Me siguen

Google+ Followers

miércoles

Todo es... como debe ser

Las Cuatro Leyes Espirituales de la India...



Dice así el texto:

La primera dice: 

"La persona que llega es la persona correcta", es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, nos permite  aprender y avanzar en cada situación. 

La segunda ley dice: 

"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido"

Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: "si hubiera hecho tal cosa...hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así, es un orden natural que permite la realización de la armonía para una adecuada relación entre las partes y el todo.  Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo. 

La tercera dice: 

"En cualquier momento que comience es el momento correcto". 

Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará. 

Y la cuarta y última: 

"Cuando algo termina, termina". 

Simplemente es así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que...

 ¡ Ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado! 

Esto no quiere decir que no tengamos libertad de pensar, elegir y actuar, desde luego que la tenemos, pero tambien debemos conocer y aceptar la existencia de un orden para que exista una armonía... un conocimiento... un complemento  con el propósito de entender y aceptar muchas de las cosas que nos suceden y que en los momentos actuales de nuestra evolucion aún no comprendemos.

Somos cocreadores de vida y si reconocemos que todas las fuerzas o leyes fundamentales son por su naturaleza desconocidas, lograremos descubrir una fuerza que nos ayuda a elevarnos y a colocarnos en el camino correcto hacia la felicidad, la libertad y la paz del espíritu.

Entender que existe una poderosa y misteriosa ley de guía interior es aceptar que a pesar de ser aún desconocido para nosotros el orígen y la causa de la  totalidad de sucesos que nos ocurren , siempre habrá una guía que ayudará y dirigirá nuestros pasos para permitir transformar nuestra vida, para encontrar una respuesta a cada problema...  y entender que así es como debe ser, esa asombrosa Ley es : La Inteligencia Infinita, es la Fuerza de Dios en acción.

Me gustaría conocer tu punto de vista y tu opinión...



viernes

Si un perro fuera nuestro maestro...

Mi hija menor tiene de mascota un lindo perrito llamado SAM, en ocasiones me quedo observándolo y realmente  ha sido un maestro para mí, he aprendido de él tanto... que hoy me gustaría compartir con todos esta reflexión: Ser felíz y hacer felíz a los demás es muy sencillo, es cuestión de actitud... y de amor.

Sam... vive sencillamente, nos ama profunda y generosamente, cuando estamos todos en casa se siente muy felíz y lo demuestra, al salir a nuestras ocupaciones diarias se queda apesadumbrado, pero espera nuestro regreso con paciencia, y... muchísimas otras cosas hace SAM, por eso  pienso que si un perro fuera nuestro maestro, aprenderíamos  cosas como:

... Cuando tus seres queridos lleguen a casa, siempre corre a saludarlos.
... Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.
... Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea un éxtasis.
... Duerme  la siesta, cada vez que puedas.
... Estírate antes de levantarte.
... Corre, salta y juega todos los días.
... Mejora tu atención y deja que la gente te acaricie.
... Evita morder, un simple gruñido será suficiente.
... En días de sol, acuéstate de espaldas en el pasto.
... Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y recuéstate a la sombra de un árbol.
... Cuando estés feliz, baila y mueve todo tu cuerpo.
... Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.
... Sé leal.
... Nunca pretendas ser algo que no eres.
... Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.
... Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazle sentir que estás ahí...

 Y DISFRUTA CADA MOMENTO DE CADA DÍA!!!

miércoles

El sol siempre vuelve a brillar

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes. (Khalil Gibran)

Te doy el nombre de Pandora, ¡oh, graciosa doncella! -dijo Zeus-. Tu nombre significa la mujer “de todos los dones”. A los que acabas de recibir añado éste mío. Se trata de éste cofrecillo que llevarás contigo cuando bajes a la Tierra. Contiene todos los males que pueden hacer llorar, sufrir, destrozar a los hombres. Guárdate, pués, de abrirlo por nada del mundo. Si lo hicieras, los males se esparcirían por la Tierra, mientras que aquí permanecerán encerrados, eternamente presos, sin que puedan perjudicar a nadie...

La curiosidad de Pandora, poco a poco, empezó a inquietar su pensamiento. ¿Qué contenía el precioso cofrecillo regalado por Zeus? ¿Todos los males? ¿Y si abriese apenas un poquito la tapa y mirase con precaución por la rendija para ver cómo eran?
Pandora levantó la tapa, e inclinó el rostro hacia la breve abertura, pero tuvo que apartarse rápidamente, presa del mayor espanto. Un humo denso, negro, acre, salía en enormes espirales del cofre, mientras mil horribles fantasmas se dibujaban en aquellas tinieblas que invadían el Mundo y oscurecían el Sol.
Eran todas las enfermedades, todos los dolores, todas las fealdades y todos los vicios. Y todos ellos, rápidos, incontenibles y violentos, salían del cofre irrumpiendo en las tranquilas moradas de los hombres.
En vano, Pandora trataba afanosamente de cerrar el cofre, de cortar el paso a los males, de remediar el desastre. El Destino inexorable se cumplía y desde entonces la vida de los hombres fue desolada por todas las desventuras desencadenadas por Zeus.

Cuando todo el humo denso se esfumó en el aire y el cofre parecía vacío, Pandora miró al interior, y vió todavía un gracioso pajarillo de alas tornasoladas. Era la Esperanza.
Se apresuró a cerrar el cofre impidiendo así que la Esperanza se escapara al igual que todo lo que había contenido en su interior.

De ésta manera se conserva guardada en el rincón más profundo de nuestros corazones la Esperanza de los hombres.


La esperanza es un detonante. Cuando la tenemos se desencadena en nosotros un deseo de luchar, un ánimo especial para afrontar cada una de las actividades cotidianas, incluso las más difíciles. Ella nos permite adquirir el fuerte deseo de seguir adelante cuando nuestras fuerzas nos abandonan y la voluntad necesaria para renunciar a nuestros sueños aún cuando el camino es una cuesta casi imposible de remontar.

