día especial, podemos impulsar todos nuestros proyectos y decisiones hacia adelante, podemos aprender a desarrollar un nuevo modelo de buen éxito y prosperidad. Les revelaré las formas y medios por los cuales todo en su vida se ajustará para obtener beneficios, armonía, salud, amor, alegría, paz y prosperidad.

Casi todos vivimos de acuerdo a lo que aprendimos de las generaciones pasadas... de nuestros educadores, padres... familiares etc., y de ellos hemos también heredado algunos aspectos que nos han identificado, de la misma forma continuamos con las tradiciones y costumbres, por una parte podríamos decir que permitimos una continuidad de nuestra cultura, de lo que identifica a un pueblo o a un número determinado de personas dentro de un límite geográfico, en otras palabras una identidad cultural arraigada.
¿ Sirve?... desde luego que sí, pero... ¿Estamos seguros que ésta forma de vivir es la adecuada? ¿Realmente somos conscientes de la evolución que el mundo ha tenido en los últimos años? ¿Vivimos acorde a esa evolución?

Este tema  permite situarnos un poco más en la realidad  actual, si bien es cierto que disfrutamos y utilizamos los avances científicos, tecnológicos... y alguno que otro más, hoy en día aún no logramos tener una vida plena, apenas sobrevivimos... Todos nos quejamos, pero son muy pocos los que realmente hacemos algo por conquistar las metas que nos hemos propuesto.

Tomar el control de nuestras vidas, establecer objetivos y desarrollarlos, enfrentrar las adversidades, no permitir que las circunstancias nos sometan, al contrario, que sean ellas las que se sometan a nosotros, es estar dispuestos a aprender a crecer como personas, a provocar cambios que nos beneficien, y... darnos la oportunidad de vivir una vida plena y feliz.

No perdamos el tiempo con amarguras, odios, resentimientos... todo esto limita nuestro desarrollo, tenemos el poder para asumir con responsabilidad nuestra propia vida,  podemos aprender a liberar todo lo que hasta ahora nos ha hecho daño, soltemos los temores, las culpas, soltemos todas las limitaciones que nos han acompañado hasta ahora y estemos dispuestos a estar libres y seguros, en paz con nosotros mismos y con el entorno que nos rodea.

Tengamos una imagén positiva de nosotros!!! es algo muy importante, reforcemos nuestra  autoestima y de esta forma podremos conseguir confianza, fuerza, capacidad para satisfacer nuestras necesidades vitales y obtener todo lo que merecemos y anhelamos.

¡ACTÚE HOY, APRENDA HOY... el mañana es incierto!

Su vida es un reflejo de su mundo interior, convertir sus deseos en realidad sólo es posible con un trabajo interno, con conciencia y voluntad.

RECUERDE... si sigue haciendo las mismas cosas que ha hecho hasta ahora, seguirá obteniendo los mismos resultados, trabaje en usted mismo, en estar bien, sano, en armonía, fuerte, íntegro, coherente, permita que su vida mejore.

¡ESTAMOS EN TIEMPOS DE OPORTUNIDADES, VIVA INTENSAMENTE CADA MOMENTO Y LOGRE EL ÉXITO EN SU VIDA!

Esta OPORTUNIDAD no la deje escapar, asista a este Seminario Taller de RENOVACION y CRECIMIENTO, le ayudará y le permitirá renovarse para seguir creciendo y evolucionando acorde con los tiempos actuales.

Lugar: Bogotá, D.C. 20 y 21 de Agosto de 2011 - Sede Norte, Calle 145.
Horario: 9.00 am a 5.00 pm. (Incluye almuerzo y refrigerios)
Inversión: $130.000.oo  por persona.
Se entrega material escrito y en CD con todas las técnicas y herramientas utilizadas.

¡SEPARE DESDE YA SU CUPO. NO PIERDA ESTA OPORTUNIDAD!
Mayor Información e Inscripciones en los siguientes teléfonos: 476 45 32  -  317 5376986.



lunes

Manteniendo buenas relaciones interpersonales

Expertos en la materia como Dale Carnegie, John Maxwell, entre muchos otros, han tratado este tema y han descubierto y explicado principios que sirven para tratar y mantener buenas relaciones con las personas.

Muchos confían en sus capacidades y conocimientos, pero olvidan que estos de nada sirven si no se logra tener buenas relaciones con los demás. Son muy pocos y prácticamente raros los casos de personas que han tenido éxito sin la ayuda de los demás. El ser humano necesita de los demás para poder alcanzar el éxito y para poder tener a las personas de nuestro lado es fundamental comprender y aplicar algunas herramientas básicas.

Estos son algunos principios que nos dictan los gurus de las relaciones personales:

1-Acompasar o desarrollar confianza:
Este es el primer y más importante paso en el proceso de persuasión. Variadas investigaciones han comprobado que la mayoría de los cierres de ventas exitosos se dan porque el vendedor ha generado un clima de confianza con el cliente. Si usted no le inspira confianza a la otra persona, es muy probable que a éste ni siquiera le importe lo que usted le dice.
Acompasar consiste en reproducir o asemejar algún aspecto de la conducta de la otra persona. Esta técnica genera un clima de confianza, ya que le dice a la otra persona: "¡Oye amigo!... Yo pienso como tú. Tú y yo tenemos bastante en común puedes confiar en mí". En el mundo de las ventas esta técnica consiste en "reflejar" las preocupaciones, miedos y necesidades del cliente. Es muy similar a como si hubiera dos clientes, y ningún vendedor.

2-Sangre de cocodrilo:
Cuide todas sus reacciones. Mantenga siempre la calma, sea paciente, conserve siempre el autocontrol, muchas veces tendrá que reducir al mínimo sus emociones para no generar reacciones exageradas. Suspenda sus reacciones. Es muy fácil escribirlo, pero realmente difícil practicarlo siempre. No permita que nada lo altere y que nada lo seduzca, esto puede afectar su buen juicio durante una negociación, una venta o una conversación.

3-Sonreír siempre: La sonrisa irradia confianza y éxito. La sonrisa es un imán que anima a los demás a querer estar con nosotros y a la vez inspira seguridad a los que nos rodean. Cuando las cosas van mal, pero aún así usted se conserva alegre, trata de mantener una actitud positiva y una sonrisa, usted se puede convertir en un modelo a seguir para muchos; a su vez, usted se mostrará invencible ante sus enemigos y esto hará que ellos entren en cólera y se salgan de sus casillas. "El día que no rías, es un día perdido. ", dijo Charles Chaplin.

4-Sea amable y cortés: Salude con una sonrisa en su cara. Cuando hable con cualquier persona, sea simpático, mírelo a los ojos frecuentemente, esto hará que el otro individuo sienta que usted está interesado en lo que la otra persona comenta. No cometa el error de hablar mirando siempre hacia el suelo, o hacia el techo. Llame a las personas por su nombre (para cualquier persona su nombre es lo más importante), por ningún motivo es aceptable que usted olvide el nombre de la persona con la está comunicándose. De las "Gracias" y pida "Disculpas" cuando así lo amerite la situación. Nota: No está de más y es de mucha utilidad comprarse un libro de etiqueta.

5-Escuche el doble de lo que habla: El conocimiento habla la sabiduría escucha. Permita a la otra persona hablar más y escuche activamente. Luego de escuchar, pregunte y vuelva a escuchar. Motívelo a hablar diciendo cosas como: "Continúe", "¿Y qué pasó?", "Y ¿Qué hiciste?", "Aja", "¿En qué terminó todo el asunto?", etc. Pero por ningún motivo interrumpa a la otra persona cuando habla, eso es una falta de respeto. Cuando usted permite que la otra persona hable más sin interrumpirle abruptamente, ésta se desahoga (dicha técnica se utiliza en atención o servicio al cliente) y además usted obtiene mucha información de lo que realmente el otro individuo siente. Los mejores oyentes se ganan a la gente muy fácilmente, pero para hacerlo se necesita de mucha paciencia y autocontrol. Es fenomenal lo que se siente cuando uno es escuchado con mucha atención y simpatía. Luego de escuchar, preguntar, volver a escuchar y volver a preguntar empiece a REPLANTEAR lo que le han dicho. "Veamos si comprendí, lo que usted ha dicho es que". Luego utilice lo que la otra persona dice para transmitir sus ideas. De esta manera usted le estará expresando a la otra persona la idea de que quiere transmitir utilizando los pensamientos del otro individuo.

6-Empatía: Póngase en los zapatos de las otras personas. Si quiere influir en los demás empiece siempre viendo el punto de vista del otro. Hable acerca de lo que el otro quiere y ayúdele mostrándole como conseguirlo. Piense como lo haría la otra persona. De forma tal que usted sabrá qué es lo que quiere la otra parte y así le resultará más fácil saber que tiene que ofrecerle al otro. Preocúpese por comprender el funcionamiento de la mente del prójimo con preguntas como: "¿Si usted estuviera en mi lugar cómo procedería?". Hable acerca de lo que el otro quiere y muéstrele cómo lo conseguirá con lo que usted le va a proponer. Sea empático.

7-Elogie:
A todo el mundo le gustan los elogios. Pero no elogie simplemente por elogiar. Si usted lo hace así las personas se dan cuenta del elogio barato que usted hace. Abraham Lincoln bien dijo: "A todo el mundo le agrada un elogio". ¿Qué cuesta dar un elogio a alguien? Nada. Entonces ¿porqué cuesta tanto darlos?... Son gratis y hacen sentir bien a los demás. Demuestre cariño honesto y sincero con los elogios que usted dé. La mayoría de la gente actúa para acrecentar su ego. Alimente un poco el ego de los demás. Nota: Si usted elogia un atributo de la otra persona que no sea muy notorio, el elogio tendrá un mayor efecto positivo. Pero recuerde ser sincero con los elogios que usted comparta.