La esperanza da sentido a la vida. La esperanza es un detonante para ponernos en marcha y enviarnos a trabajar con fuerza detrás de un ideal. En la práctica, trabajamos, nos movemos y actuamos porque tenemos la esperanza de llegar a alguna parte, de lograr un objetivo, de alcanzar una meta o hacer realidad un sueño.

La esperanza nos ayuda a soportar ciertos momentos de la vida en que la dificultad amenaza con destrozarnos el cuerpo y el ánimo. Además, nos brinda consuelo como un bálsamo en la herida y nos ayuda a pasar esos momentos de angustia en que parece que todo terminará y no resistiremos.

Tomado de www.valores.humanet.co

martes

¿Por qué seguir aferrados al sufrimiento?

Buscando temas para mi blog me encontré con  esta página que está dedicada a las mujeres, sin embargo, sabemos que en cuestiones de amor, hombres y mujeres sufren y se aferran a este sentimiento doloroso,  que debemos superar para continuar con nuestra vida, recobrar la esperanza y volver a ser felices.

Atrás queda lo malo, demos paso a lo bueno en nuestras vidas, es un articulo de Toda Mujer es Bella, con autoria de: Shoshan .
Publicado con permiso.




El pasado es parte de nosotros, incluso los errores y sufrimientos del pasado lo son. Pero a veces le damos demasiada importancia al pasado y lo convertimos en nuestro eterno presente.
¿Por qué nos aferramos al sufrimiento?
¿Por qué no olvidamos?
¿Por qué nos seguimos comiendo la cabeza por el pasado?
Pero atrás no hay nada bueno ni rescatable, atrás sólo hay heridas, olvido, dolor y la indiferencia de la persona que se fue. Y pese a todo, se han formado murallas en el alma de quien no quiere dejar el pasado ir.

¿Por qué seguir aferrados al sufrimiento? La vida es demasiado hermosa como para seguir sufriendo por lo pasado. Si nos pasamos el tiempo mirando atrás nos perderemos lo que está delante nuestro...

El amor... la alegría... los deseos de vivir dejemos definitivamente atrás el dolor y las ganas de no seguir viviendo. De eso créanme, ya hemos tenido suficiente. No tiene sentido querer retomar lo que dejamos atrás. El renunciar es más digno, debemos amarnos a nosotros mismos más, lo suficiente como para no permitir que sigamos encerrados en esos barrotes del pasado.
El pasado ya pasó y nadie ni nada lo podrá cambiar, el presente está delante con muchas puertas abiertas para reír, para amar y ser amados. Hay lugar para que llegue la persona adecuada a nuestras vidas, hay lugar para esos deseos de ser amados...

¿Por qué negarnos a ser felices?

 ¡Basta de pensamientos que destruyen el alma y los sentimientos! Todo esto sólo provoca que nos convirtamos en nada o en nadie, así que ánimo,  hay mucho más por lo cual vivir, conocer y descubrir. Queda mucho por descubrir dentro de cada una de nosotros, mucho más que aún podemos hacer y dar… Dar, sí, dar... esa acción que nos hace más nobles y dignos.

Cuando se cierra una puerta, otra se abre...Todos merecemos más......Ser felices y estar agradecidos por todas las cosas que nos pasa y sucede, pues de toda experiencia se aprende y de todo dolor nace un gran perdón que nos hace mejor personas.
Sonrían, que ello es buena medicina para el alma y cojan su saco de dolor de sufrimiento heridas y todo aquello que no deben seguir cargando y tírenlo por un precipicio tan profundo que nunca más se deje ver el dolor, las lagrimas, el sufrimiento y la soledad. Caminen erguidos con la frente en alto, porque en ese camino Dios les pondrá la persona con un corazón conforme al de ustedes y serán tan felices que nunca más se acordarán de las cosas que vivieron. Todo lo vivido y sufrido será como aguas que pasaron, recuerden lo que les digo y tengan el corazón abierto, para ayudar y dar al que necesita una palabra de aliento, a su debido tiempo Dios se lo devolverá doblemente, quiéranse, valórense y no se dejen vencer.
Siempre sacamos lo mejor, incluso de lo peor que nos ha tocado vivir, somos criaturas de amor valentía y progreso.
Recuerda:
Repasa tu vida... pero decide ser feliz, viviendo cada día como si del mejor se tratase. Donde antes había dolor, ahora ya no lo hay, pues queda la esperanza, así que mira la vida con amor.
© Autor: Shoshan

Dimensionando correctamente a la MUJER

Una reflexión de Gabriel García Márquez...


UNA MUJER EXQUISITA.....!

Si aún no ha pasado el bisturí por tu piel, si no tienes implantes de silicona en alguna parte de tu cuerpo, si los gorditos no te generan trauma, si nunca has sufrido de anorexia, si tu estatura no afecta tu desarrollo personal, si cuando vas a la playa prefieres divertirte en el mar y no estar sobre una toalla durante horas, si crees que la fidelidad sí es posible y la practicas, si sabes cómo se prepara un arroz, si puedes preparar un almuerzo completo, si tu prioridad no es ser rubia a como de lugar, si no te levantas a las 4:00 a.m. para poder alcanzar a hacerte el blower, si puedes salir con saco de sudadera tranquila a la calle un domingo sin una gota de maquillaje en el rostro... ESTÁS EN VÍA DE EXTINCIÓN....

 EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA (por Gabriel García Márquez)

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, si no aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz. Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida. Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño temporalmente por hacer felices a los demás. Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes...Los que estamos fuera de foco somos los hombres ) sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama.
Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un HOMBRE........UN HOMBRE EXQUISITO es aquel que valora a una mujer así...... Que se siente orgulloso de tenerla como compañera.... Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento... Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y atender tripones, hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes... La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser 'Muy machas' nos llevan gran recorrido... ¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el regalo solamente por la vistosidad de su empaque... ¡Tonto y mil veces tonto el hombre que come mierda en la calle, teniendo un exquisitímo manjar en casa.!

Gabriel Garcia Marquez

viernes

¿ Eres CARPA... TIBURÓN... o DELFÍN ?

El autoconocimiento nos permite descubrir aspectos de nuestra psicología que estan en nuestro interior y que es necesario sacarlos a la luz para verlos de una forma más clara, sin juzgamientos, con aceptación total pues forman parte de nuestro ser. Si algo en nosotros no está como lo deseamos, lo podemos modificar gradualmente hasta encontrar ese punto en el cual nos sentimos bien, auténticos, capaces de caminar por la vida sin autocastigarnos por ser como somos... es la primera aptitud de la inteligencia emocional, es tener autoestima de calidad.

No es cambiar porque así lo dicen los demás, es buscar mejorar algo que realmente creemos que nos puede estar ocasionando intranquilidad e insatisfacción con nosotros mismos.

En este artículo el Dr. Riveiro describe tres animales para hablar de la actitud pasiva (carpa), agresiva(tiburón) y asertiva (delfín).

 A veces todos actuamos como carpas, delfines o tiburones, lo importante es ser conscientes de cómo interactuamos y abandonar gradualmente esas actitudes agresivas y pasivas si sentimos que nos pueden perjudicar al relacionarnos con los demás.

La carpa sigue la Ley de menor resistencia. Es prácticamente ciega, no está al corriente de lo que sucede, está desconectada de la realidad, no le gusta autoafirmarse, tiene miedo a decir no. Piensa en la vida cotidiana que el Universo es un lugar donde reina la escasez. "No jugaré porque sé que no ganaré". La carpa no ve ni a corto ni a largo plazo, se sacrifica durante toda su existencia. Todas las víctimas del mundo lo son.

El tiburón consigue ver a corto plazo, pero ignora las consecuencias a largo plazo. Siempre quiere sacar ventaja sobre los otros. Juega al juego de Ganar-Perder. No tiene confianza en sí mismo ni en los demás y no inspira confianza a nadie. Piensa como la carpa: En el Universo no hay suficiente para todos, así que yo lograré lo mío, cueste lo que cueste.

El delfín es una alternativa que tienen las personas ricas de espíritu que se encuentran más allá de la preocupación por la supervivencia, y significa un cambio de paradigma. La estrategia del delfín consiste en cultivar la confianza en todos los sentidos. Juega al juego de Ganar-Ganar y sabe hacer más con menos. Vive a largo plazo y al mismo tiempo vive atento al presente. Piensa que El Universo es un lugar abundante y hay para todos.

Como veíamos al principio, todos tenemos algo de Carpa... Tiburón o Delfín, reconocer que en este mundo no estamos solos, dependemos unos de otros y querer mejorar algo de nuestro ser con lo cual no estamos del todo conformes, es dar un paso en nuestro autoconocimiento con el propósito de avanzar hacia una vida más armoniosa con el universo y los seres que lo conformamos.

jueves

Cómo tranquilizar a una persona que está fuera de control

El Dr. Weisinger ha dedicado tres décadas ayudando a los individuos y a sus organizaciones a mejorar su efectividad personal y laboral, por medio de innovadoras aplicaciones de la psicología clínica, social, personal y más recientemente evolutiva, con la publicación de su último libro, The Genius of Instinct...
Debido a que logra impulsar en otros el manejo de sus emociones para que resuelvan conflictos con “habilidades emocionalmente inteligentes”, es reconocido y buscado por las empresas y escuelas líderes, así como agencias gubernamentales de gran influencia...
Su entrenamiento y práctica clínica, le han permitido descifrar las complejidades de las emociones, “en cómo ofrecer y aceptar la crítica, en el tiempo donde la palabra preferida era retroalimentación”...


En esta ocasión encontré un artículo donde el Dr. Weisinger nos enseña de forma sencilla lo que podemos hacer para ayudar a tranquilizar a una persona cuando está fuera de control, estoy segura que en algún momento estas recomendaciones nos pueden ayudar... para que ayudemos a otros...



Si no tranquilizamos a una persona que está fuera de sí, no hay posibilidad alguna de ayudarla.


Tranquilizarse significa reducir la ansiedad emocional. Una de las técnicas que no suele funcionar es pedirle a la persona que se relaje o se calme; la respuesta habitual suele ser la contraria.


Para esto, Weisinger propone dos técnicas: el apaciguamiento y reorientar la conversación... actuar de la forma siguiente: Indiquémosle que tome asiento: Cuando deje de caminar de un lado a otro estará más relajado.
Ofrezcámosle algo de beber: Cualquier bebida que no tenga cafeína ayuda a enfriar los ánimos.


Pidámosle que hable más lento: “Quiero oír lo que me tienes que decir, pero no puedo si hablas tan aprisa”. Al hablar mas lento se reduce el grado de ansiedad.


Debemos ofrecerle un “tiempo muerto”: Reduce la velocidad de respuesta de las emociones. Digámosle que tenemos que hacer una llamada, u otra cosa urgente, con esto le damos tiempo para respirar y reducir la tensión.


Una vez que tenga sus emociones bajo control, podemos empezar a dirigir la conversación por un mejor camino.


Una persona que está enfadada o ansiosa, tiende a repetir las mismas frases una y otra vez, con lo cual se sumerge más en el estado emocional en que está. Incluso después de sentarse y beber agua, en su mente sigue repitiendo estas mismas frases. “No puedo, esto es demasiado”. Además, generalmente, tienden a exagerarlo todo, convirtiendo la situación en una catástrofe: “No lo lograré  y perderé... el negocio... la mujer (hombre) de mi vida... Soy una basura... nunca saldré de problemas... será la ruina total, etc, etc".