8-Haga sentir importantes a los demás:
La manera más eficaz jamás descubierta para hacer amigos y buenos compañeros es haciéndoles saber que usted está impresionado y contento con la presencia de ellos. Salude a los demás como si realmente estuviera contento por verlos de nuevo. Actué siempre como si cada persona que contacta fuera la más importante de su vida y de esta forma se ganará el aprecio y el respeto de muchas personas. Para poder influir en el ser humano primero debemos interesarnos en él para que después éste se interese en nosotros.

9-Apele a principios morales y éticos:
Cuando las cosas se ponen difíciles usted puede hacer un llamado a la honestidad, la integridad, la prudencia, la reflexión, la paciencia, la justicia, entre otras. Así, usted estará invocando a que la persona ponga en práctica los principios éticos, morales y religiosos que ha aprendido durante su vida. Esta técnica sutil de persuasión ha sido utilizada en nosotros por nuestros padres, la iglesia y nuestros profesores desde que somos muy niños.

10-Permita que las ideas sean de los demás:
Para persuadir hay que dar las ideas como de paso, para que el otro individuo llegue a sacar su propia conclusión y crea que la idea es suya. Es un gran error llegar y decir: "Le tengo la solución…", es mucho mejor decir: "Se me ocurrió una solución, cuando usted dijo…". Al permitir que una persona descubra algo por sí misma queda más convencida que si usted se lo enseña. Además si usted le pide las ideas a otros para que participen en algún trabajo, es en ese momento en el que usted crea un vínculo muy especial entre esa persona y dicha actividad. Al pedirle las ideas al otro, usted compromete a esa persona. Si usted permite que los demás se lleven el crédito, usted podrá conseguirlo todo en esta vida. Esta técnica de persuasión es utilizada en el método de "Administración por Valores". Al ser los empleados quienes escogen los valores que van a regir la organización, luego éstos quedan comprometidos a seguirlos, pues ellos fueron quienes los escogieron.

11-Dar lugar a la competencia:
Lance un reto de una manera amable. Esos retos van dirigidos al ego y el orgullo de las personas, por ello, este método de persuasión es muy efectivo entre gente orgullosa a la que le importa mucho su ego y su imagen ante los demás. ¿Qué acaso no puede hacerlo?, ¿No me habías dicho que eras el mejor?, ¿Qué pasó con ese hombre que se graduó con honores en la Universidad?, ¿Dónde quedó ese hombre que superó aquella situación tan difícil aquella vez?, ¿Usted cree que es capaz de…?, Me han comentado que aquella persona está superándote ¿Qué te ha pasado en estas semanas?. Stephen Covey cierta vez dijo algo muy interesante en una entrevista: "La gente reacciona de una manera muy diferente si registran su rendimiento". Varios gerentes de ventas dan lugar a la competencia entre sus equipos de ventas utilizando un tablero de control dónde comparan los resultados de ventas mensuales de todos los integrantes del equipo. ¿Creé usted que esto estimula a cada individuo a estar dentro de los primeros tres puestos en el ranking interno de vendedores?

12-El Banco de favores:
Cuando alguien le da a usted algo que es apreciado como de cierto valor, usted inmediatamente responde con el deseo de devolver algo a cambio. Un marido que está sentado en el sillón de la sala pensando en la inmortalidad del cangrejo se siente obligado a hacer algunas reparaciones hogareñas, si ve que la esposa está limpiando la casa. El sentimiento de culpa entra en juego. Cada persona crea su propio "Banco de favores". Preocúpese por hacer muchos depósitos a diferentes personas en dicho Banco para cuando tenga que realizar un retiro. Nota: Toda inversión tiene su riesgo, incluyendo las inversiones en el Banco de favores.

13-Déle fama a los demás y vea lo que ocurre:
"Por fin tengo el gusto de conocerlo", "Yo respeto su autoridad", "Me han dicho que usted sabe mucho", "Yo sé que usted es un experto en este tema… ¿Me permite pedirle un consejo?". Esto debe utilizarse cuando la persona con la que usted habla realmente es poseedor de ese conocimiento o de esa autoridad. De otra manera su intento de hacer sentir importante al otro se trasformará y se manifestará como una prueba desesperada por caerle bien a la otra parte.

14-Rebaño:
Las personas determinan lo que es correcto indagando lo que las demás personas consideran correcto. En ese sentido las personas constantemente nos comportamos como una manada. "Si todos lo hacen… yo también", "Todos lo tienen… yo también debo tenerlo", "Si todos mis vecinos lo van a hacer… entonces yo también" y "Si varios clientes piensan así de bien de esa empresa, entonces en esa empresa deben ser muy buenos".

15-El poder de las historias y los ejemplos:
Cuando usted explica algo a través de una historia o mediante ejemplos, o por medio de analogías, usted logra llamar la atención y el interés de la otra persona. Utilizar la demostración ayuda mucho a que se produzca el efecto de imitación. Los ejemplos son más motivadores y se asimilan mejor que los mensajes teóricos. Además, si dicha historia o analogía contiene una moraleja, usted estará utilizando también el principio # 10 del presente escrito.

Persuadir es motivar a otras personas para que voluntariamente acepten nuestra forma de ver las cosas. Si usted aprende a ganarse a la gente y a persuadir efectivamente, usted puede ganar en prácticamente todo. Es difícil llegar a dominar todos estos principios que nos dictan los gurús de las relaciones humanas, pero es posible aprenderlos poco a poco con el paso del tiempo y mucha disciplina.

Sin embargo, la verdad es que nosotros demostramos nuestra valía, educación y conocimientos acerca de las relaciones humanas cuando tratamos a los demás mejor de lo que ellos nos tratarían a nosotros. La mejor manera de influir, motivar y ayudar a los demás no es criticándolos, sino ayudándolos a convertirse en lo que ellos mismos quieren llegar a ser.

domingo

Aprendiendo a ser... O P T I M I S T A S

Una característica que define a los pesimistas, es pensar que lo desagradable durará siempre, o por lo menos mucho tiempo, socavarán cuanto se propongan hacer… y será por su culpa.

Los optimistas, que deben enfrentarse con los mismos golpes de este mundo, piensan de manera opuesta, tienden a pensar que la derrota es sólo un contratiempo pasajero, que sus problemas se reducen a esa única circunstancia. No se desconciertan frente a la derrota. Enfrentados a un problema, perciben que allí se les presenta un reto y lo intentan otra vez con más energía.

Goleman, considera que "los pesimistas pueden aprender a ser optimistas". Para esto, empieza por lo que denomina "teoría del control personal", presentando dos conceptos: "la impotencia aprendida" y "las pautas explicativas".

La "impotencia aprendida", es la reacción a darse por vencido, a no asumir ninguna responsabilidad y a no luchar, como consecuencia de creer que cualquier cosa que podamos hacer carece de importancia.

Las "pautas explicativas" son los criterios que solemos utilizar para explicarnos a nosotros mismos por qué suceden las cosas. Es el gran modulador de la "impotencia aprendida".

Un criterio explicativo optimista pone un freno y detiene el sentimiento de impotencia, en tanto que un estilo pesimista no hace sino acrecentar el sentimiento de impotencia, y se relaciona estrechamente con la depresión. La forma que usted prefiera para explicarse las cosas a usted mismo, determina hasta dónde puede llegar su desamparo, o con cuánta energía contará cuando se encuentre con los contratiempos habituales y las derrotas momentáneas. El "criterio explicativo" de cada uno es reflejo de "lo que dice su corazón".

Si las “pautas explicativas”, es decir, la manera en que las personas se explican a sí mismas los contratiempos que padecen son las que modulan la “impotencia aprendida” entonces: “Enseñarles a modificar sus explicaciones podría ser una manera de tratar su depresión”.

En última instancia, “Los hábitos mentales no tienen por qué ser permanentes. Uno de los hallazgos más significativos hechos por la psicología en los últimos veinte años es que los individuos pueden elegir su manera de pensar”.

Una pauta explicativa típica de los pesimistas, ante su propia desgracia, es pensar: “Soy así, siempre ocurrirá así, hay algo que tengo y que echa a perder todo lo que hago”.


Otros, los que se resisten a rendirse ante las circunstancias, responden: “Las cosas vinieron así, como vinieron se pueden ir, y además todavía quedan muchas cosas en la vida”. Esta es una “pauta explicativa” típica de los optimistas.

Los que se dan por vencidos desde los primeros momentos, son personas convencidas de que los contratiempos que les ocurren son permanentes, que persistirán, estarán siempre allí, para arruinarles la vida. Por el contrario, los que se resisten al desamparo creen que las causas de los contratiempos son temporales.


Si usted considera las cosas en términos de “siempre” y “nunca”, confiriéndoles características duraderas, entonces su pesimismo es permanente. Por el contrario, si piensa en términos de “algunas veces” y de “últimamente”, entonces culpa de los malos momentos a condiciones transitorias, con lo que asume un comportamiento optimista.

Este artículo lo encontré en la red, no recuerdo de quien es, pido excusas por no darle el crédito a quien lo escribió, lo guarde hace algún tiempo en mis archivos y olvidé anotar el autor, mi interés es compartirlo con quien lo pueda leer y le ayude a entender que podemos aprender a ser OPTIMISTAS...
Por lo tanto,  intenta formar el hábito de pensar y creer que existen formas nuevas y mejores que te conducen a nuevos caminos, que cualquier situación por negativa que te parezca te ha permitido crecer en sabiduría y entendimiento, al igual que para quien ve la vida con optimismo, todo se ajusta a un recto camino y que hay nuevas puertas que se abren en tu beneficio y encontrarás una solución para cada problema.

¡Ah... y para aquellas personas que creen que hay una energía superior, una fuerza interior que nos guía... repitan mentalmente, "Jesús, yo confío en tí"... su respuesta positiva y optimista es: "Ten calma y sabe que Yo Soy Dios, puedo hacer cualquier cosa", así que además de actuar con optimismo, ten fe, pues existe un Ser Superior que nos guía hacia la meta apropiada.

miércoles

Escoge con sabiduría tus pensamientos... tus palabras... pueden ayudarte a construir o destruir tu AUTOESTIMA

Deberíamos ser muy cuidadosos con la manera en que nos hablamos, el tipo de lenguaje que utilizamos... las cosas que nos decimos, todas ellas van dejando un fuerte impacto en nuestras emociones y en nuestra autoestima.