Weisinger propone que debemos interrumpirla y romper el círculo vicioso haciendo que vea el problema de una manera diferente; una forma de conseguirlo es ofreciéndole perspectivas alternativas:
 “Realmente, considero que no debes preocuparte de esa forma, estoy seguro de que podrás resolverlo, como has hecho en otras ocasiones”.

Es importante conocer un poco sobre estos temas, realmente podemos prestar un primer auxilio a quien está fuera de si, si sabemos cómo hacerlo, igualmente debemos estar serenos primero nosotros, realizar los mismos pasos, sentarnos por unos momentos, tomar un vaso de agua... reflexionar por unos minutos qué vamos a decir, no permitir que las emociones del otro nos saque de casillas, respirar hondo y pausado, dejar de lado los temores y la ansiedad y proceder con total confianza.

Si una persona se sale de casillas constantemente y por cualquier circunstancia es conveniente intentar que la atienda un psicólogo o una persona experta en el manejo de estas situaciones, algo no está bien y a tiempo se le puede iniciar un tratamiento que le ayude a superar sus problemas.

martes

Intoxicación Afectiva


Para amar no hay que "morir de amor"... sufrir, desvanecerse, perder el norte, ser uno con el otro o perder la identidad: eso es intoxicación afectiva.

Cuando confundimos el enamoramiento con el amor, justificamos el sufrimiento afectivo o su conmoción...arrebato... agitación y terminamos enredados en relaciones negativas que nos amargan la vida, porque erróneamente pensamos que, "así es el amor".

A veces, nos encontramos con parejas tan incompatibles que nos preguntamos...

¿Cómo  llegaron a estar juntos?

¿Es que acaso estaban ciegos?

Y la respuesta es que, en cierto sentido, sí lo estaban. No una ceguera física, sino emocional: el sentimiento decidió por ellos y los arrastró como un río salido de cauce. El amor tiene una inercia que te puede llevar a cualquier sitio, si no intervienes y ejerces tu influencia. Morir de amor, asimismo, es morir de desamor: el rechazo, el insoportable juego de la incertidumbre y de no saber si te quieren de verdad, la espera, el imposible o el "no" que llega como un baldado de agua fría. Es humillarse, rogar, suplicar, insistir y persistir más allá de toda lógica, esperar milagros, reencarnaciones, pases mágicos y cualquier cosa que restituya a la persona amada o la intensidad de un sentimiento que languidece o que ya se nos fue de las manos.

Infinidad de personas en el mundo han quedado atrapadas en nichos emocionales a la espera de que su suerte cambie, sin ver que son ellas mismas quienes deben hacer su revolución afectiva.

Cada quien reinventa el amor a su amaño y de acuerdo con sus necesidades y creencias básicas, cada quien lo construye o lo destruye, lo disfruta o lo padece.

Morir de amor no es un designio inevitable, una determinación biológica, social... puedes establecer tus reglas y negarte a sufrir inútilmente.

Puedes leer completo el manual: http://www.walter-riso.com/capitulos/manual-para-no-morir-de-amor.pdf

domingo

Haz las paces con tu pasado para que no destruya tu presente...



ORACIÓN DEL PERDON - Paulo Coelho - Traducción Karen Molina

Las lágrimas que derramé, yo perdono.
El sufrimiento y las decepciones, yo perdono.
Las traiciones y mentiras, yo perdono.
Las calumnias y las intrigas, yo perdono.
El odio y la persecución, yo perdono.
Los golpes que me dieron, yo perdono.
Los sueños rotos, yo perdono.
Las esperanzas muertas, yo perdono.
El desamor y la envidia, yo perdono.
La indiferencia y la mala voluntad, yo perdono.
La injusticia en el nombre de la justicia, yo perdono.
La ira y el maltrato, yo perdono.
El abandono y el olvido, yo perdono.
El mundo con toda su maldad, yo perdono.


La pena y el resentimiento, los sustituyo con comprensión y entendimiento.
La rebeldía, la sustituyo con la música que sale de mi violín.
El dolor lo sustituyo con olvido.
La venganza, la sustituyo con victoria.


Seré capaz de amar por encima del desamor.
Dar incluso cuando estoy despojada de todo.
Trabajar feliz incluso cuando estoy en medio de todos los obstáculos.
Secar las lágrimas, incluso cuando aún estoy llorando.



Si confias en ti y usas todo lo que tienes... llegarás

Este hermoso vídeo de Paulo Coelho, subido por Eloy Cánovas tiene un gran significado para todos los que intentamos, confiamos y usamos todo lo que tenemos y estamos dispuestos siempre a dar un paso más en nuestro caminar por la vida.

Recúerdalo siempre, te será de gran ayuda!!



Nadie... alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo.
Nadie... camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces.
Nadie... recoge cosecha sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra.
Nadie... mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega a puerto sin remar muchas veces..............
Nadie.....



http://paulocoelhoblog.com/

viernes

Y UNO APRENDE...


Después de un tiempo
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano y encadenar un alma
y uno aprende que el amor no significa acostarse
y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender…

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas
con la cabeza alta y los ojos abiertos
y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy
porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes…
y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo
uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar
que uno realmente es fuerte
que uno realmente vale
y uno aprende y aprende…
y con cada día uno aprende.

Con el tiempo aprendes
que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro
significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes
que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos
sin pretender cambiarte,
puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que
si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad
irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes
que los verdaderos amigos son contados
y que el que no lucha por ellos
tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes
que las palabras dichas en un momento de ira
pueden seguir lastimando a quien heriste durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace
pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes
que si has herido a un amigo duramente
muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que
aunque seas feliz con tus amigos
algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta
de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta
de que el que humilla o desprecia a un ser humano
tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones
o desprecios multiplicados al cuadrado.

Con el tiempo comprendes que
apresurar las cosas o forzarlas a que pasen
ocasionará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad
lo mejor no era el futuro
sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante …

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo…

Desconozco su autor.

jueves

Viviendo en positivo

El hecho de vivir en una sociedad con una cultura basada en el miedo, indudablemente que esto afecta tanto nuestro comportamiento como  las decisiones que tomamos.
Generalmente y para no sentirnos mal, todo nos lo pensamos mucho antes de dar cualquier paso, o tomamos demasiadas precauciones para controlar nuestra seguridad, y lo que realmente estamos haciendo es fijando aún más patrones mentales de inseguridad y peligros, que los hay, pero no tantos como creemos, y nos volvemos desconfiados para evitar que nos hagan daño, sin entender que el mayor daño nos lo estamos haciendo nosotros mismos.

Dependiendo de cómo interpretamos la realidad que nos rodea, ésta afecta a nuestra felicidad... a cómo nos sentimos y cómo actuamos con los demás.
Si aprendemos a gestionar mejor nuestras emociones y cambiar nuestra actitud delante de los problemas diarios, simplemente nos convertimos en personas que vivimos en positivo.


Ser feliz o más feliz, actuar de acuerdo con nuestros valores, encontrarle sentido a la vida es fácil, solo hay que no ponerle obstáculos a nuestros pensamientos y a nuestras palabras.
Constantemente hacemos lo contrario, nos boicoteamos con el lenguaje que utilizamos, recordemos que elaboramos pensamientos con palabras que influyen en nuestro estado de ánimo y en nuestra actividad o inactividad, por ejemplo, frente a un escritorio desordenado, seguramente pondremos obstáculos tales como: "no tengo tiempo", "ahora no puedo", "no se por dónde comenzar", "después lo hago", "que aburrido", etc, etc. y así con todo lo que sabemos que debemos hacer: la cita para ir al dentista... la revisión de... etc, sin darnos cuenta nuestra mente con una habilidad del 100% hacia la negatividad e imposibilidad logramos el objetivo de no lograrlo.
Al decir "que aburrido" el cuerpo inmediatamente obedece y caemos en la inactividad, cuando decimos "después lo hago" o "no tengo tiempo" lo que sucede es que posponemos, implica un futuro muy amplio y al no tener la mente la precisión del tiempo, no hace nada.


En cambio es increible la respuesta que obtenemos cuando cambiamos nuestro diálogo interior y dirigimos nuestros pensamientos para que trabajen a favor nuestro, si decimos "lo hago rápido y sin esfuerzo", o "me organizo para hacerlo", la mente se aplica para seguir instrucciones y el cuerpo por lo tanto también se pone en la misma frecuencia.



De la misma forma sucede con todo, si pensamos en positivo, nuestras palabras serán en positivo al igual que nuestros actos, en nuestra mente, sin darnos cuenta, la estaremos cargando de habilidades al 100% de positivismo y al hacerlo vivimos en positivo y por ende logramos todo lo que nos proponemos.








miércoles

¿Podemos mejorar la educación de nuestros hijos?

Desde luego que SI...
Si aprendemos cómo hacerlo podremos educar a nuestros hijos con valores, amor, confianza en sí mismos, sin tantos miedos ni culpas... es hora de cambiar esa forma autoritaria por una que les permita vivir y enfrentar la vida de forma sana, positiva, activa y seguros de su propio valor.

Básicamente los niños aprenden con el ejemplo, de ahí la importancia de conocernos y lograr mejorar primero nosotros para poder por medio de un buen ejemplo y valorándolos, educar mejor a nuestros hijos.

Este post de Ismag  que encontré en su blog http://laspiezasdeunpuzzle.blogspot.com/ "Conversaciones con la Vergüenza", es un claro ejemplo de cómo hoy en día algunos padres educan a sus hijos y los posibles errores que  están cometiendo.

-  Ve a hacer pipi tu sólo cariño, ya eres mayor y tendrías que saber.          …….(el niño no puede razonar ni entender el por qué de la exigencia pero si la capta y siente la vergüenza que va implícita en cada exigencia)

-          Buaaa!!!!
-          Que te pasa? Te has hecho daño?
-          Buaaa!!!!  
-          Anda si no tienes nada!! Venga, no llores, que no es nada!
-          Buaaa!!!!
-          Vamos! Deja de llorar!, que eres muy mayor para llorar por una tontería.
-          …… (el niño internamente capta la orden y siente vergüenza por estar llorando)

-          Comételo todo, y no tengas tantas manías, hasta que no acabes no te levantas!
-          …….(el niño aparte de sentirse forzado y tener asco por la comida, se avergüenza de si mismo por ser un maniático)

-          Hijo, te estas manoseando?
-          ……
-          No te toques ahí que está feo / no te toques ahí que no es decente / no te toques ahí que es de guarros / no te toques ahí!
-          ……. (el niño se siente violento, anulado, insultado, avergonzado pero no tiene ni remota idea de por qué)

-          Átate los zapatos tú, no te da vergüenza tan mayor y todavía no saber atarse unos zapatos!
-          …….(el niño se avergüenza por su carencia de habilidad)

-          Dale un beso a la abuela que se va, venga!! A que estas esperando?
-          ……. ( el niño quiere evitar el estirón de mofletes )
-          Que no sabes que es de buena educación despedirte de la persona que se va?
-          ……. ( el niño se avergüenza por no tener esa predisposición)

-          No me gusta este suéter, me quiero poner el otro.
-          Da igual uno que el otro, venga póntelo y déjate ya de tonterías eh!
-          Noooooo, este nooo!
-          Que no tengo todo el día, a ver si te lo voy a tener que poner yo!
-          …… (el niño quiere llorar y se avergüenza por estar lleno de tonterías)

-          Dejar de hacer ruido que estáis molestando a los vecinos!
-          ………  (los niños siguen jugando porque es que son niños)
-          Que no tenga que volver a repetirlo: ¡dejar de hacer ruido!
-          ……… (los niños no entienden que mamá/papá esté colérico)
-          Se acabó, fuera de aquí…. (puede haber alguna torta o solo un empujón)
-          ………(los niños realmente no entienden nada, ya que ellos no hablan con los vecinos ni tampoco tienen el sentimiento de culpa de los padres: el famoso “!que dirán [los vecinos]!”)