Evitemos  decirnos... tontos (as), inútiles, perezosos (as), todos esos adjetivos que nos hacen sentir mal y que no nos conducen a nada productivo, en cambio, es mejor hablarnos y tratarnos  bien,  valoremos siempre lo que hagamos, por pequeño que sea, de esta forma nos estamos respetando, queriendo y aumentando nuestra autoestima.

Estos son algunos pasos que te propongo para mejorar tu autoestima... son sabiduría para ti y te traeran innumerables beneficios y felicidad, aún en los momentos más difíciles de tu vida. 


Enfoca tu energía en ver lo que sí tienes y tus cualidades en lugar de concentrarte en los defectos y las carencias.
Los pensamientos que vamos eligiendo son el alimento de nuestras emociones, y como en una delicada dieta, debemos nutrirnos de aquello que aumente nuestro nivel de energía y felicidad, lo demás fácilmente debe ser desechado.
Trátate con respeto, con tanta dignidad como eliges tratar a los demás. Nada bueno sale de ser cruel contigo y golpearte cuando estás caído, bríndate el tiempo de mejorar, de enmendar tus errores, de curarte.
No te presiones, cuídate como si fueras tu mejor amigo. Si los demás merecen tu perdón, tu admiración y tu amor, tú también lo mereces. Aprende a tratarte como el ser humano valioso que eres.
Deja que el buen humor fluya en tu vida, los problemas van y vienen y es mejor pensar en soluciones o alternativas con una buena sonrisa en vez de amargarse y frustrarse en vano.
Sé honesto con las cosas que realmente quieres, decide hacer algo porque realmente surge de tu sincero deseo. Si escoges una carrera o profesión... que sea de tu agrado, evita que sea una decisión ajena.
Si quieres un determinado trabajo quizás tan sólo por el salario, piensa qué es lo que estás sacrificando por eso. Intenta poner las cosas en perspectiva, hay determinados sacrificios que no valen la pena y otros que sí, la respuesta reside en tu corazón.

Piensa desde lo que ya posees, si siempre te estás concentrando en la falta, en esos anhelos no alcanzados aún, solamente te sentirás más desgraciado. La mejor manera de crecer a todo nivel es apreciando cada paso que hemos dado, dándonos el tiempo para disfrutar de lo obtenido y desde el agradecimiento y el pleno disfrute de lo que ya está en nuestro presente, continuar nuestro camino de desarrollo con alegría y con calma. La ansiedad es muy traicionera y nos pone una venda en los ojos, nos evita ver lo que sí has ganado y todo lo maravilloso que ya eres, así que escoge con sabiduría tus pensamientos... tus palabras... lo que decides sentir... Incrementa tu energía sabiendo que  eres un ser respetable... que cada día se convierte en una mejor versión de sí mismo... porque así lo deseas.

¿Realmente sabes qué es la Autoestima?

No puedes tocarla pero afecta a tus sentimientos. No puedes verla pero esta ahí, cuando te miras al espejo. No puedes oírla pero esta ahí, cuando hablas de ti mismo.

Para entender la autoestima, nos ayudará el descomponer el término en dos palabras, en primer lugar, la palabra estima... expresa que alguien o algo son importantes o que se da valor a esa persona o cosa... Y auto significa... ¡tú mismo!  Se refiere a cuánto te valoras a ti mismo y lo importante que te consideras. Hace referencia a cómo te ves a ti mismo y cómo te sientes por tus logros.

La autoestima no significa alardear de lo maravilloso que eres, sino, más bien, saber discretamente que vales mucho (de hecho, ¡que no tienes precio!). No se trata de pensar que eres perfecto -porque nadie lo es- sino de saber que eres digno de ser amado y aceptado.

¿Por qué es importante mantenerte  en alta autoestima?

Porque te ayuda a mantener la cabeza bien alta y a sentirte orgulloso de ti mismo y de lo que puedes hacer, te proporciona valor para experimentar cosas nuevas y el poder de creer en ti mismo, te permite respetarte a ti mismo, incluso cuando cometes errores. Y cuando te respetas a ti mismo, respetas a los demás y por lo general, los otros  también suelen respetarte.

La alta autoestima también es tu pasaporte para tomar buenas decisiones relacionadas con tu mente y tu cuerpo. Si tienes una alta autoestima, sabes que eres lo suficientemente inteligente como para decidir por ti mismo, valoras tu seguridad, tus sentimientos, tu salud... ¡todo tu ser! La alta autoestima te ayuda a saber que cada parte de ti merece ser cuidada y protegida.

Sobre la baja autoestima

Quizá conozcas personas con baja autoestima que no tienen muy buena opinión sobre sí mismos o que parecen criticarse demasiado... O quizás tú tienes una baja autoestima y casi nunca te sientes bien contigo mismo o crees que no eres importante, no pienses más así, es momento de hacer los cambios necesarios para mejorar tu autoestima.

Elevando tu autoestima

Claro que es normal tener altibajos emocionales, pero no es bueno tener baja autoestima. Sentir que no eres importante puede entristecerte e impedir que pruebes cosas nuevas. Puede impedir que hagas amigos o perjudicar tus relaciones con los demás. Tener una sólida autoestima también es una parte importante de nuestro crecimiento personal o profesional,  cuando tienes que tomar decisiones difíciles - especialmente por presión social -  cuanta más autoestima tengas, mejor, así sabrás lo que vales, y harás únicamente lo que realmente es apropiado, tanto para ti como para los demás.
Si crees que tienes baja autoestima, intenta hablar de ello con alguien en quien confíes, quizás pueda ayudarte a buscar formas de elevar tu autoestima, o... procura buscar ayuda profesional, si realmente consideras que ya es un problema de proporciones mayores.

Mientras tanto, aquí te dejo algunos consejos, pueden ayudarte a elevar tu autoestima:
  • Haz una lista de las cosas que se te dan bien.
  • Elógiate varias veces al día, tantas, como creas que lo necesites. (Si puedo, soy inteligente, etc.) 
  • Recuerda que tu cuerpo es tuyo, sin importar qué forma, tamaño o color tenga, hay cosas de ti mismo que no puedes cambiar, debes aceptarlas y amarlas porque son parte de ti. Habrá otras en las que si puedes intervenir y mejorarlas, si eso es lo que realmente quieres o necesitas.
  • Cuando escuches comentarios negativos en tu mente, dite: "Deja de hacerlo". Así le quitarás poder a la voz interior que te desanima.
Si te centras en las cosas buenas que haces y en tus grandes cualidades, aprenderás a amarte y a aceptarte... ¡ingredientes principales para una sólida autoestima!.

martes

Enfocar el futuro con Ilusión y ... Optimismo


A diario veo personas que llevan el "no" por delante, el pesimismo y el fatalismo los envuelve, estan llenos de demonios infundados y lo que es peor permiten en muchas ocasiones que ese pesimismo lo impregne todo en sus vidas.

Si uno oye la radio, ve la televisión, lee los períodicos o escucha las tertulias, la cosa es para temblar, son personas que bien las podíamos encasillar en pesimistas crónicas, es cierto que hay que informar, pero es necesario hacerlo sin sembrar discordia y desconcierto, necesitamos urgentemente sacudirnos ese pesimismo de encima y empezar a inyectar optimismo e ilusión, hacer entre todos un esfuerzo por enfocar el futuro con ilusión, de esta forma empezamos a difuminar el sentido trágico que nos invade.

De mi hermano menor aprendí que "el No siempre está ahí", ¿porqué no intentar e ir por el Sí?
Cuando nos posicionamos en una actitud optimista y damos un giro a todos nuestros actos, acuerdos, negocios, comportamientos...  las cosas empiezan a enderezarse.



Encontré esta definición de optimismo que es muy apropiada... El optimismo es el valor que nos ayuda a enfrentar las dificultades con buen ánimo y perseverancia , descubriendo lo positivo que tienen las personas y las circunstancias, confiando en nuestras capacidades y posibilidades junto con la ayuda que podemos recibir.La principal diferencia que existe entre una actitud optimista y su contraparte –el pesimismo- radica en el enfoque con que se aprecian las cosas: empeñarnos en descubrir inconvenientes y dificultades nos provoca apatía y desánimo. El optimismo supone hacer ese mismo esfuerzo para encontrar soluciones, ventajas y posibilidades; la diferencia es mínima, pero tan significativa que nos invita a cambiar de una vez por todas nuestra actitud.
http://www.salonhogar.net/Diversos_Temas/Optimismo.htm


Propongo  revisar el refranero... está lleno de pesimismo: "Mas vale pájaro en mano que ciento volando", "Piensa mal y acertarás", "Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer", son palabras que de tanto decirlas se han vuelto creencias populares, y ... el resultado... personas con creencias limitantes, "realistas" como ellas mismas se denominan, pero por supuesto que su realidad es esa, la del pesimismo, el negativismo, el no querer dar un paso más.

¿Conoces este cuento?

"Cuenta la historia que dos ranas, una optimista y otra pesimista, cayeron al mismo tiempo en dos vasijas que contenían leche. La rana pesimista dice: “No puedo salir de este cacharro, porque las paredes son muy lisas. No puedo respirar en la leche, voy a asfixiarme, estoy perdida.” Y, en efecto, se asfixia y muere.

La rana optimista no sabe tampoco qué hacer; pero como es optimista trata de hacer algo y se agita en todos sentidos. Como se está moviendo continuamente, bate la leche con tanto vigor que ésta se transforma en mantequilla. La rana entonces se sienta sobre la mantequilla y puede respirar libremente."
 
 

domingo

Resistiendo al impulso = Autocontrol emocional

Ayer en la tarde estaba tomando café con mi esposo en un local de un centro comercial...  y sin querer escuche una conversación que me llamó mucho la atención, era de la mesa de al lado... un grupo de cinco personas, tres mujeres y dos hombres, sus edades se aproximaban a los 50 años, se referían al tema de los adolescentes de hoy en día... opinaban que "todos son unos malcriados", "hacen lo que quieren", "no les importa el estudio", "no piensan, solo actúan por impulso"... etc, etc.

Hoy, al pensar en un artículo para el blog, recordé el tema de conversación que había escuchado ayer y me parece indicado comentar con mis lectores un aparte del libro de Daniel Goleman, Inteligencia Emocional, que se refiere precisamente a la importancia de aprender a controlar los impulsos... él hace referencia a esta habilidad psicológica que se puede aprender, y resalta la importancia de enseñar a nuestros hijos desde pequeños a refrenar las emociones y demorar los impulsos...

Las personas que ayer estaban hablando y criticando la forma de ser de los adolescentes de hoy en día, bien podían ser sus padres, me pregunto, ¿están sufriendo los resultados de una inadecuada educación?, ¿ellos mismos les darían gusto en todo cuando eran pequeños?, y ... ¿qué futuro les espera a esos chicos, si no los orientaron ni les enseñaron a ser de otra forma?

Los dejo con Daniel Goleman... creo que nos puede llevar a reflexionar  y a tomar el control sobre una mejor forma de educar con amor a nuestros hijos, para lograr que ellos forjen un mejor carácter  que será clave para el resto de su vida.    

EL CONTROL DE LOS IMPULSOS: EL TEST DE LAS GOLOSINAS

Imagine que tiene cuatro años de edad y que alguien le hace la siguiente propuesta: «ahora debo marcharme y regresaré en unos veinte minutos. Si lo deseas puedes tomar una golosina pero, si esperas a que vuelva, te daré dos». Para un niño de cuatro años de edad éste es un verdadero desafío, un microcosmos de la eterna lucha entre el impulso y su represión, entre el id y el ego, entre el deseo y el autocontrol, entre la gratificación y su demora. Y sea cual fuere la decisión que tome el niño, constituye un test que no sólo refleja su carácter sino que también permite determinar la trayectoria probable que seguirá a lo largo de su vida.
Tal vez no haya habilidad psicológica más esencial que la de resistir al impulso. Ese es el fundamento mismo de cualquier autocontrol emocional, puesto que toda emoción, por su misma naturaleza, implica un impulso para actuar (recordemos que el mismo significado etimológico de la palabra emoción, es del de «mover»). Es muy posible —aunque tal interpretación pueda parecer por ahora meramente especulativa— que la capacidad de resistir al impulso, la capacidad de reprimir el movimiento incipiente, se traduzca, al nivel de función cerebral, en una inhibición de las señales límbicas que se dirigen al córtex motor.
En cualquier caso, Walter Misehel llevó a cabo, en la década de los sesenta, una investigación con preescolares de cuatro años de edad —a quienes se les planteaba la cuestión con la que iniciábamos esta sección —que ha terminado demostrando la extraordinaria importancia de la capacidad de refrenar las emociones y demorar los impulsos. Esta investigación, que se realizó en el campus de la Universidad de Stanford con hijos de profesores, empleados y licenciados, prosiguió cuando los niños terminaron la enseñanza secundaria. Algunos de los niños de cuatro años de edad fueron capaces de esperar lo que seguramente les pareció una verdadera eternidad hasta que volviera el experimentador. Y fueron muchos los métodos que utilizaron para alcanzar su propósito y recibir las dos golosinas como recompensa: taparse el rostro para no ver la tentación, mirar al suelo, hablar consigo mismos, cantar, jugar con sus manos y sus pies e incluso intentar dormir. Pero otros, más impulsivos, cogieron la golosina a los pocos segundos de que el experimentador abandonara la habitación.
El poder diagnóstico de la forma en que los niños manejaban sus impulsos quedó claro doce o catorce años más tarde, cuando la investigación rastreó lo que había sido de aquellos niños, ahora adolescentes. La diferencia emocional y social existente entre quienes se apresuraron a coger la golosina y aquéllos otros que demoraron la gratificación fue contundente. Los que a los cuatro años de edad habían resistido a la tentación eran socialmente más competentes, mostraban una mayor eficacia personal, eran más emprendedores y más capaces de afrontar las frustraciones de la vida. Se trataba de adolescentes poco proclives a desmoralizarse, estancarse o experimentar algún tipo de regresión ante las situaciones tensas, adolescentes que no se desconcertaban ni se quedaban sin respuesta cuando se les presionaba, adolescentes que no huían de los riesgos sino que los afrontaban e incluso los buscaban, adolescentes que confiaban en sí mismos y en los que también confiaban sus compañeros, adolescentes honrados y responsables que tomaban la iniciativa y se zambullían en todo tipo de proyectos. Y, más de una década después, seguían siendo capaces de demorar la gratificación en la búsqueda de sus objetivos.
En cambio, el tercio aproximado de preescolares que cogió la golosina presentaba una radiografía psicológica más problemática. Eran adolescentes más temerosos de los contactos sociales, más testarudos, más indecisos, más perturbados por las frustraciones, más inclinados a considerarse «malos» o poco merecedores, a caer en la regresión o a quedarse paralizados ante las situaciones tensas, a ser desconfiados, resentidos, celosos y envidiosos, a reaccionar desproporcionadamente y a enzarzarse en toda clase de discusiones y peleas. Y al cabo de todos esos años seguían siendo incapaces de demorar la gratificación.
Así pues, las aptitudes que despuntan tempranamente en la vida terminan floreciendo y dando lugar a un amplio abanico de habilidades sociales y emocionales. En este sentido, la capacidad de demorar los impulsos constituye una facultad fundamental que permite llevar a cabo una gran cantidad de actividades, desde seguir una dieta hasta terminar la carrera de medicina. Hay niños que a los cuatro años de edad ya llegan a dominar lo básico, y son capaces de percatarse de las ventajas sociales de demorar la gratificación de sus impulsos, desvían su atención de la tentación presente y se distraen mientras siguen perseverando en el logro de su objetivo: las dos golosinas.
Pero lo más sorprendente es que, cuando los niños fueron evaluados de nuevo al terminar el instituto, el rendimiento académico de quienes habían esperado pacientemente a los cuatro años de edad era muy superior al de aquéllos otros que se habían dejado arrastrar por sus impulsos. Según la evaluación llevada a cabo por sus mismos padres, se trataba de adolescentes más competentes, más capaces de expresar con palabras sus ideas, de utilizar y responder a la razón, de concentrarse, de hacer planes, de llevarlos a cabo, y se mostraron muy predispuestos a aprender. Y, lo que resulta más asombroso todavía, es que estos chicos obtuvieron mejores notas en los exámenes SAT. El tercio aproximado de los niños que a los cuatro años no pudieron resistir la tentación y se apresuraron a coger la golosina obtuvieron una puntuación verbal de 524 y una puntuación cuantitativa («matemática») de 528, mientras que el tercio de quienes esperaron el regreso del experimentador alcanzó una puntuación promedio de 610 y 652, respectivamente (una diferencia global de 210 puntos).”
La forma en que los niños de cuatro años de edad responden a este test de demora de la gratificación constituye un poderoso predictor tanto del resultado de su examen SAT como de su CI; el CI, por su parte, sólo predice adecuadamente el resultado del examen SAT después de que los niños aprendan a leer. “Esto parece indicar que la capacidad de demorar la gratificación contribuye al potencial intelectual de un modo completamente ajeno al mismo CI. (El pobre control de los impulsos durante la infancia también es un poderoso predictor de la conducta delictiva posterior, mucho mejor que el CI.)”' Como veremos en la cuarta parte, aunque haya quienes consideren que el CI no puede cambiarse y que constituye una limitación inalterable de los potenciales vitales del niño, cada vez existe un convencimiento mayor de que habilidades emocionales como el dominio de los impulsos y la capacidad de leer las situaciones sociales es algo que puede aprenderse.

Así pues, lo que Walter Misehel, el autor de esta investigación, describe con el farragoso enunciado de «la demora de la gratificación autoimpuesta dirigida a metas» —la capacidad de reprimir los impulsos al servicio de un objetivo (ya sea levantar una empresa, resolver un problema de álgebra o ganar la Copa Stanley)— tal vez constituya la esencia de la autorregulación emocional. Este descubrimiento subraya el papel de la inteligencia emocional como una metahabilidad que determina la forma —adecuada o inadecuada— en que las personas son capaces de utilizar el resto de sus capacidades mentales.

Los jóvenes de hoy... serán los futuros miembros de una sociedad... empresa... nación...
Podemos ayudarlos a ser mejores... depende de nosotros inculcar valores, respeto, educación y mucho amor. 

sábado

¿Quiero quedarme como soy?

Todo cambia... está en constante movimiento...todos cambiamos... todo comienza de nuevo, nuestro cuerpo vive sujeto a un cambio continuo, de la misma forma nuestros pensamientos, sentimientos... formas de actuar, el entorno social, etc., cada momento nos proporciona un raudal de impulsos que debemos asimilar.

Hoy en día no es válida la frase "Así soy yo y no puedo ser de otra manera", estamos en capacidad de analizarnos y de una corrección permanente de nuestros puntos débiles, solamente cada uno conoce su propia realidad, todos los campos de su ego y de su entorno completo, tanto personal como profesional, y cada uno reconoce también sus fortalezas.

Utilizo la denominación "debilidades" y no escojo el término positivo "posibilidades", porque cuando nuestras "debilidades" se ponen al descubierto y las combinamos con nuestras fortalezas lograremos realizar una estrategia exitosa de transformación reconociendo infinitas posibilidades de desarrollo en el campo de nuestra vida que necesite un cambio.