-          Ves al cajón, coge el destornillador y tráemelo.
-          ¡No lo he encontrado! Creo que no está en ese cajón.
-          Ves otra vez y esta vez fíjate bien, tiene que estar.
-          ¡No está, no lo veo!
-          Brrr! Si es que tengo que hacerlo todo yo, aparta, que ya voy yo.
-          …… (el hijo no ha encontrado el destornillador y se siente un inútil)

-          Haz el favor de hacerte la cama antes de irte, y a ver si te arreglas la habitación de una vez, que parece una leonera!
-          Vale, si me da tiempo!
-          No, si te da tiempo no, arréglala que parece que aquí viva un guarro.
-          …… (el hijo se avergüenza porque lo han comparado con un guarro)

-          No arrastres los pies!!  Es que no sabes andar normal??
-          ¡Pero si yo no los arrastro!
-          Pero tu te has visto? Y camina erguido.. que te va a salir joroba como a tu abuelo!
-          …… (el hijo está harto de la misma cantinela además de no poder hacer nada para remediarlo)

-          ¿Ya estas otra vez comiéndote las uñas? ¡zas! ¡no te chupes los deos que luego te huelen las manos!
-          ¡Ay, déjame! No puedo evitarlo, no me doy cuenta!
-          Mira que manos mas feas tienes… Te voy a echar aceite de ricino y ya verás como no las muerdes!
-          ¡Joder! Pero mamá, me quieres dejar tranquilo ya!
-          ¿Y esa lengua? Cuantas veces tengo que decir que no me gusta que digáis palabrotas.
-          Pues el papa las dice! Y a él no le dices nada!
-          Tu padre ya es mayor, pero vosotros tenéis que aprender a hablar bien.
-          …..[El hijo solo piensa que no puede evitarlo y que su madre es una pesada, él es el primero que preferiría no tener esos dedos horribles pero no puede evitarlo, los nervios le obligan, y su madre solo ayuda a ponerlo mas nervioso y hacerle sentir peor]


Con la falsa idea de que los niños aprenden o por las buenas o por las malas, los padres creen que avergonzándolos más que valorándolos consiguen que los niños se espabilen. El resultado son niños que se sienten menospreciados y que no confían en sí mismos para enfrentar la vida.  La gente cree que educa a sus hijos diciéndoles lo que tienen que hacer, pero los niños no razonan como adultos ni siquiera habiendo llegado a ser adolescentes,  así que no entenderán nunca las razones de ninguna manera pero perciben la carga emocional. Los niños solo imitan, la educación consiste en dar ejemplo con la propia conducta y en valorarlos, avergonzarlos solo los hace creer que no son aptos y los incapacita para desenvolverse por si mismos por el miedo a ser juzgados.

martes

No concentrarnos en lo que no nos gusta...

... ver que realmente podemos cambiar para no continuar en lo mismo... repitiendo errores.
Excelente artículo de J.L Cano Gil, Psicoterapeuta y escritor. Os dejo con el.

La transformación interior
 
"Como buen admirador de Lao Tsé  y del Zen , temo que no es mucho lo que podemos "hacer" por mejorar la realidad. En cambio, sí podemos "no-hacer", es decir, dejar de hacer muchas cosas que lo perjudican y, así, prevenir males mayores y evitar nuestra complicidad con los grandes dañadores del planeta. Esto requiere, en mi opinión, no tanto grandes ideales y consignas, movilizaciones, etc., cuanto un sincero autoanálisis personal. No sólo buscar culpables de los problemas, sino también examinar nuestros propios errores y responsabilidades en ello. Así, frente a cualquier mal, la pregunta clave sería: "¿en qué medida soy yo cómplice del problema, y qué renuncias y responsabilidades estoy sinceramente dispuesto a asumir para dejar de serlo?". Si nuestras reivindicaciones no surgen de semejante actitud, no tardarán en convertirse en nuevas formas de hipocresía y fracaso.

Por ejemplo, si dices "¡Todos por la ecología y contra la contaminación!", pregúntate también: ¿voy a prescindir yo del uso y/o abuso de mi aire acondicionado, calefacción eléctrica, secadora, lavaplatos, exceso de iluminación, aparatos eléctricos de todo tipo, varios automóviles, viajes de placer, doble residencia, acumulación ilimitada de objetos y demás signos de comodidad y estatus...?

Si exclamas "¡Todos contra el gobierno y los bancos", pregúntate también: ¿seguiré votando (según las reglas y partidos que ellos quieren), pidiendo préstamos, pagando con tarjeta, contratando seguros, especulando con mis ahorros, dócil a leyes e impuestos injustos, desinformado y crédulo a la televisión, indiferente a la delincuencia política, etc.?

Si sueñas "¡Todos contra el hambre en el mundo!", pregúntate también: ¿consumo yo en exceso, despilfarro inmoralmente, conozco el origen y los precios reales de las cosas, las compro más baratas pese a ello, a qué empresas e intermediarios beneficia mi consumo, en qué bancos meto mi dinero, denuncio a los saqueadores nacionales e internacionales...?

Si exiges "¡Todos contra el maltrato", pregúntate también: ¿trato bien a las personas de mi entorno, me ocupo personalmente de ellas, sufren quizá trastornos emocionales, entrego innecesariamente a mis hijos a guarderías o escuelas alienadoras, doy buen ejemplo, me ocupo de mi crecimiento personal...?
Y así sucesivamente.