Cuando logramos llevar a cabo un proceso de autorreconocimiento, esculpimos nuevamente nuestra propia personalidad, acorde con lo que deseamos ser,deber ser, hacer y tener, creando nuevos caminos para comenzar de nuevo.
Ahora tenemos frente a nosotros dos posibilidades... nos quedamos como somos o nos fijamos ciertas metas personales de las cuales podemos nuevamente y mucho más fuertes, iniciar el ascenso de convertir nuestros ideales en hechos, empleando para ello toda nuestra determinación. 

martes

¿Porqué necesitamos agradar tanto a los demás?

¿Se ha preguntado alguna vez  cúal es la razón por la cual deseando decir NO... termina irremediablemente diciendo SI?
Esto tiene relación con nuestra autoestima...
Si  realmente no nos sentimos agradados con nosotros mismos o no nos apreciamos lo suficiente, sentiremos la necesidad de que los demás siempre nos estén demostrando lo bien que les caemos.

Podemos estar seguros de una cosa: aunque lo hagamos todo bien, no podremos complacer a todo el mundo. Nadie tiene la culpa de ello, todos somos diferentes. Hacer todo lo que nos piden para caer bien a todos está destinado al fracaso.
                    Sólo es posible que los demás aprecien nuestras cualidades positivas y respeten nuestras habilidades, si nosotros lo hacemos primero.
Los demás no van a valorarnos sólo porque nos convirtamos en sus "siervos" y hagamos todo lo que ellos quieran.
Cuando nos  respetemos nos daremos cuenta de que ni siquiera nos molestan o nos ofenden las personas a las que no les agradamos.
Aún cuando no lo admitamos, los demás pronto se darán cuenta de que la única razón por la que hacemos todo lo que nos piden es por nuestra desesperada necesidad de agradar. Los que no tienen escrúpulos se aprovecharán de esto y depositarán cargas aún mayores sobre nosotros. 
Bien sabemos qué tipo de persona se convertirá en nuestra "amiga", siempre que estemos dispuestos a satisfacer sus deseos... Pero... ¿necesitamos realmente ese tipo de amistades?
No podemos permitir que nos manipulen, ni manipular a nadie, mejorar nuestra autoestima y valorarnos debe ser una prioridad en nuestra vida, en nuestras relaciones, sean éstas afectivas, profesionales o sociales.
Tenemos derecho a decir no cuando eso es lo que deseamos  hacer; como personas asertivas tenemos derecho a defender nuestros derechos, sin olvidar por ello que los demás también tienen derecho a defender a los suyos.

lunes

Interconexión... estar bien con nosotros, ser felices, querernos y cuidarnos es lo mejor que podemos hacer... porque eso llega a los demás también

Hoy me enviaron este artículo que trata un tema muy interesante y actual...

 Todos estamos interconectados...

INTERCONEXIÓN, UNICIDAD Y AUTO ESTIMA
Escrito por Miguel Angel Paredes, en su blog: Parentepsis

Definimos la Autoestima como la relación que estableces contigo. Y es la única relación de la que no te puedes separar. Te puedes separar de tu pareja, tus hijos, tus padres, tus amigos o tus compañeros de trabajo. Pero no te puedes separar de ti.
Bueno, esto es verdad hasta cierto punto. Quiero decir que es cierto que no te puedes separar de ti. Y también es cierto que físicamente, legal o espacialmente te puedes separar del resto de las personas. Lo que puede llevar a confusiones es que esa separación no es total.
Para bien o para mal, nos guste o no, parece que estamos interconectados entre todos, algunos autores van más allá y afirman que estamos interconectados con todo, no solo con todas las personas, sino con todas las formas de vida, incluso con todas las cosas vivas o no.

Y han sido los físicos, los expertos en física cuántica, los que estudian la realidad subatómica los que sostienen y demuestran con experimentos y con todo el rigor de la ciencia física que eso es así.
De una forma intuitiva, seguramente no te sorprenda. Algo dentro de ti ya tiene ese saber y lo único que hacemos los humanos son “des-cubrimientos”, es decir, quitamos le velo del miedo, los prejuicios o la ley, y tras ese velo esta el saber que siempre nos acompañó. Ese saber, siempre estuvo así, esperando ser des-cubierto, como un valioso objeto que el arqueólogo se encarga en ir limpiando hasta sacar a la luz toda la riqueza oculta bajo capas y capas de sedimentos adquiridos con el paso del tiempo. Nuestra cultura, el lenguaje, las creencias y los prejuicios son nuestras capas de sedimento que cubren una sabiduría milenaria, inconsciente y celular presente en todos nosotros.
Esa parte tuya que siempre ha sabido de cada descubrimiento antes de haberse producido. Es la misma parte que permanece interconectada con todo. Einstein, Podolsky y Rosen lo predijeron en 1935 y lo llamaron “entrelazamiento cuántico”. Y parece que a nivel subatómico nada es ajeno a nada y los cambios aislados hechos en elementos aparentemente separados producen las mismas consecuencias como si guardaran conexión inmediata entre sí, o como si fueran el mismo elemento.

Gregg Braden sostiene que todo lo que llamamos realidad esta interconectado a través de lo que él llama la “matriz divina”, de manera que todo guarda relación con todo y nuestros pensamientos, emociones, deseos e intenciones parecen activar de alguna forma esa matriz.
¿Tiene la mente algún poder sobre la materia? ¿Es posible que nuestros pensamientos, nuestros deseos y oraciones puedan producir cambios objetivos en el mundo? Apoyándose en los últimos descubrimientos científicos, la investigadora norteamericana Lynne McTaggart lleva años tratando de responder a éstas y a otras preguntas. Ella es la autora de las celebradas “El Campo” y “El Experimento de la Intención”. Estudios muy documentados que tratan sobre estos temas.

De una manera más psicológica, autores como Dyer en “El poder de la intención” hablan también de estas cuestiones. El propio Eric Fromm afirma que todo el malestar que sufre el ser humano tiene su origen en la fantasía de “separatividad”, algo así como la expulsión del paraíso por la que a partir de ese momento perdimos la Unicidad y despertamos a la angustia. Pero tal vez es Jung otro psicoanalista, quien con conceptos como el inconsciente colectivo, los arquetipos o las sincronicidades, nos habla con mayor intensidad, sin nombrarla, de la interconexión.

Ser conscientes de esta interconexión es importante, porque fenómenos como la empatía o la telepatía ya no parecen tan paranormales. Y esta interconexión puede ser la causante de sentimientos dolorosos que muchas veces son difíciles de explicar si valoramos nuestra biografía, pero claramente explicables si observamos nuestro entorno. Sí, desde el principio de la interconexión podemos estar sufriendo por ejemplo una depresión que no es nuestra. Nosotros manifestamos los síntomas, pero las causas tal vez debamos buscarlas en otras personas de nuestro entorno. No es que ellos sean los culpables, es que hemos hecho nuestro, algo que no nos pertenece del todo. En otro sentido, también es importante ser conscientes de que lo mejor que podemos hacer por las personas que queremos, la humanidad y el planeta es ser felices, estar bien con nosotros, querernos y cuidarnos, porque por el mismo principio eso llega a los demás y mejora el mundo.





sábado

Algunas ideas para ganar dinero extra por su cuenta

Las personas que ganan dinero por su cuenta reconocen que su bienestar actual se originó en una idea, una inspiración, un consejo o una observación que les valió para ponerse en marcha hacia el camino del éxito.
Todos nos hemos preguntado alguna vez qué es lo que podríamos hacer para ganar más dinero, así que tengo en mente un hervidero de ideas que voy a compartir, algunas de estas sugerencias le servirán para tener ingresos extras, otras le permitirán ganarse la vida, y muchas de ellas pueden ser el comienzo de una actividad altamente remuneradora.

Cualquier persona normal puede conseguir lo que desee si se lo propone verdaderamente y está dispuesta a trabajar lo necesario, desde luego dependiendo de sus capacidades, conocimientos y habilidades, lo que pretendo con estas ideas es despertar la creatividad que todos tenemos,  estimular la imaginación para hallar una actividad rentable adaptable a nuestros gustos y necesidades,  que descubramos negocios que parecen estar hechos a nuestra medida y que nunca habíamos considerado.

Empecemos con esta "Lluvia de Ideas"... 
La principal regla del método es aplazar el juicio, ya que en un principio toda idea es válida y ninguna debe ser rechazada,  muchas ideas tal vez aprovechables mueren precozmente ante una observación "juiciosa" sobre su inutilidad o carácter disparatado y de ese modo se impide que las ideas generen, por analogía, más ideas.

Estas son algunas ideas de ocupaciones... y trabajos...

  • Distribución de publicidad
  • Publicidad en las carátulas de los videos
  • Pequeño periódico de anuncios para el barrio
  • Video información y recuerdos para turistas
  • Tienda al aire libre en zonas de mucho tráfico y fácil parada, para fines de semana
  • Criador de perros... gatos
  • Fabricación de lámparas exclusivas
  • Candelabros hechos con pequeñas esculturas
  • Camisetas pintadas a mano
  • Confección de tarjetas de felicitación originales
  • Reparación de automóviles a domicilio
  • Reparación de ordenadores a domicilio, fines de semana
  • Cuentos grabados en CD para niños pequeños
  • Construcción de Casas de Muñecas
  • Confección de piñatas para fiestas infantiles con los personajes de moda
  • Juguetes de madera originales para adultos y niños
  • Videos perzonalizados para niños
  • Agencia de limpieza por horas, para quienes no pueden o necesitan de tiempo completo
  • Limpieza a vapor portátil
  • Muñecas de trapo únicas
  • Muñecas con trajes y atuendos regionales y/o deportivos
  • Delantales con diferentes motivos
  • Delantales con impresiones para recuerdo de turistas
  • Adornos, colgantes, pendientes y llaveros con gemas semipreciosas, y/o bisutería
  • Relojes de sol en madera y piedra
  • Compra y venta de libros universitarios especializados
  • Creación de manteles y cubrecamas en croché
  • Creación  de mantelería pintada a mano
  • Realización de diversos objetos en cuero
  • Cuadros con nombres de niños y su significado
  • Almacén de venta de especias originales- India, China, Japón, etc.
  • Realización de pequeñas fuentes ornamentales para interiores
  • Clases de manualidades a domicilio
  • Cuidado de personas mayores por horas
  • Organización de excursiones o caminatas ecológicas
  • Organización de fines de semana de aventura - Diferentes edades
  • Cocinero para celebraciones caseras
  • Tartas, Tortas y Postres caseros
  • Comidas caseras a domicilio para fines de semana, platos únicos
  • Realización de mermeladas caseras
  • Desayunos especiales
  • Comida casera para oficina
  • Comidas para regímenes a domicilio
  • Cultivo de hierbas aromáticas y medicinales
  • Mejora y cambio de imagen
  • Clases de etiqueta
  • Clases de cocina
  • Clases de matamáticas, de recuperación, de pintura, de idiomas, de guitarra, etc.
  • Traducciones
  • Objetos originales para regalo
  • Placas de madera con proverbios o leyendas para negocios
  • Cajas de sugerencias
  • Utensilios para zurdos
  • Ropa especializada para personas gruesas
  • Organización de excursiones y/o fiestas para personas sin pareja
  • Importación de artículos de Asia
  • Especialista en recuperar datos de ordenadores
  • Prevención de robos para tiendas
  • Todo papeleo
  • Clases de Inglés u otro idioma, solo conversación
  • Felicitaciones con vida
  • Cliente investigador
Tómese su tiempo, trace cuidadosamente su plan de acción e indague qué otras cosas puede hacer, en realidad hay muchas y variadas ideas para desarrollar, éstas apenas son algunas con el único fín de incentivar su creatividad e imaginación.



viernes

Necesito Dinero... $$$$

Muchos de nosotros necesitamos obtener ingresos extras para cumplir a cabalidad con nuestras obligaciones, o simplemente lo necesitamos para satisfacer deseos y sueños que están pendientes por falta de dinero, cuando nos vemos ante esa necesidad solemos acudir a préstamos... sin darnos cuenta que lo que inicialmente debemos hacer es buscar otras opciones de generar ingresos y no en generar más deudas que al final se traduce en mayores problemas.

Una de las mejores y más seguras formas de hacer dinero es ayudando a otros a hacer dinero. SI, lo mejor de todo es que si ofrecemos un servicio o producto o conocimiento, los demás se beneficien realmente de él, de esta forma ellos ganan y uno también. Cuando pensemos en ganar dinero, actuemos bajo el lema ganar-ganar.

Las personas que han logrado altos niveles de éxito empresarial y que poseen una buena cantidad de dinero en su haber, usualmente tienen tres cosas en común:

1- Aman su trabajo y se apasionan por él, además tienen una gran fe en su valor.
2- Están bien enfocadas en lo que hacen.
3- Asumen una actitud natural y positiva por lo que hacen.

Decirte cuál es el negocio adecuado para ti que te permita obtener ingresos extras, es algo que no puedo hacer, pero... proponerte una fórmula que se pueda traducir en ingresos y abundancia... Sí ! Recuerda que nunca debemos guardar todos los huevos en una misma canasta, es necesario tener dos o varias opciones diferentes para conseguir los ingresos que necesitamos.

P A S I Ó N   +   R E N T A B I L I D A D  =  A B U N D A N C I A  $$$$$$

Y esto se traduce en hacer primero lo que más te gusta y luego tener en cuenta que sea rentable, recuerda... estamos buscando la forma de obtener  ingresos económicos es decir dinero $$$...

Existen unos pasos que te pueden ayudar a elegir un buen negocio alterno a tu trabajo actual... si lo tienes, de lo contrario,  busca el negocio que te permita obtener los ingresos que necesitas, para ello podemos recurrir a intentar lo siguiente:

- Encuentra tu pasión
- Saca provecho de tus fortalezas
- Evalúa el potencial de comercialización
- Toma la decisión de elegir tu negocio

La CLAVE en todo negocio para que sea lo más rentable  es  CREAR VALOR...

Pregúntate... ¿Qué es lo que mis posibles clientes podrían percibir como valioso en lo que yo les ofrezco?

La respuesta debe encuadrar en estas opciones:
- Solución a sus problemas... necesidades...
- Les hago ganar dinero por medio de lo que ofrezco...
- Les ahorro dinero...
- Les ahorro tiempo...
- Los hago ser más felices... o saludables... o exitosos...

Si puedes pensar en alguna información, conocimiento o servicio que ofrezca una o más de las soluciones que acabamos de mencionar, estas en buen camino para descubrir la oportunidad de negocio que será rentable para ti.

La decisión de lanzarte es tuya, estudia y planea bien cada paso de tu nuevo negocio, piensa y actúa con mentalidad positiva, empieza con lo que tienes, no inviertas demasiado dinero inicialmente, haz el marketing que sea necesario para darte a conocer, persevera y lo lograrás.

Es probable que tengas un trabajo estable, pero necesitas más ingresos, o que no tengas empleo o negocio y necesitas con urgencia ponerte manos a la obra y hacer lo propio para conseguir generar ingresos. A todos se nos puede presentar cualquiera de estas situaciones, no tener trabajo o no tener forma de otra entrada extra, esto nos hace vulnerables emocionalmente y desde luego financieramente, pero... recuerda: que si quieres y estas dispuesto puedes encontrar una o varias soluciones, lo importante es tomar en cuenta los pasos anteriores y tener una actitud positiva, entusiasta y decidida.




¡ A por ello !

lunes

Quiero cambiar de empleo

Un amigo muy apreciado me dijo ayer... "Quiero cambiar de empleo, no me siento a gusto con el actual, no me valoran, no veo ninguna posibilidad de ascenso, definitivamente estoy dispuesto a intentarlo", sus palabras me recordaron éste artículo que tenía guardado en mis archivos, es del Dr. Félix Socorro, le prometí hacerle llegar cuanto antes este escrito y quiero tambien compartirlo con todas aquellas personas que al igual que mi amigo, están pensando en  un cambio de empleo…  bien vale leerlo cuidadosamente y tomar en cuenta estas recomendaciones.
Teoría del Saltamontes

Saltar de un empleo a otro no es cuestión de tomar impulso, respirar profundo y lanzarse al vacío para finalmente caer en el cargo o nivel de conocimiento deseado; es mucho más que eso, y es precisamente en este punto donde la Teoría del Saltamontes comienza a tener mayor sentido para quienes desean aventurarse, cambiar de empleo y seguir adelante.

La Teoría del Saltamontes es sencilla, como casi todas las cosas cuya inspiración es la naturaleza. Está definida principalmente por 6 principios:
 
Primer principio: Agudice sus sentidos, lea e interprete las señales.
Un saltamontes sabe exactamente cuándo es el momento de saltar. El saltamontes está dotado de vellos que le permiten detectar cuándo la comunidad donde se desenvuelve ha crecido lo suficiente como para restarle espacio. Gracias a su delicado y sensible tacto, no espera que sea demasiado tarde para saltar, por lo que el saltamontes entiende las señales, las interpreta y sabe exactamente cuándo es el momento de buscar un nuevo espacio.

Así como las organizaciones evalúan el desempeño de sus empleados, éstos están en el deber de evaluar su situación en la empresa en el corto, mediano y largo plazo, para así vislumbrar su futuro dentro de ella y compararlo con sus sueños y expectativas.
Si el resultado de esa evaluación demuestra que existen razones suficientes para “mantenerse en el barco”, la mejor opción es continuar alimentando la identificación que se posee con la empresa, mantener o incrementar el ritmo de trabajo y continuar agregando valor a la gestión. Pero cuando no es así, es el momento de pensar en visualizar las oportunidades que ofrece el mercado laboral.
En algunos casos la misma empresa ofrece señales inequívocas de sus limitaciones y/o manifiesta su imposibilidad de seguir ofreciendo metas retadoras a sus empleados; pero en otros casos esta información pareciera viajar en clave por todo el ambiente laboral y se requiere de agudeza y atención para poder comprender el mensaje.
Por otro lado, el empleado no puede esperar que sea la empresa la que tome la iniciativa del cambio, como consecuencia de sus políticas y planes, ni que sea ella la que decida poner fin a la relación laboral ofreciendo como aliciente talleres de outplacement para facilitar la reinserción en el mercado, en el mejor de los casos; se debe estar atento a las señales y, como el saltamontes, agudizar su sentido del espacio y reconocer cuándo todo lo que lo rodea dejó de poseer el tamaño de sus sueños y expectativas, y entonces, sólo así, una vez visualizado objetivamente su ambiente, tomar la decisión de mudarse a otro escenario.
Lo anterior, aunque básico, suele ser un error típico en el que incurre el profesional. No siempre se estudia la realidad del entorno, las facilidades que el empleo le proporciona, y entonces se toman decisiones viscerales basadas en impulsos o situaciones extraordinarias que activan el deseo ancestral de echarlo todo al suelo y comenzar de nuevo. No siempre se medita lo suficientemente bien el cambio de un empleo a otro, ni se observan las señales con suficiente atención, y ello genera resultados distintos a los esperados. Es por ello que antes de pensar en cambiar de empleo es recomendable:
1. Hacer una lista de los pros y los contra que ofrece la posición que se posee: ¿Qué ventajas presentaría permanecer en ella? ¿A qué riesgos se enfrentaría al cambiar de escenario? ¿Está preparado para asumir ese riesgo? ¿Se trata de un capricho momentáneo? ¿Qué concepto maneja de estabilidad? ¿Logrará lo que espera en el próximo empleo? ¿En realidad ha agotado todas las vías en su empleo actual? Revisar su situación le permitirá saber si se trata de un hecho fortuito y aislado su deseo de saltar o, por el contrario, las condiciones en las que se encuentra son lo suficientemente ajenas a sus expectativas como para comenzar a buscar nuevos horizontes.
2. Realizar una autoevaluación: ¿Ha sido mi conducta lo suficientemente proactiva como para ser considerado para otros cargos o niveles de conocimiento? ¿Estoy agregando valor a mi trabajo? ¿Estoy lo suficientemente identificado con mi empresa y las actividades que realizo? ¿Fui honesto al exponer mis expectativas, o sólo dije lo que me aseguraría el empleo?... Este paso es fundamental porque evita cometer los mismos errores en posiciones futuras. Si usted no ha dado lo mejor de sí en este trabajo durante todo el tiempo que lo ha desempeñado, ¿qué le sugiere que en otro escenario sí lo hará? Ahora bien, si usted se ha esforzado por ser un empleado extraordinario y aun así no puede contemplar un futuro mejor en la empresa, es la hora de saltar.
3. Visualizar el entorno con objetividad: ¿Este deseo de cambiar de ambiente se debe a una situación puntual? ¿Qué me motiva realmente a pensar en otros escenarios? ¿En verdad no tengo más oportunidades en esta empresa? ¿No hay retos o no me interesan los retos que hay? Buscar respuestas a estas preguntas y otras que puedan surgir al evaluar con objetividad el escenario donde se desenvuelve, le permitirá ser más acertado en la toma de decisiones relacionadas con su salto.