En resumen, como nadie hará nada por nosotros -salvo nosotros mismos-; y como no lograremos nada verdadero si emocionalmente no somos ya aquello que defendemos, la única opción es la de Gandhi: "si quieres cambiar el mundo, ¡cámbiate a ti mismo!" De este modo, tu propia forma alternativa de ser -y su irradiación a las personas de tu entornos- será ahora mismo el pequeño cambio en el mundo que buscabas, y el comienzo de un cambio mayor. Cuantos más seamos, mejor."

Reflexiones de Gandhi...

lunes

Sentimiento crónico de insatisfacción...

... ¿Reconoces que sufres de este mal?
Muchos recurrimos a múltiples satisfactores... materiales, mentales, emocionales y espirituales para sentirnos mejor,  pero casi siempre sin grandes resultados. ¿Porqué?

Vamos por partes... hay 12 áreas que trabajar en cada ser humano, algunas personas creen que si están bien en 3 o 4 de éstas las demás no son relevantes, por el contrario, hay quien necesita que todas estén atendidas a plena satisfacción propia para lograr una vida de bienestar y plenitud, son aquellas que han logrado descubrir su identidad plena, saben qué quieren... para donde van y se enfocan en hacer lo que se tenga que hacer para lograr responder con toda claridad y a su entera satisfacción a cada una de ellas.
  1. Área Emocional.
  2. Área de Pareja.
  3. Área Económica
  4. Área Profesional.
  5. Área de Familia
  6. Área de Salud
  7. Área Social
  8. Área Sexual
  9. Área Relacional.
  10. Área de Trascendencia.
  11. Área de Conocimiento
  12. Área Espiritual
Ahora te invito a calificar cada una de las áreas del 1 al 10... siendo 1 = Muy deficiente, 5= Regular y 10 Excelente, incluye los matices de 2,3,4,6,7,8 y 9; por ejemplo sí una de las áreas no te reporta crecimiento personal sino por el contrario sientes que te tiene insatisfech@  y estancad@  podrías darle calificación de 1; ó bien sí una de las áreas todavía no está como tu quisieras pero estás trabajando sobre ella y avanzando podrías calificarla de 6 ó 7. O sí una de las áreas está muy bien para ti a tu entera satisfacción entonces podrías ponerle un 9 ó un 10.

Quizá te estés preguntando ¿Qué pasa sí la mayoría de mis áreas tienen calificaciones bajas?, lo que pasa es que vas a tener un sentimiento de insatisfacción crónico en tu vida... ¿tiene solución? , si la tiene, la solución es trabajar en cada una de las áreas o en la que más lo necesite, ¿Cómo?

Por mi experiencia personal  me he dado cuenta que sól@ es muy difícil, se necesita guía y soporte ya que primero la autoconciencia no es fácil, segundo se requiere de voluntad y tercero de herramientas poderosas que nos ayuden en ciertas áreas de vida como por ejemplo el área emocional, es a ésta a la que hay que ponerle más intención para que las otras sean mucho más fácil manejarlas.

Si estas dispuest@ a salir de ese sentimiento crónico de insatisfacción te puedo ayudar, contacta conmigo a través de mi correo carmen.bernal37@gmail.com, encontraremos la solución.
Necesitas de un Coach que te vaya apoyando y guiando pero sobre todo que sea  experto en la cura de emociones y que te pueda también ofrecer poderosas herramientas para lograr tus objetivos de Vida.

sábado

Podemos ser más fuertes que nuestras emociones... autocontrol

Cuando sentimos  una oleada de emociones  que se apodera de nosotros y antes de poder reaccionar ya hemos explotado definitivamente necesitamos... conocer, aprender y practicar el autocontrol.

No es necesario padecer ninguna patología para no saber regular nuestras emociones, a veces son simplemente ciertas carencias o malos aprendizajes que se van sumando hasta convertirse en algo aparentemente más poderoso que nuestra propia voluntad.

El problema con reaccionar impulsivamente ante determinadas situaciones es que siempre terminamos metiéndonos en un problema peor, sin importar que tan perturbadora fue la situación que desencadenó esa reacción en nosotros, nuestro reaccionar es la gota que colma el vaso y terminamos arrepentidos, con vergüenza y sumamente culpables por lo descontrolado de nuestros actos.

Para evitar ser víctimas de nuestros impulsos tenemos que trabajar activamente en mantenerlos a raya, y es un trabajo que debemos perpetuar a lo largo de nuestra vida para poder ser los dueños de nuestro propio destino.
Los impulsos que nos conducen a actuar de maneras negativas deben ser cuidadosamente observados y descritos: me enojo por...,  insulté por...,  comí de más por...,  gasté en compras más de lo que podía por... etc.  

Al simplemente observar,  lo que aprendemos es a no juzgarnos, a no reaccionar y sobre todo a no actuar ante esos deseos. Estamos separando el impulso del objeto del impulso, entrenando nuestro cerebro para no ceder ante ellos. Reconocerlos y nada más es lo que se busca. Es posible tener un impulso y no sucumbir ante él, se llama autocontrol.

 La clave radica sólo en observar, en ser concientes de lo que sentimos, pero no actuar en consecuencia, como si fuéramos espectadores de una película, alejarnos de nosotros mismos y vernos como  el protagonista de una tragedia, ver qué sentimos... qué pensamos... cómo nos vemos movidos a actuar, y sin embargo, como si no se tratara de nuestra propia vida, mantenernos alejados de esa reacción de la cual seguramente nos arrepentiremos después.

La técnica conocida como el surf del impulso nos propone que tomemos una hoja en blanco y escribamos ese observar concientemente de nuestros  impulsos.Con calma luego podemos analizarlos y de esta forma logramos aprender a autocontrolarnos,  debemos alejarnos de la situación actual y sin juzgar, solo observando, describir los impulsos, los pensamientos, sentimientos, sensaciones y las preocupaciones con respecto a la situación que nos molesta.