Segundo principio: No pruebe suerte, planifique el cambio y estudie las variables.
El saltamontes no salta por azar; antes de hacerlo suele ubicar con rapidez el lugar más seguro y que le proporcione la posibilidad de volver a saltar.
Cuando se está empleado existe cierto margen de estabilidad, en los términos tradicionales, por supuesto. La persona conoce el trabajo, conoce al jefe y a sus compañeros, la dinámica de la organización, en fin, conoce los pros y los contra de todo el negocio. Si desea experimentar en un nuevo escenario laboral no puede aventurarse a la primera buena impresión que le ofrezca otra empresa; debe asegurarse que es el lugar correcto a donde quiere saltar, que sus posibilidades de seguir creciendo son mayores a las que ya posee y que, finalmente, esa posición le servirá de catapulta para alcanzar nuevos retos si es que una vez en ella siente tal necesidad.
Estar empleado ofrece una ventaja competitiva con el resto de los que ofertan sus servicios, pues de no coincidir con las expectativas de la nueva empresa, la experiencia sirve para valorar lo que se tiene y para establecer nuevas metas personales para alcanzar otros objetivos retadores; situación distinta a quienes no poseen empleo pues, independientemente de ser una experiencia aleccionadora que les permitirá autoevaluarse y aprender de ella, la negativa del ingreso es una oportunidad menos que se posee en el mercado laboral en ese instante de la búsqueda.
Pero estudiar nuevas ofertas debe ser una decisión rápida y a la vez muy bien pensada. El mercado es cambiante y se puede estar ante un doble costo de oportunidad. El primero corresponde a la opción de la nueva experiencia: no todas las empresas están dispuestas a esperar y suelen requerir la presencia del talento seleccionado en el corto plazo. Si no se está lo suficientemente seguro de aceptar la oferta, aun cuando se ha pasado por todo el proceso de selección, la mínima muestra de inseguridad puede ofrecer una imagen errada en el empleador, disminuyendo o eliminando el interés por el futuro empleado. El segundo costo de oportunidad se encuentra en la misma empresa donde se labora: tal vez no se ha sido lo suficientemente eficiente, identificado y proactivo como para ser valorado, y mantener esa actitud en el nuevo empleo podría generar la misma necesidad de cambio. Es por ello que se sugiere:
1. Hablar con sus jefes o supervisores: No espere a ser evaluado, manifieste de manera sincera y respetuosa las emociones, frustraciones, sueños y expectativas de manera coherente a su superior. Aun cuando esto es necesario, resulta particularmente difícil en algunos casos. Ello se debe a la existencia de supervisores inflexibles y casi impenetrables, cuya actitud exige tenerles miedo en vez de respeto. Si la situación en la que se encuentra el profesional que desea saltar es la anteriormente descrita, no hay mucho que pensar, está claro que trabajar en esas condiciones limita la capacidad creativa del empleado, lesiona la comunicación y el espíritu de trabajo en equipo, así como merma la identificación con la empresa; por lo tanto el salto será consecuencia de tales condiciones.
2. Evalúe las respuestas e iniciativas recibidas: Si ya ha manifestado sus inquietudes y las respuestas que recibe son evasivas, vagas o condicionales, usted se encuentra en una empresa que no tiene expectativas de ofrecerle mejoras o cambios. Si por el contrario, las respuestas son directas, sustentadas y razonables, pero orientadas a mantenerlo en la misma situación en la que se encuentra, usted trabaja en una empresa seria que no está en capacidad de satisfacer sus expectativas. Ahora bien, si observa una respuesta preocupada, interesada y orientada a la búsqueda de soluciones en el corto o mediano plazo a su situación, usted se encuentra en una organización dispuesta a corregir sus omisiones, ¡no pierda esa oportunidad!.
3. Evalúe a la nueva empresa: Si se ve en la necesidad de cambiar de escenario laboral, es importante que antes de tomar una decisión indague lo suficiente acerca de la nueva empresa: ¿Cómo es su estilo gerencial? ¿Cuál es el índice de rotación del personal? ¿Cuánto tiempo se mantuvo la persona que usted va a sustituir en ese puesto? ¿Por qué se retiró? ¿Es común que la empresa sea citada a las autoridades laborales por excesos u omisiones con el personal? ¿Las personas que trabajan en ella están satisfechas? ¿Qué posibilidades de crecimiento ofrece? ¿Es considerada una buena referencia trabajar en ella?
4. Realice una coestima completa y genere compromisos: Durante el proceso de selección, específicamente en la entrevista, manifieste abiertamente sus sueños, sus expectativas y las razones (bien fundamentadas) de su deseo de retirarse de la empresa en la que se encuentra, así como los motivos que la identifican con la que lo está entrevistando. Sea bien claro en lo que espera de su nueva posición, no deje espacios vacíos. Sin ser petulante o extremadamente exigente, ubique al entrevistador en lo que realmente desea lograr en el nuevo cargo y puntualice qué es lo que la empresa desea exactamente de usted. Si lo que resulte del proceso de coestima se ajusta a ambas partes, usted está listo para saltar.

Tercer principio: Mantenga su trabajo al día y sus conocimientos actualizados, esté siempre preparado para saltar.
Los saltamontes mantienen sus extremidades posteriores en constante tensión. Esto les proporciona la habilidad de saltar en el momento preciso que la condición lo exige; de lo contrario podría verse amenazado por las circunstancias y perder la oportunidad de salir ileso de ellas.
En el caso del profesional empleado que sueña con experimentar otros escenarios, la premisa debe ser la misma: debe estar preparado y siempre dispuesto a saltar, ya sea en la misma empresa o fuera de ella, pero eso sólo es posible si se tienen las metas claras, el trabajo al día y si se ha invertido suficiente tiempo en mantenerse actualizado en cuanto a conocimientos y habilidades, ya que las oportunidades exigen competencias adicionales a las que se poseen en el cargo que se ocupa.
¿Cuántas oportunidades no se han perdido por no respetar este principio? La carencia de competencias y habilidades desarrolladas es una de las razones más poderosas que impiden fijar la atención en un candidato en particular. Las empresas están en búsqueda de personas que agreguen valor a sus trabajo y no se limiten sólo a hacerlo; esperan de su personal un esfuerzo y un conocimiento adicionales que les permita autogestionarse con éxito y basar sus decisiones en los criterios correctos, y eso sólo es posible si se está preparado para ello. No obstante, algunas posiciones poseen tal carga operativa que el empleado se limita a cumplir con ella sin aprovechar la capacidad ociosa de su tiempo de trabajo para invertirlo en explorar nuevos conocimientos. Por lo tanto es recomendable:
1. No dejar trabajos ni tareas pendientes: Maneje un proceso detallado y completo de todo lo que realiza o debe realizar en su trabajo, de acuerdo a las características de su empleo. Esto le permitirá establecer plazos y compromisos lo suficientemente cercanos a la realidad para poder cumplir con sus labores en el tiempo que está planificada su gestión, ya sea de seis, ocho o doce horas al día.
2. Documente sus actividades: Si el cargo que posee lo exige, mantenga un resumen detallado de lo que ha hecho, cómo, cuándo y para qué lo ha hecho, y los asuntos que están pendientes por hacer. Incluso, si le es posible, señale a las personas o entes que se requieren para atender esos puntos no alcanzados; lo anterior le ahorrará tiempo en el caso de que deba saltar de manera inmediata y no correrá el riesgo de pagar un alto costo de oportunidad.
3. Comparta sus conocimientos: Mantenga al menos a dos personas al tanto de lo que hace y de sus técnicas más comunes, comparta con ellos lo que sabe y la manera en que atacaría los asuntos pendientes; eso facilitará su retiro sin causar daños a la operación de la empresa que deja, y también le permitirá dejar una buena imagen de su gestión, vital para los procesos de reclutamiento y selección tradicionales que suelen hacer uso todavía de las referencias laborales.
 

Cuarto Principio: Esté atento a las oportunidades y amenazas de su entorno, del mercado y de las condiciones socioeconómicas antes de decidir saltar pues ¡dos ojos no son suficientes!
Los saltamontes están dotados de cinco ojos, dos compuestos y tres simples. Esto les ofrece una verdadera visión holística de su entorno, lo que les permite estar atentos al más mínimo de los cambios que ocurran en él y le proporcionan la información necesaria e inmediata para tomar la decisión correcta.
En el caso de los profesionales, los cinco ojos han de estar representados en las herramientas tecnológicas y de comunicación que existen, así como en sus colaboradores, pares y allegados. Es humanamente imposible estar en todas partes y conocer todo lo que acontece en el entorno. Por eso es necesario mantenerse informado a través de diversas fuentes; ese intercambio de datos y sucesos facilitará engranar imágenes mentales asociadas al conocimiento, indispensables para la creación de posibles escenarios de oportunidades y amenazas presentes en esa realidad, ofreciendo al profesional una visión más clara y menos subjetiva de las consecuencias que podrían resultar de su salto o de la ausencia del mismo.
Estar informado es fundamental. Sin ello las decisiones carecen de sustento y las posibilidades de éxito son escasas. Por lo tanto es exigible el desarrollo de una conducta orientada a potenciar el uso de esos “tres ojos” adicionales que la naturaleza no ofreció de manera convencional al ser humano, pero que en el campo profesional y personal pueden ser adheridos de manera concienzuda y planificada con la finalidad de poseer una visión lo suficientemente amplia del entorno que permita tomar la decisión correcta de saltar o no según sea el caso. Por todo lo anterior se sugiere:
1. Estar al corriente del acontecer nacional y local: Leer la prensa, revisar Internet e incluso estar atento a las comunicaciones internas que ofrezca la empresa. Esto le proporcionará los datos indispensables al momento de presentarse la necesidad de realizar un salto.
2. Crear y fomentar redes de información: El intercambio de información con compañeros de labores, ya sea de la misma área u otras dentro de la organización, es imprescindible, siempre y cuando se respete la confidencialidad en los casos en que se requiera y lo que se exponga agregue valor a la comunicación. Aunque no es prudente desoír los rumores, pues suelen poseer un porcentaje de veracidad, es recomendable aprender a separar los comentarios infundados de los objetivos y reconocer a los individuos que los propagan. Sólo la información veraz y confiable le servirá para tomar decisiones.
3. Verifique la información: Por más verdadero que le parezca un dato, verifique su autenticidad, no tome decisiones basadas en supuestos o percepciones de terceros. Saltar a otro escenario dentro del mismo, o simplemente no hacerlo, es una decisión seria que debe poseer bases sólidas y confiables.
 

Quinto principio: Si piensa saltar no lo divulgue ni dé indicios obvios de que lo hará.
El saltamontes usa el mimetismo como mecanismo de defensa. Cuando el saltamontes se ve amenazado por algún depredador no comienza a dar saltos de un lado a otro, eso lo pondría en un riesgo mayor. Por el contrario, utiliza el entorno y se confunde con él, esperando el momento más adecuado para realizar el salto que lo librará de la amenaza.
Otro de los errores comunes que cometen algunos profesionales empleados se encuentra, precisamente, en la incapacidad que demuestran de ocultar sus frustraciones y deseos de abandonar el trabajo que realizan.
Cuando un empleado manifiesta constantemente su deseo de cambiar de trabajo o las frustraciones y desacuerdos que posee con el que actualmente desempeña, se convierte en un elemento negativo para el ambiente laboral en el que se desenvuelve, y por lo tanto, es uno de los candidatos más inmediatos que posee la empresa para prescindir de sus servicios. Si esto ocurre, el profesional se encontrará desempleado en un mercado altamente competido y sin preparación alguna, pues no sólo ha sido el principal causante de esa situación, sino que se convierte en un ejemplo inmediato de lo que nunca debe hacerse si no se posee algo seguro.
Las empresas contratan a su personal basadas en una serie de procesos que no son ajenos para el candidato, quien al final acepta la oferta y las condiciones del contrato que se le ofrece. Si al cabo de un tiempo las condiciones no satisfacen las expectativas del empleado, descubre que aquello que lo identificaba con la empresa ya no le es atractivo o advierte que no es posible, por condiciones ajenas, continuar ofreciendo sus servicios en esa organización, resulta poco profesional que vocifere de manera elocuente y descarada su incomodidad. Es más apropiado mantener el ritmo y la calidad de trabajo que se ha venido ofreciendo con el tiempo y comenzar a utilizar los recursos externos para ubicar un nuevo escenario laboral. En estos casos es prudente:
1. No hacer del conocimiento general su descontento: Como ya se señaló, manifieste a su supervisor las expectativas no cumplidas y su estado emocional con relación al trabajo que realiza. No lo haga público, puede que esté pasando simplemente por un mal momento y éste desaparezca o que no logre completar el proceso de selección en la otra empresa y su imagen se vea afectada en la que actualmente trabaja, si es ese el caso. Manifestar descontento no siempre es bien visto por los supervisores, pero con certeza será lo primero que recuerden al momento de evaluar su desempeño en la organización y tomar decisiones al respecto.
2. Maneje con discreción el proceso del salto: Procure ser entrevistado fuera de su horario de trabajo, en días no laborables para su empresa o en horas de almuerzo. No descuide su trabajo actual. No comente con personas ajenas a su circulo más cercano sus búsquedas o entrevistas hasta que no esté completamente seguro que ha sido seleccionado y se disponga a retirarse de la empresa, salvo que ello sea una ventaja competitiva para usted y pueda mejorar su condición en el trabajo que actualmente ocupa, en el caso de que desee continuar en él. No insinúe ni sugiera su deseo de saltar a personas que no posean la capacidad operativa de mejorar su condición dentro de la empresa (si su deseo es quedarse en ella), pues lo que generará con ello será una serie de eventos y comentarios que no le serán útiles.
3. Mimetice: Salvo que sea una ventaja, mantenga la postura, no resalte ni se muestre ansioso, confúndase con el entorno si su deseo es retirarse de manera profesional. Como ya se señaló, las empresas aún practican la consulta de referencias y no es prudente dejar una mala imagen en la empresa que se abandona.
 

Sexto principio: Si va a dar un salto evalúe sus talentos. Si usted no los tiene, con certeza otro los tendrá.
Aunque suelen ser insectos solitarios, los saltamontes no siempre se encuentran en esa condición, y en ciertas oportunidades se concentran en grandes bandadas cuya simple descripción produce ansiedad sólo de imaginarla, ya que generan importantes daños al ambiente. Cuando esto ocurre pueden librarse verdaderas pugnas por los espacios y los alimentos disponibles, en donde sólo gana el saltamontes más apto.
Resultaría ingenuo suponer que se es el único profesional que desea saltar a otro escenario. Las cifras de profesionales que han entendido y se han convertido en verdadero talento empleable cada día es mayor, y eso ha generado una enorme concentración de profesionales disputándose buenas posiciones en el mercado laboral. En este caso no sólo es importante saltar primero, sino poseer las competencias requeridas para asegurar la posición deseada. Es por ello que en las empresas actualmente se exigen mayores niveles de estudios y otros conocimientos. La finalidad de tal práctica es reducir la comunidad de postulantes y poder escoger entre los mejores.
 

Reflexiones finales
Cambiar de empleo representa una responsabilidad mucho mayor que buscar trabajo. Principalmente porque en el último caso no se producen daños a terceros por una ruptura abrupta o indeseada, no hay dependencia y las decisiones recaen del interesado y su correcta coestimación con una sóla empresa. Pero cuando se está empleado existe un código de ética que ha de respetarse, pues el empleo es algo serio y valioso. Basándose en esta última afirmación, es importante destacar que tanto la empresa como el empleado son responsables de generar la necesidad de buscar otros horizontes.
Las empleadores deben ser lo suficientemente abiertos, honestos y definitivamente claros al momento de contratar. Eso evita la generación de expectativas erradas en las personas que se sienten interesadas por un cargo en particular. Pero eso no es suficiente: las organizaciones deben poseer sistemas de rotación y estímulo para que sus empleados, en cualquier área, no caigan en la monotonía y el empleo no pierda la condición de reto. En la actualidad se sabe que una persona no debería pernoctar en un mismo nivel de conocimiento o cargo por más de cinco años, salvo que su capacidad de innovación y creatividad se muestren activas y en ascenso. De lo contrario la misma organización estaría alimentando la fuga de personal valioso que practicaría de manera consciente o no la Teoría del Saltamontes.

Por otro lado los empleados deben administrar correctamente sus expectativas y no esperar más allá de lo que es posible recibir de las empresas. Estos también son responsables de las decisiones que la organización toma con relación a ellos, pues la empresa parte de acuerdos preestablecidos, comentados y discutidos durante la contratación en la mayoría de los casos. Si bien es cierto que por las condiciones actuales del mercado laboral no están como para sentarse, tomarse un tiempo y escoger la que mejor convenga, debido a la escasez de ofertas, no es menos cierto que resulta irresponsable quejarse y demostrar inconformidad de las condiciones laborales una vez que se ha escogido un empleo bajo la premisa “es mejor esto que nada”.

Pero en el caso al que se refiere la Teoría del Saltamontes, la visión es otra. Esta pretende orientar al profesional que ha alcanzado un número importante de años en una posición determinada y que no ve la posibilidad de seguir creciendo dentro de la empresa en la que labora, incluyendo a esas personas que sienten que ya lo han dado todo por la organización y sueñan con tener la oportunidad de agregar valor a otras que realmente lo necesiten, ya que es necesario no ser sólo parte del cambio sino también ser capaces de generarlo, lo cual demanda planificación, preparación y precisión. De lo contrario se estarían obviando principios inalterables de la administración y dejando a la suerte lo que debería ser la consecuencia de una decisión bien pensada y sustentada.

Si se desea saltar a un nuevo escenario laboral, vale la pena repasar los seis principios que expone la Teoría del Saltamontes y responder de manera objetiva los cuestionamientos que ella sugiere y reflexionar sobre sus postulados, ya que su planteamiento obedece a garantizar el éxito en esa meta laboral.

 Recuerde siempre los seis principios de esta interesante teoría:
·         Agudice sus sentidos, lea e interprete las señales.
·         No pruebe suerte, planifique el cambio y estudie las variables.
·         Mantenga su trabajo al día y sus conocimientos actualizados; esté siempre preparado para saltar.
·         Si piensa saltar no lo divulgue ni dé indicios obvios de que lo hará.
·         Esté atento a las oportunidades y amenazas de su entorno, del mercado y de las condiciones socioeconómicas antes de decidir saltar pues ¡dos ojos no son suficientes¡
·         Si va a dar un salto, evalúe sus talentos; si usted no los tiene, con certeza otro los tendrá

Buena Suerte!