 SOLO OBSERVA NO ACTUES.

Si lo pones en práctica formaras un hábito que te permitirá sopesar esos impulsos antes de actuar.

Podemos tener miles de pensamientos pero eso no quiere decir que debamos actuar en consecuencia a todos ellos, podemos ser más fuertes que nuestras emociones, podemos aprender a ir más allá de lo que ellas nos dictan. Sé que es un trabajo árduo, pero vale la pena y... mucho!! es estar en control de uno mismo.

Entiende la vida... y trata de entender a la gente

Comparto esta poesia que encontré en internet... nos sirve para valorar la importancia del perfecto equilibrio que debemos buscar y encontrar en nuestra vida.
Existen personas que se van a los extremos y sabemos que todo llevado al extremo es malo. 

Así es la vida

Si eres demasiado bueno...
hipócrita te han de llamar,
si eres indiferente con los demás...
que eres mala persona te dirán.

Si das algo de lo que tienes,
dicen que es por méritos ganar,
si no das nada de ti,
dicen que el egoísmo te ha de matar.

Si trabajas fuertemente,
dicen que es poco el tiempo que les dedicas,
si no trabajas, dicen que el
Primer Premio
a la vagancia ameritas.

Si te gusta estar metido en todo,
bochinchero te llamarán,
si no te gusta meterte en nada,
de antisocial te tratarán.

Si duermes poco y trabajas mucho,
dicen que te vas a desgastar,
si duermes mucho y trabajas poco,
dicen que la pereza te va a matar.

Quién entiende la vida...

Si huyes de donde hay problemas,
cobarde a ti te dirán,
si estás siempre donde los hay,
de busca pleitos te calificarán.

Si vas a la Iglesia a diario,
de fanatismo te acusarán,
si nunca asistes a ella,
como "ateo " te conocerán...

Si nunca sales de casa,
dicen que eres un aburrido,
si sales frecuentemente,
dicen que eres un perdido.

Si eres alguien muy exitoso,
con envidia te tratarán,
si estás feliz con lo que tienes,
"conformista" te llamarán.

Si eres joven y dispuesto,
inmaduro te han de llamar
si eres viejo experimentado,
creen que no hay derecho a opinar.

Quién entiende la vida...

Si caminas a paso lento,
dicen que debes avanzar
si tu paso es muy ligero,
se quejan por no poderte alcanzar.

Si vives la vida en sueños,
que despiertes te pedirán,
si eres demasiado realista,
de inhumano te acusarán.

Si eres amable con todos,
creen que algo has de ocultar,
si eres grosero y pedante,
nadie te ha de soportar.

Si eres honesto y sincero,
como tonto te han de tratar,
si eres todo lo contrario,
siempre te han de criticar.

Si amas y entregas todo de ti,
dicen que mucho sufrirás,
si vives para ti mismo,
dicen que sin amor no vivirás.

Quién entiende la vida... quién entiende a la gente...
 Autor desconocido

 El autoconocimiento nos permite encontrar ese equilibrio tan necesario para entender la vida... a nosotros mismos y a los demás... tolerar  las frustraciones, una mejor aceptación de las adversidades y de esta forma salir fortalecidos ante los inconvenientes que siempre existirán  en la vida.  

jueves

A tí te enseñaré el secreto para ser felíz

Hace muchísimos años, vivía en la India un sabio, de quien se decía que guardaba en un cofre encantado un gran secreto que lo hacía ser un triunfador en todos los aspectos de su vida y que, por eso, se consideraba el hombre mas felíz del mundo. Muchos reyes envidiosos, le ofrecían poder y dinero, y hasta intentaron robarlo para obtener el cofre, pero todo era en vano. Mientras más lo intentaban, más infelices eran, pues la envidia no los dejaba vivir.  Así pasaban los años y el sabio era cada día más felíz.

Un día llego ante él un niño y le dijo: "Señor, al igual que tú, también quiero ser inmensamente feliz.  "Por qué no me enseñas qué debo hacer para conseguirlo"? El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño,le dijo: "A tí te enseñaré el secreto para ser felíz.

Ven conmigo y presta mucha atención. En realidad son dos cofres en donde  guardo el secreto para ser feliz y estos son mi mente y mi corazón y el gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de la vida".

El primer paso, es que debes quererte a tí mismo, y todos los días al levantarte y al acostarte, debes afirmar: yo soy importante, yo valgo, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, espero mucho de mí, no hay obstáculo que no pueda vencer: Este paso se llama autoestima alta.

El segundo  paso, es que debes poner en práctica todo lo que dices que eres, es decir, si piensas que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres  capaz, haz lo que te propones; si piensas que eres cariñoso, expresa tu cariño; si piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, entonces propónte metas en tu vida y lucha por ellas hasta lograrlas. Este paso se llama motivación.

El tercero paso, es que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, ellos alcanzaron su meta, logra tu las tuyas.

El cuarto paso, es que no debes albergar en tu corazón rencor hacia nadie; ese sentimiento no te dejará ser feliz, tú perdona y olvida.

El quinto paso, es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen, recuerda que de acuerdo a las leyes de la naturaleza, mañana te quitaran algo de más valor.

El sexto paso, es que no debes maltratar a nadie; todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.

Y por último, levantate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre en todas las cosas el lado bueno y bonito; piensa en lo afortunado que eres al tener todo lo que tienes; ayuda a los demás, sin pensar que vas a recibir nada a cambio; mira a las personas y descubre en ellas sus cualidades y dales también a ellos el secreto para ser triunfador y que de esta manera, puedan ser felices"...

Tomado de: http://www.leonismoargentino.com.ar/IndiceReflex.htm